placeholder
Redacción Guayaquil
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 0
No 0

En EE.UU. se saca el jugo a los mangos ecuatorianos

Los exportadores ecuatorianos de mango fortalecieron su presencia en el mercado de EE.UU. en los últimos cinco años. Entre las ventajas están los factores logísticos y la variedad de la fruta. Sobre este último punto se destaca la preferencia de los consumidores de ese país por el mango Tommy Atkins.

Esta variedad alcanza los 13 centímetros de largo y tiene un color entre morado y rojizo y una pulpa jugosa. La importancia del mercado de EE.UU., según los productores consultados, está en que ese país consume el 85% de las exportaciones de esta fruta. Este sector genera ventas de cerca de USD 30 millones al año.

Según información de la Fundación Mango Ecuador, una entidad con sede en el Parque Empresarial Colón en el norte de Guayaquil, existen 5 400 hectáreas (ha) calificadas para la exportación. Así mismo, en este año, el nivel de producción deberá llegar a las 9,5 millones de cajas exportables de 4,20 kilogramos (kg).

Para Bernardo Malo, presidente de Mango Ecuador, en el país funcionan tres empacadoras con infraestructura para procesar fruta para el mercado de EE.UU. Este requiere que el mango pase por un tratamiento hidrotérmico (THT) antes de su exportación tanto a ese destino como a México, Nueva Zelanda o Chile.

Para Malo, el mercado de Europa tiene sus limitantes. Llegar a ese continente implica una travesía de cerca de 20 días para el producto ecuatoriano. Sin embargo, en el caso de Brasil, llega en 9 o 10 días de tránsito. “Esto genera una importante diferencia en lo que respecta a la calidad del producto y se ha convertido en una limitante para el mango de Ecuador”.

Según Malo, el cultivo es especial por la generación de empleo. “Entre octubre y enero, se estima que se generan alrededor de 1 500 plazas de empleo directas; en las empacadoras en su mayoría son mujeres”. Así mismo 10 000 personas trabajan en las haciendas en las labores de cosecha.

Rafael Chiriboga es productor de mango en el cantón Palestina (Guayas). Allí posee una propiedad de cerca de 40 ha con la variedad Tommy Atkins. Comenta que la cosecha en el país ocurre en un momento en que no hay producción en el hemisferio norte y sur, es decir de fruta proveniente de México, Perú o Brasil.

Para Chiriboga, la experiencia en la última década hizo que hoy los productores tengan las variedades adecuadas. “Hace una década existían 10 000 ha y hoy, la mitad. Se sembraban variedades no comerciales y muchos quebraron”.

Chiriboga también destaca la asociación entre los productores que se logró con Mango Ecuador. “Es más fácil negociar en cuestiones de logística y otros”.