placeholder
Fotografía de archivo tomada el 29 de septiembre del 2015. El gobierno de Estados Unidos demandó a Volskwagen por la manipulación de valores de emisión en Estados Unidos. AFP

Fotografía de archivo tomada el 29 de septiembre del 2015. El gobierno de Estados Unidos demandó a Volskwagen por la manipulación de valores de emisión en Estados Unidos. AFP

Gobierno de EEUU demanda a Volkswagen por el escándalo de emisiones

4 de enero de 2016 15:58

Volkswagen deberá enfrentar una demanda por la manipulación de valores de emisión en Estados Unidos, donde se presentaron cargos en su contra por la utilización de un software fraudulento y por violaciones de la ley medioambiental local, informó hoy el Departamento de Justicia en Washington.

La demanda civil fue presentada ante una corte federal en Detroit contra el fabricante de automóviles alemán en representación de la Agencia de Protección del Medio Ambiente de Estados Unidos (EPA).

La empresa automotriz alemana está inmersa desde hace meses en un escándalo por la manipulación de motores para simular menores niveles de emisión de gases contaminantes. Ahora podría ser condenada al pago de multas multimillonarias.

El escándalo fue destapado en Estados Unidos en septiembre y la automotriz admitió el error, sin lograr sin embargo un acuerdo con las autoridades sobre cuál será el plan para retirar del mercado las unidades con los programas que alteran valores.

Actualmente hay investigaciones en curso en varios países. La demanda presentada por el Gobierno estadounidense este lunes también está dirigida contra las filiales de VW Audi y Porsche. Según los cargos, los fabricantes incorporaron el software ilegal ("defeat device") en 600.000 unidades con motores diésel con el objetivo de no marcar más de lo establecido por las diposiciones medioambientales.

El Departamento de Justicia norteamericano dijo que se agotarán todos los medios legales adecuados contra VW. La demanda "es un paso importante para proteger la salud pública al buscar que Volkswagen se responsabilice por cualquier contaminación ilegal del aire", señaló. "Aún no conocemos el detalle de la demanda y primero tendremos que evaluarla", se limitó a decir hoy un portavoz de la marca, quien aclaró que estaban en contacto permanente con las autoridades.

De acuerdo con el Departamento de Justicia, las conversaciones con VW para la retirada de las unidades aún no arrojaron una solución aceptable. "Trabajamos en soluciones, pero no podemos hablar públicamente sobre los detalles", dijo un portavoz de VW. 

En Alemania, las acciones para llamar a talleres los autos afectados comenzarán este año. El fiscal de Braunschweig, donde se encuentra una de las plantas de VW, dijo antes de fin de año que se debe analizar un periodo de hasta diez años. La fiscalía investiga también a VW por fraude fiscal. La empresa enfrenta en Alemania la posibilidad de cuantiosas demandas civiles de automovilistas y accionistas.

A diferencia del caso de Estados Unidos, en Alemania no hay una demanda colectiva, sino que cada automovilista que cree haber sufrido un perjuicio debe documentarlo y demostrarlo.