placeholder
El músico británico sostiene que el "pensamiento arcaico" de Dolce & Gabbana está fuera de época, al igual que sus diseños. Advirtió que no volverá a vestir prendas de la marca. Foto: Hugo Marie/ EFE

El músico británico sostiene que el "pensamiento arcaico" de Dolce & Gabbana está fuera de época, al igual que sus diseños. Advirtió que no volverá a vestir prendas de la marca. Foto: Hugo Marie/ EFE

Elton John amenaza el marketing de la firma Dolce & Gabbana

18 de marzo de 2015 11:16

Elton John, Courtney Love, Ricky Martin y Victoria Beckham son algunas de las celebridades que, abiertamente, promueven el boicot contra la marca Dolce & Gabbana.

En términos de mercadeo, esto es lo que se define como una crisis de imagen.

La firma de moda italiana enfrenta un conflicto mediático desde que, en días pasados, sus fundadores Domenico Dolce y Stefano Gabbana declararon al semanario italiano Panorama que no apoyan la familia homoparental. Para ambos, gais, “no es una cuestión religiosa o social, no hay vuelta de hoja; naces y hay un padre y una madre. O al menos debería ser así. Por eso no me convencen los que yo llamo niños sintéticos (fecundaciones in vitro)”.

El músico británico no tardó en pronunciarse al respecto a través de su cuenta Instagram y, públicamente ofendido, recriminó a los diseñadores su atrevimiento al llamar a niños como los suyos “sintéticos”. Además, en la publicación de la red social sostiene que “su pensamiento arcaico (Dolce & Gabbana) está fuera de época, al igual que sus diseños. No volveré a vestir Dolce & Gabbana”.

La artista Courtney Love también hizo lo suyo y a través de Facebook expresó que quería quemar todas sus prendas con la firma italiana. Por su parte Ricky Martin los invitó, a través de Twitter, a amarse a ellos mismos y a recapacitar sobre sus comentarios cargados de “odio”; mientras que Victoria Beckman se sumó al hashtag #BoycottDolceGabbana.

En ese contexto, Perez Hilton, director del blog Perezhilton.com, especializado en noticias de farándula y espectáculo, considera que los comentarios de los diseñadores podrían perjudicar sus relaciones con Hollywood. "Si un estilista o una celebridad tiene otras opciones, no creo que nadie elija Dolce & Gabbana. No sólo han ofendido a las personas homosexuales, han ofendido a gente en todos los ámbitos", sostiene.

No obstante, es un público específico el que accede a prendas originales de la marca y es hacia ese al cual apunta la estrategia para superar la crisis. Un saco de hombre cuesta
USD 1, 100; y un vestido de cóctel puede superar los USD 6 000.

En este caso, según apunta el portal Marketingdirecto.com, la crisis de imagen gira en torno a los valores y normas de la empresa, pero no está relacionada con la calidad del producto. Lo cual es un punto a favor de la marca.

Una de las estrategias principales en el momento de superar un episodio de ese tipo es no mantenerse en silencio. En Forbes.es se sentencia que callar es suicida, pues se suele confundir con una falta de transparencia. Al respecto, los diseñadores italianos han optado por mantener su opinión, la legitiman a través de las redes sociales e incluso, a manera de broma, dicen que perderán a algún fan del músico británico pero ganarán a una madre de familia…

En ese sentido, se recomienda que el departamento de comunicación de la empresa cuente con un plan de crisis comunicacional. La herramienta debe incluir una estrategia a seguir, argumentos. En ocasiones, hacer un ‘mea culpa’ ayuda a demostrar que, a pesar del problema, se intentará resolverlo cuanto antes.

También se aconseja no ignorar las preguntas incómodas de los periodistas, y contestarlas directamente. Es importante que en momentos de crisis la empresa se muestre cercana a sus clientes y dispuesta a ayudar y contestar dudas. Evitar la arrogancia, contestar de forma neutra sin resultar altivo.