Thalíe Ponce Redacción Guayaquil/LÍDERES
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 1
No 0

¿QUÉ PUEDE HACER UN EMPLEADO CON MIGRAÑA?

Tania A., de 24 años, trabaja en el área de recursos humanos de una empresa de turismo. Ella sufre de migraña desde los 15, lo que ocasionó que en diversas ocasiones tenga que ausentarse del colegio para reposar e, incluso, para recibir asistencia en un hospital.

La situación se repitió en su vida laboral. Dos veces en un año, durante su horario de trabajo, tuvo que asistir a una clínica para recibir tratamiento médico debido a fuertes cuadros de migraña.

Para Tania A., lo más difícil no son únicamente los síntomas, sino también la falta de comprensión o conocimiento de quienes la rodean. En su caso, sus superiores han entendido lo que ocurre pero sus compañeros de trabajo creen que es una exageración.

¿Qué exactamente es la migraña? Se trata de un síndrome caracterizado por dolores de cabeza periódicos, generalmente acompañados de náuseas, vómitos y diversos trastornos sensoriales. Así lo explica la médico Carolina Ruiz.

Según el sitio web de la organización estadounidense National Headache Foundation (www.headaches.org), son diversos los factores que pueden desencadenar los ataques de migraña. Entre estos se cuentan la alteración del ciclo del sueño, pasar por alto o demorar comidas, la exposición a luces brillantes, el consumo de ciertos alimentos y el ruido excesivo. Actúan también como agentes desencadenantes el estrés y la depresión.

Ruiz afirma que anteriormente se descartaba el estrés como un motivo. Hoy, se considera uno de los mayores factores que influyen en la migraña. Es por esto, explica, que las personas que trabajan en exceso suelen sufrirla.

Tania A. dice que estos síntomas, cuando se presentan en su horario de trabajo, impiden que siga realizando con normalidad sus funciones. Por esto -asegura-, tener un jefe comprensivo le ayuda a llevar una rutina laboral tranquila y normal, a pesar de que ocasionalmente se le presenta la enfermedad.

Para Rosalinda Villalva, gerenta de la firma Consultoría Gerencial, la comunicación entre jefes y colaboradores es fundamental en esta situación. "Es importante que un empleado sea sincero sobre sus condiciones médicas al momento de ingresar a un nuevo empleo. Esto incluye el sufrir de migrañas".

Villalva añade que el cuadro debe estar respaldado por un diagnóstico médico profesional. De esa manera, los jefes podrán confiar en su personal y saber que deben ser comprensivos cuando el cuadro de migraña se presente.

Por otro lado, Villalva dice que el colaborador también debe poner de su parte. Explica que la migraña puede ser controlada -hasta cierto punto- con dietas y ayuda médica.

Por esto, recomienda que se sigan los consejos de un médico para que la frecuencia de la migraña disminuya. "El colaborador debe ser responsable y seguir su tratamiento. Mientras que el jefe debe respetar el diagnóstico del médico". Añade que debe haber compromiso de ambas partes para que la productividad, al igual que la salud, no se vea afectada.

Recomendaciones El lugar de trabajo.   Las condiciones laborales para quien sufre de migraña deben ser adecuadas. Esto incluye el ambiente físico como el entorno.

El diagnóstico médico. Es fundamental para conocer cuáles son los agentes que generan la migraña y disminuirla. También es un soporte para que los jefes conozcan la enfermedad.

El ejercicio.  Dado que el estrés es un desencadenante, se recomienda que los pacientes practiquen algún deporte, para relajarse .