MCT
Redacción Quito
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 1
No 0

El empleado también pasa por el detector

El uso del polígrafo ya no es solo policial. Desde inicios de la década pasada este método para detectar mentiras se usa a la hora de selección de talento humano.

Actualmente las firmas solicitan los exámenes, especialmente, cuando intentan contratar personal para el desempeño de puestos de confianza, manejo y custodia de valores; también para chequeos periódicos a los empleados.

Esta prueba es un método de detección de los cambios psicofisiológicos involuntarios producidos en el organismo ante la percepción de una amenaza asociada al estrés, que se origina cuando un sujeto oculta la verdad.

Juan Sebastián Grijalva, gerente de Investigación de Fraudes Personales y Tecnológicos (IFTP), asegura que las multinacionales, e incluso, en algunos cargos gubernamentales como en la Fiscalía o Policía, se usa esta técnica para la contratación de profesionales.

Grijalva señala que con este tipo de pruebas no se trata de indagar aspectos de la vida privada de las personas. No se incluyen preguntas sobre creencia religiosa, ideología política o tendencias sexuales. En un test de este tipo no se puede hacer más de 10 preguntas y tratar más allá de cuatro temas.

Daniel Dávalos, gerente de Selecta, firma especializada en contratación de capital humano, asegura que este método no es nuevo y que se origina de la tradición militar.

Por ello, las empresas de seguridad son las que más utilizan el polígrafo a la hora de contratar nuevos empleados. Sin embargo, este tipo de test son cuestionados debido a que son muy invasivos y algunas personas no acceden a realizarlas.

Para asegurar legalmente este procedimiento, las empresas que practican estos exámenes hacen firmar al candidato un documento en el que aceptan voluntariamente efectuarse la prueba.

"Las multinacionales ya lo vienen aplicando para corroborar la información que el aspirante otorga en su hoja de vida. Con esta máquina verifican si se ha dicho o no la verdad. En ese lado no existe una norma que prohíba (su uso)", añade Dávalos.

William es guardia y trabaja para una empresa de seguridad en Guayaquil. Él cuenta que antes de ingresar a la compañía tuvo que realizar el test. "Fue rápido y menos complicado de lo que parece. Al final fui seleccionado por tener una calificación positiva".

Según este guardia, el proceso duró unos 25 minutos y conoció los resultados luego de dos semanas.

Ciro Pazmiño, consultor en seguridad del Centro Latinoamericano para la Evaluación de la Credibilidad (CLEC), asegura que para no discriminar a las personas y no juzgarlas por su pasado que ha sido enmendado, las evaluaciones de esta clase se aplican con ciertos parámetros. Por ejemplo, pueden existir casos de personas que por diversas circunstancias tuvieron un pasado complicado. Por ello, se realizan preguntas que develen hechos más recientes de la vida de los evaluados.

Antes de que a un individuo se le realice la prueba del polígrafo, debe efectuar varios test y pasar por entrevistas informales. Luego de cumplir estas fases, es 'conectado' al detector de mentiras.

En el país no existe una prohibición que impida a las personas jurídicas utilizar estos métodos en la selección.

El sistema
Medidor de presión arterial. Se conecta en el brazo y emite información sobre el pulso y presión arterial. Tubos o sensores de goma.  Estos se colocan sobre el abdomen y se encargan de registrar la respiración. Dos placas de metal. Se conectan en los dedos para registrar la sudoración de la persona.