Fiorina Mugione es la Jefa del Departamento de emprendimiento de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (Unctad). Foto: EL COMERCIO

Fiorina Mugione es la Jefa del Departamento de emprendimiento de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (Unctad). Foto: EL COMERCIO

Pedro Maldonado
(I) [email protected]
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 7
No 0

‘El emprendedor es actor del cambio’

12 de octubre de 2015 09:12

Fiorina Mugione es la Jefa del Departamento de emprendimiento de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (Unctad) estuvo en Quito. Ella
entregó un reconocimiento a la Alianza para el Emprendimiento y la Innovación (AEI) de Ecuador.

En Ecuador los emprendedores exigen de las autoridades, entre otros temas, menos trámites y más facilidades para iniciar un negocio. ¿Estos inconvenientes que vive el emprendedor ecuatoriano son comunes en otros países?

Encontramos que es similar que en países en desarrollo, los trámites para establecer una empresa sean largos y costosos. Uno pensaría que en países desarrollados -donde existen más recursos- el proceso es más costoso, pero ocurre lo contrario: es más costoso en los países en desarrollo, y eso no se justifica. Por eso es necesario simplificar ese procedimiento.
A veces se piensa que es una tarea de titanes en el que hay mucho que cambiar en el tema de leyes, pero con nuestro trabajo hemos visto que es posible simplificar el proceso sin la necesidad de cambiar las leyes, sino usando plataformas tecnológicas.

¿Cómo ayuda la tecnología?

Con las nuevas tecnologías se crea transparencia para saber cuáles son los trámites, para identificar a los funcionarios responsables. Con ese mapeo transparente en línea, las mismas instituciones se dan cuenta de que se duplica el trabajo y que hay trámites sin sentido. Eso genera un diálogo y una relación positiva entre emprendedores y autoridades; entonces, los cambios, incluidos los de leyes, se pueden hacer de manera más fácil. No olvidemos que cuando se emprende hay crecimiento económico y se generan recursos para el gobierno, entonces no se necesitan más trámites.

¿Los costos para montar un negocio, una empresa, se pueden repartir entre el emprendedor y el Estado?

El emprendedor va a contribuir, con su éxito empresarial, a crear ingresos para el gobierno, mediante el Fisco. Entonces, los trámites pueden ser más sencillos y menos costosos, porque hay más ingresos para la economía por la actividad de los emprendedores.

¿Esta simplificación de ­trámites ocurre ya en la región o en Europa?

Nosotros hemos trabajado ya en Colombia, en colaboración con la Cámara de Comercio de Bogotá y asociaciones público-privadas. También en El Salvador y en Panamá, con buenos resultados. Además, tenemos casos exitosos en África, en donde la realidad
es más complicada.

Tom Chi, cocreador de las Google Glass y fuente de consulta en temas de emprendimiento e innovación, sostiene que los emprendedores no deben preocuparse por las regulaciones o las leyes sino que primero su producto o servicio tenga mercado. ¿Cómo califica esta posición sobre la innovación?

Es importante que los emprendedores sean buenos ciudadanos. Entonces, es necesario que se preocupen de crear un entorno favorable, que no sean egoístas con su éxito. Sensibilizar a los emprendedores significa explicarles que tienen un rol no solo con el desarrollo de su idea, sino con el crecimiento de la sociedad. Muchos tienen esa visión de futuro y se convierten en actores del cambio. Los empresarios deben tener la responsabilidad social a cualquier nivel, sea pequeño o grande el empresario deben tener esa visión.

¿Y luego pensar en que el producto tenga demanda?

Claro. Cada emprendedor tiene su visión de futuro, en especial los que innovan porque miran demandas insatisfechas, no tanto como los que emprenden por necesidad. Los emprendedores de hoy están creando empleos que no existen en su mercado; tienen dificultades, pero están mirando una transformación del mercado.

¿El emprendedor tiene que crear una demanda?

A veces, porque hay demandas insatisfechas. Además, existen emprendedores que interpretan un deseo, no solo una necesidad u oportunidad. Interpretan un deseo de lo que van a querer los jóvenes. Si uno piensa una innovación, como un ‘smartphone’ por ejemplo, se pregunta qué tan predecible fue ese producto. O con Facebook, ni su fundador sabía que iba a revolucionar y servir en una rebelión política, como la ‘Primavera Árabe’. A veces, el uso evoluciona de manera inesperada, entonces se crean oportunidades de mercado y deseos.

¿Emprender e innovar van de la mano o son diferentes?

Un emprendedor puede emprender sin innovar. Hay muchos que abren un café o un restaurante copiando un sistema. Pero si vamos a hacer algo más, como un café con pedidos en línea, se trata de una innovación usando tecnología. Si una iniciativa no contribuye de manera distinta, será otro negocio de subsistencia, que no va a poder crecer mucho.

Entonces, ¿para crecer hay que innovar?

Hay que innovar y aportar algo nuevo al mercado para encontrar un nicho o expandirse y satisfacer una demanda o un deseo.

Dar el salto para emprender puede ser difícil. ¿Lograr una innovación puede ser aún más complicado?

Para innovar hay un cambio cultural que se tiene que hacer desde la escuela primaria, esto para no frustrar a los creativos. En la niñez,

la escuela es rígida y no estimula la creatividad sino un comportamiento de adhesión. Para ser creativo hay que ir más allá, buscar una inspiración no de una clase estructurada. Las ideas llegan en momentos diferentes, y -sentados en una silla- los niños no pueden cultivar su creatividad. Hay que estimularla con técnicas, como el arte, por ejemplo.

¿Existen sectores en los que hay una tendencia para innovar?

El emprendimiento se puede desarrollar en todos los sectores. En el pasado pudo haber límites por razones de seguridad, de mercado, por los monopolios, etc. En áreas como la educación o la salud, que son cubiertos por lo general por el Estado, el emprendimiento ha aportado con desarrollos importantes. Cada vez vemos más entidades como escuelas u hospitales a las que el Estado no alcanza a cubrir y en donde el emprendedor aporta con soluciones interesantes. Así surgen pequeñas ideas que solucionan grandes problemas.

Hoja de vida

La formación

Esta economista italiana, con un MBA, tiene más de 20 años de experiencia en entidades privadas y organismos internacionales.

Las funciones

Desde el 2006 está al frente del Departamento de emprendimiento de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (Unctad). Su tarea es entregar herramientas a medianas y pequeñas empresas. También se desempeña como coordinadora de Empretec, una agencia que opera en 36 países de África, América Latina, Asia y Oriente Medio, y que promueve el emprendimiento y la innovación.

Su punto de vista

“El emprendimiento es un mecanismo
para enfrentar la pobreza a escala global”.