placeholder
Gabriela Gallardo y Mónica Almeida crearon las recetas de Kchiyuyo. Foto: Paúl  Rivas / LÍDERES

Gabriela Gallardo y Mónica Almeida crearon las recetas de Kchiyuyo. Foto: Paúl Rivas / LÍDERES

Con especias naturales realzan la cocina casera

6 de septiembre de 2015 16:25

Gabriela Gallardo y Mónica Almeida son las fundadoras y propietarias de Kchiyuyo, un negocio que comercializa condimentos de cocina a base de sal marina y especias naturales sin conservantes. Juntas crearon la marca que utiliza la combinación de dos palabras kichwas: ‘kachi’, que significa sal; y ‘yuyo’, que significa hierbas.

“Todo empezó por motivación personal. Los almuerzos en la oficina siempre tenían el mismo sabor: ajo o pimienta. Así que decidimos crear un producto que facilite al cocinar pero también que le brinde un sabor diferente y nuevo”, explica Almeida, quien se encarga de la producción.

El negocio arrancó a mediados del 2014, cuando Almeida, tras regresar de un viaje en Brasil, trajo en su mente la idea. Ninguna tenía experiencia en la cocina, Gallardo es Ingeniera Comercial y Almeida es publicista, pero rápidamente empezaron a probar y hacer experimentos en la cocina. “En esa época la casa olía a una mezcla de especias todos los días”, recuerda Gallardo, que se encarga de las ventas y del marketing.

Las primeras inversiones eran “muy medidas y pequeñas” pero para diciembre del 2014, cuando se realizó el lanzamiento, la inversión de arranque fue de USD
6 000. Esto se utilizó para comprar los ingredientes e insumos iniciales y refaccionar una pequeña planta de producción que tienen cerca de la Mitad del Mundo, al noroccidente de Quito.

En la actualidad producen un promedio de 400 envases mensuales en su presentación única de 180 gramos. Pero tienen la capacidad de producir hasta 1 000 frascos. La marca cuenta con una variedad de siete sales con sabores de: tomillo, cúrcuma, perejil, romero, laurel, panela y jengibre. “Hemos puesto en cada etiqueta nuestras recomendaciones de uso y con qué comidas va mejor cada sal, para brindar un valor extra a nuestro producto”, detalla Almeida.

Kchiyuyo Este emprendimiento busca agregar sabores gourmet y condimentos naturales a la comida en el hogar.

Kchiyuyo Este emprendimiento busca agregar sabores gourmet y condimentos naturales a la comida en el hogar.

Desde el inicio decidieron enfocarse en ferias de productos orgánicos y naturales y puntos fijos de distribución. Han participado en la feria Casa Verde Gourmet, en el San Luis Shopping, y la Expo Alimentar Ecuador 2015, entre otras. También se encuentran en tiendas orgánicas como Simple, en Cumbayá; así como en Gaia y Ajonjolí en Quito, y en tiendas en línea como Revolucionatuprecio.com o Minka.com.ec.

“Nos ha ido muy bien con este producto porque cuidan bastante de los detalles y la calidad siempre es la misma, algo que nuestros clientes aprecian mucho”, comenta Carolina Pazmiño, propietaria de la plataforma Minka.

Los productos se comercializan con precio sugerido de USD 5 con un margen de ganancia del 65%. La cantidad de ventas varía cada mes. “Cuando participamos en ferias podemos llegar a vender hasta 4 000 dólares”, afirma Gallardo. Solo con las ventas en sus puntos de distribución facturan un promedio mensual de USD 2 000.

“Algo que nos frena para trabajar con cadenas grandes o crecer más rápido es el tema del registro sanitario. Solo registrar los siete sabores, aparte de la implementación, nos costaría USD 27 000”, explica Gallardo. Por esta razón, este año van a empezar con cuatro de los sabores más populares: cúrcuma, romero, jengibre y perejil.

En la actualidad, ambas emprendedoras quieren seguir afianzándose en el mercado local y sacar al mercado un nuevo sabor. Además, los planes a corto plazo son expandir su mercado a escala internacional. Ya han realizado pruebas de mercado en Chile, Perú, Colombia y Panamá.