Gel

Juan Carlos Cevallos creó el gel antibacterial Handseptic, que está disponible en dos papelerías. Foto: Julio Estrella / LÍDERES

REDACCIÓN QUITO (I) 
redaccion@revistalideres.ec
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 15
No 1

En su laboratorio se desarrolla un gel antibacterial

30 de agosto de 2015 12:35

Juan Carlos Cevallos, de 45 años, es ingeniero comercial y desarrolla la siguiente premisa: mientras mayores sean la creatividad, la imaginación y la aplicación de nuevas técnicas, mayor será el nivel de éxito de un producto en el mercado.

Este empresario quiteño ha tenido resultados con varios productos que ha lanzado al mercado. Eso y la experiencia que ganó en la industria farmacéutica por más de 20 años, le motivaron a crear su propia firma.

Ideas no le faltan, pero su proyecto actual es posicionar su marca de antiséptico, un compuesto de alto poder de protección antibacterial que adicionalmente humecta la piel, “con aroma agradable, inofensivo, ya que no destruye la capa de ozono del medioambiente, y no requiere agua para su enjuague, a diferencia de otros productos de este tipo a base de alcohol y gel”. Por ello, le apostó todo a esta iniciativa.

La idea surgió hace año y medio. Esto se debe a que cuando nació su hijo, observó que las enfermeras se aplicaban continuamente alcohol en sus manos para eliminar toda bacteria.
Esto les producía resequedad. A partir de esta experiencia Cevallos pensó en crear Copromaqharma, una empresa familiar, que luego de vencer imponderables administrativos, logró la fórmula química para el primer producto Handseptic, un gel antiséptico elaborado con el apoyo de bioquímicos de alto nivel en el mercado ecuatoriano.

En la constitución inicial de la firma, Cevallos pensó en agregar a dos socios, pero integró a su padre Ramiro, y sus hermanos Esteban, Stefany y Diego Cevallos.

Las instalaciones de la empresa están ubicadas en el sector de Cuendina, en el valle de Los Chillos, y la fábrica ha pasado airosa las pruebas de antisepsia en máquinas y línea de producción. Además, la formulación de Handseptic obtuvo los certificados solicitados por la entidad reguladora, la Agencia de Regulación y Control Sanitario (Arcsa).

Con estos documentos avalados por el ente de control, Cevallos cuenta que la empresa iniciará un proceso de acreditación de BPM (Buenas Prácticas de Manufactura). Para esto, Copromaqharma mantuvo una inversión aproximada de USD 20 000 para la construcción y adquisición de máquinas en el área de antisépticos y para la producción de stevia.

En los próximos meses, realizará inversiones para la compra de indumentaria acorde con las especificaciones de salubridad.

Para la producción de la primera línea de negocio de Copromaqharma, que es el gel antibacterial Handseptic, la empresa importa algunos componentes y el envase desde Estados Unidos, China, India e Inglaterra. Pero otras materias primas, como el propilenglycol y polietilenglycol, los adquiere a la firma Resiquim S.A.

Diego Luzuriaga, ejecutivo de ventas de esta compañía, afirma que desde que arrancó el proyecto de Cevallos, le vendió 800 kilos de cada uno de los componentes descritos. Esta materia prima estabiliza los demás ingredientes del antiséptico para su correcto funcionamiento sobre la piel.

El ejecutivo afirma que Resiquim seguirá entregando materia prima a la empresa ecuatoriana, con la consigna de incrementar las ventas el próximo año tras el posicionamiento de Handseptic.

Pero la empresa Copromaqharma no se quedó solo con la fórmula. Otro objetivo será vender el antibacterial en 500 ml y galón para la reutilización de los envases.

La estrategia global de la compañía también se basa en posicionar agresivamente la marca del gel antiséptico en el consumidor ecuatoriano, por lo que están trabajando presentaciones para uso doméstico e industrial, además de abrirse espacio en el mercado de los jabones de tocador; estos últimos productos los quiere comercializar en hospitales, supermercados, consultorios médicos, estaciones de servicio, restaurantes y oficinas a escala nacional.

Para obtener buenos resultados, su carta de presentación ha sido el gel antibacterial, producto, que desde hace dos semanas se oferta en los establecimientos de Dilipa y Comisariato del Libro. A estos dos establecimientos entregó 3 000 unidades del antiséptico.

La empresa de productos farmacéuticos Pharmadelivery también se sumó al portafolio de clientes de la firma.

Mientras este producto se posiciona durante el período de inicio de clases, este emprendimiento iniciará la producción de stevia granulada importada desde la China, con la marca Green Sweet. Además está trabajando en otra línea de negocio enfocado en el sector veterinario.

Para eso se está creando una espuma de baño seco para mascotas. Con este proyecto, Cevallos espera incorporar a 20 personas, entre personal de producción y administración. Hasta finales del 2015 se espera facturar un monto global de USD 200 000.

Para esta nueva línea de negocio, Copromaqharma invertirá USD 80 000 en insumos, materia prima y maquinaria que ya está instalada en la fábrica.

Insignia

“Cada día se aprende algo en la empresa”


Carlos Chamba, operario de Copromaqharma

Hace cinco años trabajo como operario de producción en Corpomaqharma. Decidí venir desde Tena para trabajar aquí porque creo que nuestros productos tienen alto potencial para posicionarse en el mercado ecuatoriano.
Mis funciones en la línea de producción son revisar el envasado y etiquetado de producto, y que todo este proceso cuente con las buenas prácticas de manufactura. Dentro de la compañía, el aprendizaje es diario. Por ejemplo, me capacité sobre nuevos procedimientos de producción de gel.

Con la expansión de las otras líneas de negocio como jabón de tocado y la stevia granulada, espero en el lapso de tres o cuatro años ascender al cargo de jefe de producción. Me siento muy comprometido con esta firma, por lo que día a día comparto toda la experiencia y conocimiento que tengo para que nuestros productos beneficien a todos nuestros consumidores.