placeholder
El ministro de Economía de Argentina, Alfonso Prat Gay, y el gerente de Relaciones Externas del BID, Marcelo Cabrol (i), participan hoy, miércoles 16 de noviembre de 2016, en el foro Idear Soluciones en Buenos Aires (Argentina). Foto: EFE

El ministro de Economía de Argentina, Alfonso Prat Gay, y el gerente de Relaciones Externas del BID, Marcelo Cabrol (i), participan hoy, miércoles 16 de noviembre de 2016, en el foro Idear Soluciones en Buenos Aires (Argentina). Foto: EFE

Emprendedores muestran en Argentina ideas para mejorar la vida de los pobres

16 de noviembre de 2016 15:41

Emprendedores de Estados Unidos y de varios países de América Latina se reúnen el miércoles 16 de noviembre del 2016 en Buenos Aires para compartir sus experiencias y aquello que los motivó para poner en marcha proyectos con los que han logrado mejorar la vida de personas con discapacidad, bebés y madres con bajos recursos.

A lo largo del día, once "innovadores" de México, Brasil, Uruguay, Argentina, Colombia y Estados Unidos se subieron al escenario del auditorio de la Usina del Arte porteña en el marco del foro "Idear Soluciones", impulsado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).
Frente a las 200 personas allí presentes, contaron cómo aprovecharon la tecnología para crear nuevas aplicaciones y productos o mejorar los que ya existían para avanzar en materia de salud, higiene o alimentación.

Uno de ellos fue el joven argentino de 21 años Gino Tubaro, quien fundó una empresa que mediante impresoras 3D, diseña y crea prótesis para animales, personas adultas y, sobre todo, niños que perdieron una mano y no pueden pagar los cerca de 1.500 dólares que cuesta la pieza ortopédica convencional.

El objetivo "no es solo cambiarles el día a día" sino "transformar chicos con discapacidad en superhéroes" y demostrar que "con pocos instrumentos, podemos ayudar a la gente".
Después de Tubaro, los profesores estadounidenses Dilys Walker y Thomas Burke mostraron los productos que idearon para prevenir la muerte materna durante el parto en localidades pobres y apartadas de las ciudades.

Walker es directora ejecutiva de la organización sin ánimo de lucro PRONTO International y desde allí se dedica a entrenar mediante a equipos médicos que asisten en partos en centros de recursos limitados.

Según denunció, de las 800 mujeres que mueren diariamente en el mundo por causas relacionadas con el embarazo y el parto, la mitad lo hace alrededor del momento de dar a luz, motivo por el cual decidió inventar unos pantalones quirúrgicos para formar a parteras y obstetras de forma más rápida y sencilla.

Acompañado de una bolsa de sangre falsa y una muñeca de plástico, los llamados "porto-pants" son "un centro de simulación barato" que sirve para enseñar a médicos y enfermeras y que, como resultado, estos se mantengan "empoderados" y den lo mejor de sí.

Mientras, Burke, habló de su "balón salvavidas", un preservativo que va unido por un tubo a una jeringa que lo llena de agua mientras permanece instalado en el útero de una mujer que enfrenta una hemorragia severa cuando intenta dar a luz.

Si el sangrado no está muy avanzado y la mujer no ha entrado en "shock", las posibilidades que tiene de sobrevivir usando este producto son del 99 %.

El producto, que ya probaron 183 mujeres -todas con éxito-, está valorado en unos 2,50 dólares frente a los 400 que cuesta un balón uterino normal, el cual no pueden permitirse quienes "realmente lo necesitan", contó.

Por su parte, la brasileña Isabel Hoffman habló de TellSpec, la compañía que ella misma fundó y lidera y con la que busca ofrecer seguridad alimentaria a los consumidores en un mundo en el que, según criticó, se adultera la comida constantemente con ingredientes que son dañinos o incluso están prohibidos por organismos internacionales.

Con TellSpec, decidió crear un pequeño escáner portátil que cabe en la palma de la mano y que tras posarlo sobre un alimento envía al teléfono móvil datos con los que, a través de la nube, se puede conocer si contiene elementos tóxicos, así como su origen, su autenticidad, su información nutricional, su frescura y su calidad.

A su juicio, la única forma de parar estos "fraudes" alimentarios es mediante la presión de los consumidores, que deben exigir transparencia.

El ministro de Hacienda y Finanzas de Argentina, Alfonso Prat-Gay, también participó este miércoles en el foro, donde aseguró que los proyectos emprendedores basados en las nuevas tecnologías son la "savia" de la economía "porque ponen en marcha muchas cosas" que "van a definir el futuro de mucha gente durante los próximos diez y veinte años".

Por la tarde, en la misma Usina porteña, 14 "startups" (empresas emergentes) de la región, seleccionadas entre unas 100 de 17 países, presentarán sus ideas al público y a un jurado que les otorgará distintos premios.