Emprendedoras

Marjorie Pabón y Claudia Lema decidieron dejar sus empleos en el sector privado para emprender su marca. Foto: Julio Estrella / LÍDERES

Redacción Quito (I) 
redaccion@revistalideres.ec
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 24
No 4

La diversión y el paladar canino son sus objetivos

30 de agosto de 2015 15:33

Piñatas, sorpresas y un gran pastel son los ingredientes comunes que se usan en una fiesta de cumpleaños y ahora también lo es para perros. Doggie’s Cake se especializa en pastelería y eventos para estas mascotas. Marjorie Pabón y Claudia Lema identificaron esta necesidad en el mercado para este tipo de servicios.

“Nuestros productos son nutritivos y al mismo tiempo sirven para consentir a la mascota. Hemos servido para cumpleaños, reuniones entre perros y en una ocasión hasta para darle un último gusto a un perrito que iba a ser dormido”, comenta Lema, quien está encargada de la pastelería.

La idea surgió cuando Pabón y Lema decidieron ponerse un negocio de eventos para niños, que incluía los servicios de pastelería y organización. “El mercado estaba tan saturado que tuvimos que cambiar de enfoque”, explica Pabón, quien se encarga del marketing y la comercialización.

A principios de 2015 recibieron una llamada solicitando si podían realizar una fiesta para perros. Sin experiencia previa, decidieron aplicar todo el conocimiento y elementos que componen una fiesta infantil de perros.

“Fue todo un éxito y ahí nos dimos cuenta el potencial del mercado de las mascotas”, agrega Pabón. Según el Censo de Población y Vivienda 2010, solo entre Quito, Guayaquil y Cuenca existen unos 550 000 perros registrados.

Con una inversión inicial de USD 3 000 realizaron un lanzamiento en Puppy’s Fashion, boutique de mascotas, en la que obtuvieron un “80% de aceptación ante los productos”.

“Hicimos dos pruebas previas: una de palatabilidad y otra para ver si los productos no les hacían daño. La conclusión fue que siempre los productos con proteínas animales eran los más populares y que al no tener conservantes se recomienda ingerir en ocho días”, indica Priscila Andrade, veterinaria asesora de Doggie’s Cake.

En la actualidad su oferta incluye pasteles de cumpleaños, muffins, galletas y brownies. Los productos son realizados con ingredientes naturales sin conservantes como la zanahoria, manzana, algarroba, harinas integrales y lácteos deslactosados.

Tampoco contienen azúcar ni sal, ingredientes dañinos para las mascotas. Estos se distribuyen en el local de Puppy’s Fashion y por medio de las redes sociales con precios que van desde los USD 0,50 por cada galleta, hasta 30 por un pastel de pollo.

“Nosotros respaldamos la marca ya que confiamos en el producto y creemos que puede brindar una opción nutritiva para nuestros clientes”, agrega Pablo Rosero, propietario de Puppy’s Fashion.

Recién llevan dos meses en el mercado con una facturación promedio de USD 500 al mes, pero ya han afianzado una clientela. Reciben pedidos de Quito, Guayaquil e Ibarra solicitando el servicio a domicilio. Su producción mensual en promedio es de 160 galletas y cinco pasteles grandes.

“A mi cachorro, Jacob, le encantan las galletas de pollo y a mí me gusta mucho comprar estos productos ya que son frescos. Por lo que estoy segura que al ser natural no le va a hacer daño”, comenta Andrea Hinojosa, una cliente.

Al momento piensan afianzarse en el mercado y seguir concienciando a sus potenciales clientes. De igual manera están ya buscando un local en el norte de Quito, para abrir su propia boutique-panadería, donde piensan comercializar sus productos y ampliar la variedad de servicios.