placeholder
Ernesto Valdivieso y Pablo Ramón invirtieron USD 200 000 en la adecuación del Gas Plaza.  El sitio factura USD 350 000 al mes. Foto: Glenda Giacometti / LÍDERES

Ernesto Valdivieso y Pablo Ramón invirtieron USD 200 000 en la adecuación del Gas Plaza. El sitio factura USD 350 000 al mes. Foto: Glenda Giacometti / LÍDERES

11 emprendimientos se agrupan en un solo espacio

25 de julio de 2017 15:18

El estilo ‘industrial chic’, la variedad de comida y la ubicación estratégica del Gas Plaza, un nuevo patio de comidas en Riobamba, impactaron al público joven de esa urbe.
Lleva cuatro meses de funcionamiento y ya suma a cuatro franquicias de comida rápida, dos bares, una cafetería y cuatro nuevos emprendimientos.

El patio de comidas fue construido sobre unos 900 metros de terreno con carrocería reciclada de camiones de carga. “No solo es innovador y atractivo por el diseño industrial, sino que también es sustentable”, cuenta uno de los socios, Ernesto Valdivieso.

El diseño fue hecho por el arquitecto Diego Hidalgo y se destaca por tener dos niveles. La construcción se inició en noviembre del 2016 y duró seis meses.

Valdivieso y su socio, Pablo Ramón invirtieron USD 200 000 en la adecuación e instalación del Gas Plaza. Además, son los propietarios de Gas Coffe, una cafetería, y de la franquicia de la pizzería El Hornero.

Ellos se conocieron durante su infancia y siempre compartieron su visión para los negocios. Su primer emprendimiento juntos lo iniciaron cuando cumplieron 15 años. Un pequeño puesto de venta de sánduches instalado durante las fiestas de independencia de Riobamba para aprovechar el movimiento económico y la coyuntura, fue su primer éxito.

Años después, en el 2013 formalizaron su sociedad empresarial cuando fundaron Gas Motors, una importadora de motocicletas de alta gama, accesorios especializados para enduro, cascos, chaquetas y más artículos para amantes del motociclismo.

Ellos invirtieron cerca de USD 400 000 en su primera empresa. “La afición y pasión que sentimos por las motocicletas nos inspiró y así decidimos iniciar una empresa”, recuerda Valdivieso.

La primera sucursal de Gas Motors se instaló en Cumbayá, Quito. Pero tres años después, los socios decidieron ampliar el negocio y regresar a su natal, Riobamba.

El éxito de la empresa en Riobamba les motivó a analizar opciones de nuevos negocios. En un estudio de mercado los emprendedores descubrieron la tendencia gastronómica creciente en Riobamba.

Pero a pesar de la gran cantidad de nuevos restaurantes, había un nicho de mercado de comida rápida. “En Riobamba el mercado gastronómico crecía, pero faltaba espacio. Todos los sitios disponibles en la avenida estaban llenos. Empezamos a mirar las tendencias mundiales y así fue como pensamos en un nuevo concepto para un patio de comidas, que no se había probado antes en la ciudad”, dice los socios.

El Hornero, la fuente de Sodas Hugos’s, Taco Naco, Rayuela Express, Wafles Time, Épale, Wokobi, Scramber Food Factory y Gas Coffee, funcionan en la planta baja del patio de comidas y ofrecen una variedad de platillos internacionales. En la segunda planta están los bares La Rabeta y Opium.