placeholder
La producción mensual de Dulce Gota es de 1 500 unidades del endulzante. El producto se comercializa en presentaciones de 10 y 40 mililitros, a un precio de USD 2,90 y 8,99. Foto: Patricio Terán / LÍDERES

La producción mensual de Dulce Gota es de 1 500 unidades del endulzante. El producto se comercializa en presentaciones de 10 y 40 mililitros, a un precio de USD 2,90 y 8,99. Foto: Patricio Terán / LÍDERES

La empresa que crece con un sustituto del azúcar

21 de julio de 2017 21:04

Preocupado por su salud, tras haber aumentado unas 25 libras por encima de su peso normal, Sebastián Maldonado comenzó a buscar opciones en el mercado para adelgazar.

Gracias a un viaje que realizó a EE.UU. conoció una variedad de productos sin azúcar: galletas, mermeladas, chocolates, entre otros. Fue así como conoció de los edulcorantes, endulzantes no calóricos que funcionan como sustitutos de la azúcar.

Maldonado se interesó por el tema y comenzó a investigar sobre los distintos tipos de edulcorantes. “La sucralosa me encantó porque no cambiaba el sabor de los productos”.
Hace 10 años, se comercializaban pocos productos a base de sucralosa en el Ecuador, además todos venían en polvo. Maldonado encontró allí una oportunidad de mercado y desarrolló un endulzante líquido, a base de sucralosa.

Así nació en 2007 Dulce Gota, un emprendimiento en la línea de edulcorantes que Maldonado conformó con sus dos hijos.

Para crear el producto que estaban buscando se asesoraron con un ingeniero en alimentos y experimentaron en cuanto al sabor, el grado de dulzura y la vida útil del producto. Una vez que estuvo listo, la Escuela Politécnica Nacional realizó una valoración del poder endulzante del producto al que denominaron igualmente Dulce Gota.

Dos gotas del endulzante equivalen a una cucharadita de azúcar, pero a diferencia de que este no contiene calorías. Maldonado asegura que el producto puede ser usado en bebidas y alimentos.

Este edulcorante ha generado debate a escala internacional, pero Maldonado asegura que lo importante es no exceder las dosis que se recomiendan.

La sucralosa es importada desde China por un proveedor local, Ecuessence. “La compramos a una empresa productora de sucralosa, con lo que garantizamos el 99,9% de pureza”, aclara Ricardo Hoyos, a cargo de la línea de sabores de Ecuessence.

A la semana, Dulce Gota produce unas 1 500 unidades del producto, que se comercializa en presentaciones de 10 y 40 mililitros, en cadenas de supermercados y farmacias a nivel nacional. La versión más pequeña cuesta USD 2,90 y la segunda a 8,99.

El producto se halla en la cadenas de supermercados. Corporación Favorita comercializa el producto en sus locales de Megamaxi y Supermaxi desde 2009. La cadena explica que decidió colocar el producto en sus anaqueles porque lo consideraron una alternativa diferente a los edulcorantes en polvo, lo cual podía ser del agrado de los clientes.

“Si vemos que un producto tiene potencial lo colocamos en nuestras perchas. El éxito dependerá de la aceptación del público y de las estrategias que aplique el productor para promocionarse”, señala Corporación Favorita.

Maldonado explica que conforme fueron creciendo buscaron opciones para aumentar la producción. Hace dos años invirtieron USD 15 000 en dos máquinas dosificadoras, balanzas electrónicas de mejor precisión y lámparas UV para purificación.

En 2016, Dulce Gota facturó USD 250 000 y hasta junio de este año alcanzó USD 160 000 en ventas. Además de realizar campañas en redes sociales, la empresa promociona el producto en ferias.

Como un emprendimiento adicional, la familia Maldonado lanzó el año pasado al mercado una línea de licores sin azúcar, bajo la marca Prioste, que hoy se vende en supermercados y en los Duty Free de los aeropuertos de Quito y Guayaquil y en la tienda de artesanía Galería Ecuador.