Los productos de los clientes de esta firma se almacenan en nuevo centro logístico de más de 13 000 metros cuadrados en la vía a Daule, al norte de Guayaquil. Fotos: Wladimir Torres / LÍDERES

Los productos de los clientes de esta firma se almacenan en nuevo centro logístico de más de 13 000 metros cuadrados en la vía a Daule, al norte de Guayaquil. Fotos: Wladimir Torres / LÍDERES

Washington Paspuel
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 10
No 1

El apoyo logístico es su fortaleza

20 de junio de 2016 07:19

Una bodega de 15 metros de altura, amplia como un estadio de fútbol, almacena desde chocolates, jugos y artículos de aseo personal, hasta electrodomésticos y materiales de construcción. Un ejército de modernos montacargas recorre entre miles de cartones, embalados y apilados en un estricto orden.

El centro de almacenaje de la firma Ransa Ecuador (Logiran S.A.) está levantado al norte de Guayaquil, en el kilómetro 22 de la vía a Daule. Es una ‘fortaleza’, cuyo acceso requiere pasar por una serie de férreos filtros.

Para esta firma, brazo logístico del grupo empresarial peruano Romero, la seguridad de lo que almacena en sus instalaciones es prioridad y uno de sus mayores activos. Ransa arribó a Ecuador en 2003, casi inmediatamente de haberse instalado también en Bolivia. Con estos dos países la compañía con 75 años de existencia empezó su etapa de expansión fuera del Perú. La firma se especializa en la provisión de los servicios de almacenamiento, custodia, y transporte de mercadería, con una flota, entre propia y tercerizada, de 70 camiones. Pero también dispone del servicio de embalaje y etiquetado, a pedido, de productos promocionales, como los conocidos combos.

Ransa Ecuador también provee el servicio de archivo de documentos de las compañías que así lo requieran, y de la digitalización de estos para que el cliente pueda tener acceso a esa información.

Aunque la compañía tiene presencia en tres ciudades del país, en Guayaquil se ubica su principal centro logístico, en un área de alrededor de 38 000 metros cuadrados delimitada por la carretera de ingreso a Guayaquil y un montículo rocoso que acentúa ese carácter de una fortaleza.

“Nuestro negocio es la tercerización logística, que en Ecuador era un servicio escaso. No vendemos el servicio de bodega, ofrecemos una logística que diseñamos con los clientes”, dice Carlo Cavassa, el flamante gerente general de la compañía. El ejecutivo, quien ocupa el cargo desde marzo pasado, explica que los planes de expansión del grupo peruano son ambicioso y en Ecuador apunta hacia ofrecer más servicios, y personalizarlos según las necesidades de cada cliente.

En el 2014, el grupo inyectó USD 15 millones para la construcción de este nuevo centro logístico al norte de la urbe. En Quito, la compañía tiene su operación en el sector de Guamaní, en el sur de la ciudad. Oswaldo Campos, subgerente de Almacenamiento, menciona que en el país la empresa maneja una capacidad de 51 000 posiciones. En términos de almacenamiento de artículos, cada posición representa el espacio que ocupa los paquetes.

En Guayaquil, la firma dispone de 36 000 posiciones de almacenamiento. “Nuestra bodega está sectorizada por tipo de artículos, con un área especial para productos que requieren de un ambiente controlado, como los chocolates”, dice Campos. La apuesta de la empresa se ampliará con la inauguración en julio, en Quito, del servicio de logística de frío, que ya lo tienen por muchos años en Perú. Servirá a las clientes cuyos productos requieren mantener la cadena de frío, como lácteos, quesos, helados, verduras, o cárnicos.

Ransa Ecuador maneja una cartera de alrededor de 45 clientes, entre supermercados, compañías de plásticos y de consumo masivo. Además da el servicio logístico a sus firmas hermanas Alicorp y Primax, del Grupo Romero.

La firma prefiere mantener en reserva el nombre de las compañías ecuatorianas a las que sirve. Ernesto Arias, jefe de Distribución de una de estas, considera una buena idea que se pueda tercerizar el servicio de logística. “Es un servicio útil para compañías que están creciendo, pero que carecen de suficientes bodegas, y de la logística de transporte”.

Ecuador ocupa una participación del 8% en las ventas totales de Ransa, que también tiene presencia en Colombia y países de Centroamérica.