placeholder
Lucía Vinueza tiene una biblioteca poblada de libros de gastronomía. Foto: Vicente Costales / LÍDERES

Lucía Vinueza tiene una biblioteca poblada de libros de gastronomía. Foto: Vicente Costales / LÍDERES

La empresaria de los maridajes literarios

1 de marzo de 2017 12:08

Lucía Vinueza llegó a la casa de una de sus tías y le pidió prestado el libro ‘The American Woman’s Cook Book’. Era finales de los setenta y ella tenía 9 años. En ese momento no lo sabía pero ese libro, que conserva hasta la actualidad en su biblioteca, le cambiaría la vida para siempre.

Con ese libro, de páginas enmohecidas por el paso del tiempo y llenos de recetas de cocina estadounidense, Vinueza aprendió a cocinar. El libro tuvo tanto peso en su vida que, décadas más tarde, abrió de Lucía Pie House & Grill, Lucía Italia y Lucía Coffee Shop, tres espacios dedicados a sus predilecciones gastronómicas.

Esta empresaria reconoce que en su niñez y adolescencia las únicas lecturas que le interesaban eran las vinculadas a temas gastronómicos. Michell O. Fried se convirtió en una de sus autoras favoritas. “Me gustan sus libros porque usa la metodología estadounidense de escribir exactamente y paso a paso cómo hacer las cosas. Así nadie sepa cocinar puede hacerlo siguiendo las instrucciones de Michell”.

Su biblioteca está poblada de libros de gastronomía de diferentes latitudes y también de libros de psicología y autoayuda. Uno de sus preferidos es ‘El camino del artista’, de Julia Cameron.

Para probar que su gusto por este libro es real muestra una de sus ediciones en inglés y una fotocopia y acto seguido cuenta que también lo ha leído en su versión en francés y en español. El libro de Cameron es un texto que -según Vinueza- ayuda a desbloquear a las personas para que sean más creativas. “El libro anima a que uno sea más valiente y deje esos bloqueos y barreras que tiene”.

En medio de los libros de cocina y de autoyuda que Vinueza tiene en su biblioteca también están libros de filosofía y teología. Entre sus lecturas recurrentes dentro del mundo teológico están los textos de Santa Catalina de Siena, y de Santo Tomás de Aquino.

Vinueza, quien también es socia del restaurante Patria, uno de los espacios de comida ecuatoriana más reconocidos de Quito, recuerda la lectura de ‘La suma teológica’ en la que Santo Tomás se apoya en autores como Aristóteles y Agustín de Hipona.

El maridaje entre la lectura y la gastronomía despertaron en Vinueza el gusto por la escritura. Cuenta que ha escrito cuatro libros que todavía no ha publicado, que están orientados a la cocina para niños, cocina ecuatoriana, cocina casera y otro de cocina para las festividades como Navidad, Carnaval y Semana Santa.

Si a Vinueza le gusta un libro lo lee de un solo tirón. Recuerda que cuando llegó a sus manos ‘Como agua para chocolate’, de la escritora mexicana Laura Esquivel, no durmió ni comió hasta terminar de leerlo. “Si me llega un buen libro yo lo devoro”.

En los últimos años al maridaje literario de Vinueza se han añadido libros sobre la vida de Jesús y sobre las relaciones de pareja. El que está leyendo actualmente es ‘El desafío del amor’, una lectura que la está haciendo en un libro físico. No le gusta leer en digital porque sostiene que ya tiene suficiente con la pantalla del celular.