placeholder
Richard Martínez, Henry Kronfle y Francisco Alarcón, del Comité Empresarial, hicieron un planteamiento al Gobierno. Foto: Foto: Julio Estrella / LÍDERES.

Richard Martínez, Henry Kronfle y Francisco Alarcón, del Comité Empresarial, hicieron un planteamiento al Gobierno. Foto: Foto: Julio Estrella / LÍDERES.

El empresario sigue con dudas para el segundo semestre

5 de julio de 2015 13:08

Las dudas en el sector empresarial continúan para el segundo semestre del 2015. En los primeros seis meses del año, la economía ecuatoriana estuvo marcada por una reducción de ingresos para el sector público, por la caída en el precio del barril del crudo.

A esto se sumó una contracción del sector de la construcción, una balanza comercial en rojo, un menor crecimiento industrial y una producción petrolera a la baja. La colocación de deuda pública y una mayor recaudación tributaria dieron un respiro a las finanzas estatales, pero el sector productivo continúa preocupado por el desempeño de la economía en lo que queda del 2015.

En el sector industrial existe inquietud. El vicepresidente Técnico de la Cámara de Industrias de Cuenca, Andrés Robalino, cree que la cotización del petróleo no superará los USD 60 y la apreciación del dólar se mantendrá. Por ello, considera que en los meses restantes del 2015 la economía nacional no se recuperará y eso se evidenciará en el sector industrial. Tampoco espera un incremento en la inversión extranjera que dinamice al sector industrial.

Otro sector que está preocupado es el de la construcción. Henry Yandún, titular de la Cámara de la Industria de la Construcción, utiliza la palabra “incertidumbre” para hablar de los próximos seis meses. “Todos los días hablo con proveedores, ferreterías, agentes inmobiliarios y todos hablan de un freno, de espera. Nadie da números”.

Cifras de la Cámara sobre el consumo de cemento muestran un desaceleramiento del sector. Al comparar la comercialización de toneladas del producto en el país se advierte una caída en los meses de enero (-5,1%), febrero (-14,8%), abril (-7,3%) y mayo (-9,4%), frente a los mismos meses del 2014. Solo en marzo las ventas crecieron 1,4%.

Empresarios vinculados con el comercio exterior esperan que al nivelarse el valor del dólar en los mercados internacionales las ventas del país se estabilicen. Daniel Legarda, vicepresidente de la Federación Ecuatoriana de Exportadores, prevé que las exportaciones, particularmente las no petroleras, cierren en el mismo monto que el año anterior.

Según el Banco Central, entre enero y abril pasados se registró un déficit en la balanza comercial de USD 1 437 millones. Las importaciones, por su parte, bajaron en un 8% en el primer cuatrimestre frente al mismo período del año pasado.

En el Gobierno también existe inquietud. Para la ministra Coordinadora de la Producción, Nathalie Cely, el segundo semestre todavía va a ser complicado. Para tratar de equilibrar la economía, agrega Cely, las autoridades están trabajando para potenciar sectores como el turismo o alimentos, “donde hay mayores oportunidades de apalancar el crecimiento”. La funcionaria indicó que entre enero y mayo se firmaron contratos de inversión por USD 1 521 millones, lo que representa, según ella, un buen indicador frente al segundo semestre del 2015.

En esta coyuntura, representantes del sector empresarial se muestran favorables a que se promueva un ambiente propicio para la inversión nacional y extranjera, así como a contribuir para procurar la mejora del desempeño de la economía nacional, evitando que se profundice su afectación como consecuencia de la incertidumbre y la desconfianza de los actores económicos. Además, su interés es generar un compromiso público y formal del presidente Rafael Correa, para que no insista en reenviar los proyectos de ley de herencias y plusvalía.
Para Cely, la economía y la agenda productiva no empieza ni termina en la Federación Nacional de Cámaras. “Respeto mucho sus opiniones y tenemos coincidencias y objetivos que nos unen, como el apoyo al orden democrático y a la dolarización. Pero también hay otros sectores con más propuestas”.


Sector petrolero

Más factores para un crudo a la baja

Las perspectivas de un precio del petróleo en decrecimiento para el segundo semestre de este 2015 se reforzaron la semana pasada, por dos factores: la crisis griega y la pronta firma de un acuerdo nuclear entre Irán y Occidente.

Hace dos semanas, el ministro de Petróleo de Kuwait, Ali al Omair, mencionó que las perspectivas de crecimiento de la economía mundial hacían poco probable que el precio del barril de crudo siga bajando.

La profundización de la crisis en Grecia trajo como consecuencia una caída del crudo a menos de USD 55, cuando se había estabilizado en cerca de USD 60.

Según el exsecretario de la OPEP, René Ortiz, esto pone en alerta a la economía europea y deja pensar que la economía de Estados Unidos no crecerá lo que se esperaba.

A esto se suman los avances en el acuerdo entre Irán y Occidente, para que se levanten las sanciones por los planes nucleares de Teherán. Esto sumaría otros 500 000 barriles más a la oferta mundial de petróleo que bordea los 80 millones de barriles diarios.

Un mercado a la baja podría complicar más la producción de crudo en el Ecuador que ya se redujo este año, indica Ortiz.

Pese a ello, hay nuevas perspectivas en el sector a escala local. La semana pasada, el presidente de la firma de servicios petroleros Schlumberger, Paal Kibsgaard, visitó Ecuador. La empresa señaló que están interesados en hacer nuevas inversiones en campos petroleros que podrían llegar a USD 2 000 millones, aunque no precisó plazos.



Más datos de los sectores productivos

La tonelada de atún en el 2012 se llegó a cotizar hasta en USD 2 400; a junio del presente año, había caído a USD 900, según datos de la Cámara Ecuatoriana de Industriales y Procesadores Atuneros (Ceipa).

La industria atunera ecuatoriana cuenta con 18 empresas que generan alrededor de 20 000 plazas de trabajo.

El sector camaronero exportó USD 2 570 millones en el 2014. La previsión para este año es exportar no más allá de USD 2 200 millones.

En la construcción, las ventas de hierro y cemento disminuyeron un 8% entre enero y mayo, según datos de la Cámara de la Industria de la Construcción.

Las exportaciones no tradicionales tuvieron un descenso del 4% durante los cuatro primeros meses del 2015, según datos de Fedexpor.

Con la aplicación de la devolución simplificada de impuestos, el objetivo de los exportadores es tener un crecimiento moderado en el siguiente semestre.

Las previsiones del Banco Central del Ecuador señalan que el Producto Interno Bruto crecerá este año 1,9%. En el 2014 creció 3,8%.

En el primer trimestre del año, las actividades que más crecieron fueron suministro de electricidad y agua (12,1%), administración pública (8,5%) y servicios financieros (7%).

Las que menor crecimiento registraron en el primer trimestre del 2015 fueron manufactura (1,6%), agricultura (0,9%), petróleo (0,7%) y construcción (0,6%).Introduzca el texto aquí



Industria


En los pronósticos del sector no se habla de una recuperación

Las expectativas para el sector industrial no son tan positivas para el segundo semestre del 2015, dice el vicepresidente Técnico de la Cámara de Industrias de Cuenca, Andrés Robalino. Según él, las condiciones económicas del primer semestre no cambiarán.

Esta analista calcula que la cotización del barril de petróleo no superará los USD 60 y la apreciación del dólar se mantendrá. Por ello, considera que en los meses restantes del 2015 la economía ecuatoriana no se recuperará y eso se evidenciará en el sector industrial.

Robalino señala que en la última evaluación que realizaron como sector se determinó que en el primer semestre de este año casi no hubo crecimiento en ventas. Él espera que en el segundo semestre se mantenga, en el mejor de los casos, en relación con el mismo período del 2014. “El 2015 y el 2016 serán años muy complejos y el objetivo es tratar de reducir los efectos negativos”.

El representante de los industriales tampoco espera un incremento en la inversión extranjera, que dinamice al sector industrial. Por ello, señala, que es importante retomar el diálogo con el Gobierno, con el previo archivo definitivo de los proyectos de ley de las herencias y de la plusvalía.

Según cifras del Banco Central, el sector manufactura creció un 1,6% en el primer trimestre del año, frente a igual período del 2014. La misma entidad señala que la previsión es que este año la industria manufacturera crezca un 2%.

En el gremio de la metalmecánica esperan que el panorama se aclare en la segunda mitad del año. Raúl Mendizábal, presidente de la Federación Ecuatoriana de Industrias del Metal, comenta que los mercados vecinos están cerrándose luego de las medidas arancelarias adoptadas por las autoridades y las inversiones en la industria se contrajeron.

A lo anterior se suma la paralización de convenios con empresas extranjeras. “Esperamos una reacción de las autoridades y que la actividad metalmecánica se reactive pronto”.



Comercio Exterior


La mirada estará en el valor del dólar y en lo que diga la OMC

Un escenario comercial discreto es el que se espera para el segundo semestre. Así lo indican empresarios relacionados con la exportación e importación de productos.

Según Daniel Legarda, vicepresidente de la Federación Ecuatoriana de Exportadores (Fedexpor), al nivelarse el valor del dólar en los mercados internacionales se espera estabilidad para las ventas del país. “Prevemos que las exportaciones, particularmente las no petroleras, cierren en el mismo monto que el año anterior. Sería bueno un poco más”.

Los exportadores esperan un respiro a los impactos de la caída del precio del crudo y la apreciación del dólar de los primeros meses con la devolución simplificada de impuestos. Esta medida, según los empresarios, demoró en implementarse porque el frente económico no definió con celeridad el tema.

Los importadores esperan que las autoridades de Gobierno impulsen la revisión de partidas dentro de la salvaguardia por balanza de pagos. La exclusión de ítems propuestos por los exportadores, aseguran, le dará competitividad al sector. También solicitan analizar si se retiran de la lista a los productos propuestos por los sectores productivos.

En el tema de salvaguardias existen expectativas en el sector privado por la respuesta que dé, en septiembre próximo, la Organización Mundial del Comercio (OMC) para su aplicación. Esto, según los industriales, puede generar inconvenientes para el avance de otros temas de interés del país, como la firma del acuerdo comercial con la Unión Europea.

Roberto Aspiazu, director ejecutivo del Comité Empresarial Ecuatoriano, indicó que no se está avanzando en el proceso y que podría pesar, además, la aplicación de los reglamentos técnicos y la fijación de cupos para ciertos productos. Aspiazu también añade que no está caminando el tema de la incorporación de Ecuador en el acuerdo comercial por parte de los países andinos.



Camarón y pesca


Con precios bajos y a la espera de la reactivación de pedidos

Banano y camarón mantendrán la disputa por el liderazgo de las exportaciones durante el segundo semestre del 2015. Aunque el camarón sobrepasó ligeramente a la musácea en volumen mensual de envíos, en enero, los acuicultores no tienen muchas razones para festejar: el monto global de las exportaciones -hasta abril pasado- descendió un 14%, con relación al mismo período del 2014.

Si se toma el precio unitario de la tonelada de crustáceo, la caída es del 26%, según el Banco Central del Ecuador.

Para el presidente de la Cámara Nacional de Acuacultura, José Antonio Camposano, las proyecciones para el segundo semestre son que el precio del crustáceo continuará a la baja, por lo que calcula que el monto global de las exportaciones para finales del 2015 no supere los USD 2 200 millones.

El sector de la pesca blanca tampoco augura un buen segundo semestre y sufre las consecuencias de una sobreoferta que ha tumbado los precios internacionales. La caída en el caso del precio del atún es del rango del 30% (la tonelada del pescado desembarcado en puerto), según Guillermo Morán, empresario atunero y presidente de la Comisión Ecuatoriana del Atún Tropical. Otro factor que incidirá en una baja de los precios para los próximos meses del año es una anomalía climática en el mar.

Gustavo Núñez, gerente de Asyservi, empresa del sector atunero con sede en Manta, sostiene que de julio a diciembre las perspectivas están por mejorar, porque desde el mercado europeo empezaron a aumentar los pedidos. “La idea es no dejar de producir, aunque los precios no han sido alentadores”.

La directora ejecutiva de la Cámara Ecuatoriana de Industriales y Procesadores Atuneros, Mónica Maldonado, confirma que el mercado europeo está reaccionando, pero de manera lenta. Maldonado confía que en julio y agosto repunten los pedidos.



Construcción


La incertidumbre no se desvanece

La comercialización de cemento entre enero y mayo de este año registra un bajón frente al mismo período del 2014. Estadísticas que maneja la Cámara de la Industria de la Construcción muestran que en enero la caída fue de 5,1% y en mayo llegó a 9,4%. Solo en marzo creció 1,4%.

Estos indicadores son un reflejo de la situación que vive la construcción. La previsión del Banco Central del Ecuador es que este sector crezca un 0% en el 2015.

Henry Yandún, titular de la Cámara, cuenta que en sus 30 años de carrera es la primera vez que no sabe qué va a pasar. “Lo que existe es incertidumbre y nadie se anima a dar cifras para el segundo semestre”.

Según el dirigente gremial, con los proyectos de ley de las herencias y de la plusvalía no se midieron las consecuencias. “Ahora con el retiro temporal de los proyectos se abrió un compás de espera y se complicó toda proyección que tenían los constructores”.

Marco Flores, arquitecto independiente, señala que existe desmotivación en el sector. “Para lo que queda del año, los proyectos que tengo en el valle de Los Chillos avanzarán, pero a menor velocidad”.

Robinson Galarza, de la constructora Galarza & Galarza, coincide con lo que dicen Yandún y Flores. Él asegura que las obras se están paralizando, porque la gente ha dejado de comprar. En el caso de su constructora calcula que las ventas caerán hasta un 50% en los próximos seis meses. “Una de nuestras metas es trabajar con el mismo personal, pero no podremos crecer”.