Redacción Guayaquil (I)
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 6
No 1

Los empresarios jóvenes tienen un gremio para potenciar ideas

En marzo del 2014 arrancó en Guayaquil, con 13 socios, la primera agrupación gremial para empresarios jóvenes desde los 18 años.

Actualmente, esta organización, la Asociación de Jóvenes Empresarios de Ecuador (Aje), cuenta con 73 socios que lideran negocios y emprendimientos en las ciudades de Guayaquil, Loja y Vinces.

Para el 2015, el plan estratégico es que jóvenes empresarios de todo el país se integren al proyecto, cuenta Andrés Briones, presidente de aje.

La idea surgió en un escenario de creciente interés de los jóvenes por tener sus propias empresas, en el que además, la edad y la falta de experiencia podrían convertirse en trabas, menciona Briones. "Vimos la necesidad de un espacio para identificar intereses y necesidades de los jóvenes al emprender. Identificamos que necesitan financiamiento, capacitación y asesorías para que su idea tenga éxito".

El representante detalla además que entre los puntos más importantes que han identificado como dificultades para los jóvenes, y que están interesados en mejorarlos, es el tema de los créditos. A esto se añade la tramitología para poner en marcha una empresa, registrar marcas y obtener los registros sanitarios.

"Buscamos puentes de diálogo con las entidades públicas, para que se flexibilicen las situaciones más delicadas", dice Briones. El pasado 22 de diciembre, por ejemplo, aje firmó un convenio de cooperación con el Instituto Ecuatoriano de Economía Política (IEEP) y está a punto de firmar un acuerdo de cooperación interinstitucional con el Ministerio de Industrias y Producción (Mipro) para facilitar el acceso a capacitaciones y financiamiento a los jóvenes empresarios.

De las actividades a las que se dedican los socios, la relacionada con servicios es la que más concentración tiene. Verónica Arosema es una de las afiliadas al grupo. Ella, quien se dedica al área de consultoría en comunicación corporativa, cuenta que fue la primera socia del grupo.

Para Arosemena, formar parte de la Asociación ha sido una forma de exponer su negocio y esto le ha permitido desarrollar contactos para expandir el alcance de su iniciativa y para capacitarse en áreas en las que no son su fuerte.

"Es superimportante y útil estar en un grupo de gente que tiene los mismos ideales y aspiraciones. En capacitaciones, por ejemplo, me han servido mucho los temas tributarios que no son mi fuerte", detalla Arosemena, de 28 años.