Ingimage

El manejo de datos, análisis crítico del negocio y su entorno, pensamiento estratégico y el uso de tecnologías son el valor agregado anhelado. Foto: Ingimage

Redacción Quito (I)  [email protected]
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 23
No 1

Las empresas buscan hoy cuatro destrezas específicas

28 de julio de 2016 09:42

Las habilidades profesionales de cada colaborador son el As bajo la manga de toda empresa. Identificarlas puede ayudar a mejorar procesos, a plantear estrategias o hasta enfrentar crisis.

En Latinoamérica, un estudio realizado por la firma Capabilia, con sede en EE.UU., identificó que el análisis crítico de datos, la comprensión de la coyuntura económica de un país para defender un negocio, el dominio de nuevas tecnologías y el pensamiento estratégico son las habilidades mejor pagadas.

Aunque no existen datos específicos del rango que se paga por las mejores habilidades profesionales en Ecuador, Martín Solá, CEO de Capabilia, señala que las empresas están a la búsqueda de talento humano que pueda hacer sentido crítico de los datos, de manera primordial. Esto se refiere al conjunto de competencias relacionadas con la recolección, análisis, interpretación y presentación de información.

Dentro de esta habilidad, se destaca el análisis estadístico de datos, el ‘data mining’ (o minería de datos), ‘data warehousing’ (almacenamiento), y ‘data modeling’ (dar forma a los datos).

Otra capacidad que destaca como un referente para mejorar un salario es que el colaborador sepa ‘defender’ al negocio; esto no es otra cosa que comprender en su conjunto el impacto económico y financiero de las decisiones que se toman en una empresa tras analizar la coyuntura de un país.

Las mejores decisiones para no poner en riesgo un negocio ni al personal que laboran en ella son otro ‘plus’. Bajo este concepto está el trabajador hábil para proteger y hacer crecer la rentabilidad de la organización, sin que esto signifique que sea una responsabilidad exclusiva del área de Administración y Finanzas. Además, el liderazgo en estos casos, siempre será el valor agregado según Solá. Esto porque todo profesional con aspiraciones a liderar equipos, debe tener una visión más amplia de cómo opera la organización.

Las nuevas tecnologías también forman parte de las habilidades profesionales más reconocidas en Latinoamérica. El sector tecnológico mantiene una ventaja competitiva porque sus empresas están conectadas con áreas de desarrollo como el manejo de dispositivos móviles, seguridad informática y todo lo relacionado con el ‘cloud’ o la nube.

De acuerdo con Capabilia, que cita un reporte de Linkedin, 19 de las 25 competencias laborales con mayor demanda están relacionadas con las nuevas tecnologías de la información y comunicación.

ilustracion

En cambio, el pensamiento estratégico, es una de las habilidades críticas más destacadas, si el colaborador tiene aspiraciones de crecer en una organización.

Para esto, la gestión de proyectos o el planeamiento estratégico son una suerte de termómetro que permite evaluar el desempeño de los colaboradores.

Para Christian Lascano, gerente de la firma Hunter and Hunter, en el Ecuador se debe analizar las competencias profesionales desde el sector público o privado. Esto en razón, de que la logística o la eficiencia en procedimientos en algunas áreas son diferentes.

Por ejemplo, en una entidad estatal, las habilidades profesionales más demandadas se concentran en obtener resultados sociales más que una rentabilidad económica. “Por ejemplo, una entidad que apoye a la población vulnerable se enfoca en ejecutar proyectos que mejoren la calidad de vida”, dice.

Entonces, el conocimiento de normativas, de seguimiento de procedimientos, la aplicación de leyes, resoluciones, acuerdos, son el valor agregado que se prioriza cuando se está elaborando la contratación de servidores públicos.

En cambio, en el sector privado, dice Lascano, más allá de una rentabilidad, las destrezas profesionales que hacen que un colaborador acceda a un mejor sueldo dependen de las estructuras jerárquicas; pero lo más importante es el manejo de la información de calidad que procesen o elaboren y, que ésta contribuya a la toma de decisiones.

Por ejemplo, Lascano señala que en una farmacéutica multinacional, se encuentran gerentes de productos que procesan datos de estudios de mercado o de la competencia que ganan entre USD 2 000 y 5 000 entre salario fijo y variable, de acuerdo a la banda de remuneración de la empresa.

Para esto, añade Lascano, los departamentos de talento humano están obligados a planificar la potenciación de estas capacidades en los colaboradores. También, es importante identificar las brechas que pudieran existir entre los cargos asignados y las personas que lo ocupan.
Y si se encontrara alguna falencia en el equipo humano, de ser el caso, lo ideal es desarrollar cursos especializados que permiten que el personal pueda aprender sobre estas herramientas, con miras a tener mejor remuneración y a ayudar a la toma de decisiones.

Datos

19 competencias laborales de 25 están relacionadas con la tecnología, según Linkedin.

54 millones de perfiles se tomaron de base para el reporte de Capabilia, en la que también se citaron a estudios de las firmas Payscale y la revista Money.

15 000 ocupaciones fueron referentes para el estudio.

350 industrias se tomaron en cuenta.