placeholder
Foto: Referencial

Foto: Referencial

Casi el 25% de empresas ha empleado refugiados

30 de marzo de 2017 13:24

Unas 400 000 empresas alemanas, casi el 25% de todas las de la primera economía europea, han empleado a lo largo de los últimos tres años a refugiados, informó la semana pasada el Ministerio de Economía.

Este es el principal resultado del estudio “Implicación de las empresas para la integración de refugiados” del Centro Competente para el Aprovisionamiento de Personal Cualificado (KOFA), que incluye las prácticas laborales, los períodos de formación en empresa del sistema de educación dual y el empleo normal.

La ministra de Economía, Brigitte Zypries, destacó que la integración laboral de los peticionarios de asilo en Alemania “funciona” y se mostró confianza de que estos primeros resultados “motiven a otras empresas a tomar parte en mayor medida”.

“Diversidad y éxito empresarial van de la mano”, apuntó la Ministra socialdemócrata. Según el estudio, un 17% de las empresas tuvieron peticionarios de asilo como becarios, un 10,2% contrataron refugiados como trabajadores regulares y un 7,2% tuvieron a demandantes de asilo dentro de programas de formación profesional.

El sector manufacturero fue el que registró un mayor porcentaje de empresas con refugiados entre sus trabajadores, con un 33%, según el informe. La encuesta también apunta que dos de cada tres empresas que ya han empleado a algún refugiado piensan contratar a más próximamente, mientras que solo el 25% las firmas sin experiencia en este ámbito prevén incluir peticionarios de asilo en su plantilla.

Según las empresas, los principales problemas para emplear refugiados son su falta de conocimientos de alemán (85,9%), su falta de capacitación técnica (65,3%), las dificultades en el reconocimiento de títulos (63,6%) y las trabas burocráticas (62,5%). Alemania recibió entre 2015 y 2016 alrededor de 1,2 millones de peticionarios de asilo durante la mayor oleada de refugiados desde la Segunda Guerra Mundial, la mayoría proveniente de Siria, Iraq y Afganistán.

El número de empleados desplazados en la Unión Europea (UE) era de 2,05 millones en 2015, según un informe reciente de la Comisión Europea, casi un 60% más que en 2010.

Se trata de europeos enviados a otro Estado miembro por su empleador de forma temporal (cuatro meses de media). Representan menos del 1% del número total de empleos de Europa. Según cifras de 2014, el sector de la construcción integra alrededor del 44% de los trabajadores desplazados.

Alemania es, de lejos, el Estado miembro que más trabajadores desplazados acoge (418 908 en 2015), seguido de Francia (177 674) y Bélgica (156 556).