Flores

La floricultora Art Roses, ubicada en Tabacundo (Pichincha) produce flores desde 1993. El 90% de su producción llega a los mercados de EE.UU., Rusia, entre otros. Foto: Patricio Terán / LÍDERES

Redacción Quito (I)
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 3
No 0

En Rusia se llevó la medalla de oro

25 de enero de 2015 16:03

Con 81 variedades de rosas y un total de 28 hectáreas de producción, la empresa Art Roses, fundada por Carlos Solórzano y Ramiro Pita, afianza su presencia en el mercado internacional.

La empresa, que se especializa en el sector floricultor desde hace 22 años, se renovó y el cambio fue total. El proceso de rediseño se realizó en la planta, ubicada en Tabacundo (Pichincha), como en la imagen corporativa y requirió una inversión de USD 400 000.

Todo ello le permitió impulsar la marca primero en Rusia y luego en los otros mercados. Desde hace casi ocho meses, muestra su color naranja vivo dentro y fuera del país, a través de su imagen corporativa e incluso en los empaques.

Giovanni Almeida, gerente general, comenta que el proyecto comenzó con la idea de tener una finca donde se pudiera disponer de un espacio de producción de flores y también de frutillas. Pero, poco a poco, el mercado de las flores fue más atractivo y desplazó al de las frutas.

Almeida cuenta que arrancaron con una hectárea de producción, pero luego se ampliaron y se convirtió en una finca de 15 hectáreas

Con los años y el crecimiento de la empresa, el espacio les quedó corto otra vez y en el 2005 se adquirió otra finca, de 13 hectáreas, donde actualmente se realiza el proceso de poscosecha.

Patricio Quiroga, jefe de seguridad industrial de la empresa, considera que el amor al trabajo agrícola y la unión de los empleados ha permitido fortalecer la compañía. Para él, es una familia donde se trabaja por una meta común.

La empresa genera 340 empleos. “Con nosotros trabajan personas que vienen de Ibarra, valle del Chota, Tabacundo, Cayambe, entre otras urbes. Proveemos del transporte, de la alimentación y realizamos evaluaciones médicas completas anualmente. Esto nos permite saber cómo está nuestro personal”, indica Almeida.

Con 22 años de trabajo, Celiana Moposa es una de las empleadas más antiguas. Para ella, la plantación se ha convertido “en su casa”. “No hay un trato diferenciado entre ejecutivos y trabajadores. Nos hacen sentir iguales a todos”.

Una de las apuestas importantes que realiza esta compañía actualmente es conservar el mercado ruso. Hoy, este nicho está en crisis, pero es un tema que no le asusta a Art Roses, porque sabe que en la adversidad también hay oportunidades.

La firma asegura que en ese escenario, la estrategia es diferir los créditos a sus clientes, entregar soporte técnico y dar “un voto de confianza”. “Eso permitirá que, cuando la economía (de Rusia) mejore, ellos también confíen en nosotros, permitiendo estrechar las relaciones”, precisa Almeida.

Para promocionarse y captar nuevos clientes, la empresa participa en ferias internacionales en EE.UU. y en Rusia desde hace unos 15 años. En la Feria Expo Flor Rusia, realizada en septiembre pasado, recibió la medalla de oro a la calidad del producto con la variedad de la rosa Alba.

Un 60% de la producción se destina a EE.UU., otro 20% a Rusia y el resto a otros países europeos, asiáticos y el mercado local.

La empresa Protan Farm es uno de sus clientes. La firma adquiere sus productos y los exporta a EE.UU. desde hace cerca de tres años, comenta Xavier Álvarez, gerente general de esta compañía.

El ejecutivo destaca la alta calidad de los productos y el servicio que presta Art Roses. Añade que la nueva imagen de las flores impactó en el consumidor y mejoró las ventas de Protan Farm.

En el 2014, Art Roses tuvo una producción de casi 7 millones de tallos anuales. Este año espera crecer del 8 al 9% en las ventas.

EL GERENTE


Giovanni Almeida. Yo trabajé con el mercado ruso desde 1993. Fui de los primeros exportadores hacia ese país. Creo mucho en esa nación. Actualmente es el momento de sembrar; para mí se debe sembrar en el mercado ruso. Mantendremos el porcentaje de envíos y vamos a ir a la feria que se hace en septiembre en ese país; proyectamos que en dos años Rusia salga de la recesión y ahí cosecharemos lo que estamos apostando ahora. El que no siembra no cosecha.

LAS CIFRAS

340

empleados trabajan todos los días en las dos fincas productoras de la compañía.

10%

de la producción se que da en el mercado ecuatoriano.

75 000
tallos son procesados al día por los trabajadores de la sección de poscosecha de la empresa.

81
variedades de rosas son producidas en las 28 hectáreas cultivadas de la empresa.

22 años  
es la experiencia de esta firma en el mercado floricultor.