placeholder
Cristina Páez prefiere la novela negra y la literatura histórica. Foto: Enrique Pesantes / LÍDERES

Cristina Páez prefiere la novela negra y la literatura histórica. Foto: Enrique Pesantes / LÍDERES

Una biblioteca compartida con los empleados

21 de diciembre de 2016 12:32

Cristina Páez acude a diario a la biblioteca de la consultora Ipsos en Ecuador para revisar sus líneas de lectura. La biblioteca se alimenta de los libros que ella dona, luego de leerlos; además es un espacio de uso comunal de los empleados de la firma.

La revisión de los libros es un itinerario que incluye una variedad de intereses: textos técnicos sobre investigación de mercados y construcción de marcas; títulos de motivación personal de autores como Osho o Deepak Chopra; ensayos sobre enfoque de género y la literatura de la chilena Isabel Allende -ha leído varias veces la novela ‘Hija de la fortuna’-.
“Tengo muy pocos libros en casa, la mayoría son los que estoy leyendo en el momento, o los que llevo en el teléfono (...) En la biblioteca de la oficina, la idea es que cualquiera pueda tomar un libro, leerlo y luego devolverlo”, dice Páez, ella misma ‘empleada’ de la multinacional de investigación de mercados, que fue antes una empresa familiar local.

Lee además en formato digital. Tiene instaladas en sus dispositivos móviles aplicaciones de eBooks y Kindle, además de la aplicación de audiolibros de Amazon. Escucha ensayos o libros de no ficción en los traslados en auto.

Tanto en formato digital como en físico, Páez subraya líneas con información valiosa a la cual regresar; algunos volúmenes de lecturas profesionales están repletos de papelitos azules. “Soy una nerd”, sonríe. Y usa Twitter para compartir partes de sus lecturas.
Pero el grueso de la literatura que consume lo ocupan la novela histórica, de suspenso y el género negro o la novela policíaca. Y dentro de ellas ocupa un lugar especial el suspenso psicológico, títulos como ‘El Profesor’ y ‘El Psicoanalista’, del estadounidense John Katzenbach.

En la biblioteca cuenta con libros de detectives que lee en el inglés original: ‘Dark harbor’ (Puerto Oscuro), de David Hosp o ‘Flesh and Blood’ (Carne y sangre), de John Harvey. Y con ficciones de suspenso judicial como ‘El intermediario’, de John Grisham.

Una mayor fascinación que la novela policial, es la de textos históricos por los que dice profesar admiración. Entre ellas destaca verdaderas superventas como ‘La catedral del mar’, la primera novela del abogado y escritor español Ildefonso Falcones, que narra la vida de la Barcelona del siglo XIV, la historia tiene como nexo de unión la construcción de la iglesia de Santa María del Mar.

También destaca novelas como ‘Los pilares de la tierra’, del británico Ken Follet, ambientada en Inglaterra en la Edad Media durante un período de guerra civil conocido como la anarquía inglesa.

Siempre tiene abierto un libro técnico y uno literario. “Soy una impulsora del empoderamiento de la mujer en temas de liderazgo empresarial y equidad de género. Hicimos un estudio con el BID e identificamos que solo una de cada 10 gerencias es ocupada por una mujer en el país. Leo mucho con respecto al tema”, dice Páez.

En Ipsos coordinó la edición del libro ‘Así somos las ecuatorianas’, un estudio sobre las mujeres del país, que se vende en beneficio de los damnificados del terremoto.