MÓNICA OROZCO Y SEBASTIÁN ANGULO [email protected]
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 3
No 2

Las empresas mueven al mercado de valores

El volumen de transacciones en el mercado de valores volvió a caer en el 2012, una tendencia que se arrastra desde el 2009 y que se explica por la falta de participación del sector estatal, a pesar de que el número de ofertas públicas creció.

Según datos de la Bolsa de Valores de Quito (BVQ), en ese período el volumen transado en el mercado bursátil cayó de USD 6 427 millones a USD 3 753 millones. Lo negociado el año pasado fue, además, 1,2% menos que en el 2011 (USD 3 768 millones).

Pero en contraposición a lo que ocurre con el sector público la participación del sector privado en el mercado creció de manera importante los últimos años. Los papeles (valores) emitidos (cupo autorizado para la emisión) pasaron de USD 751 millones en el 2009 a USD 1 828 millones en el 2012, casi 2,5 veces más.

Pero si se mira la evolución por años se registran importantes variaciones (ver gráfico) con fuertes altibajos. Para Patricio Baus, gerente de la Calificadora de Riesgo Bank Watch, las fluctuaciones se deben a que el mercado de valores es un reflejo de lo que sucede en la economía. Por ejemplo, la contracción de la bolsa en el 2009 fue un reflejo de la crisis económica registrada ese año, por la baja del precio del crudo.

Aunque el mercado de valores es aún incipiente en el país, se ha desarrollado desde 1993 gracias a la Ley de Mercado de Valores y su posterior reforma. Pero, según Baus, aún falta mejorar el control. “La Superintendencia de Compañías venía funcionando como ente de control de compañías, pero en cuanto al mercado de valores, a su cargo, veo una deficiencia de especialización y falta de conocimiento profundo”.

Este era un aspecto que debía mejorarse con la nueva Ley de Valores que se venía trabajando hace cinco años. Pero, la superintendenta de Compañías, Suad Manssur, dijo que solo hará reformas puntuales a la ley vigente.

Ulises Alvear, presidente de la Asociación de Casas de Valores (Asocaval), señala que todavía falta incentivar la participación de un mayor número de empresas privadas, que no actúan en bolsa por desconocimiento. “Hay una idea fija en algunos empresarios, piensan que la bolsa de valores es pequeña y para empresas élite, pero no es así”.

De las emisiones realizadas en el país, la más importantes son las titularizaciones, que reducen el riesgo para el inversionistas y bajan los costos financieros.

Patricio Peña, director de la BVQ, cree que es necesario que el sector público vuelva a invertir en el mercado, pues hay papeles seguros que se quedaron sin demanda. En el 2012 no se lograron colocar unos USD 120 millones de obligaciones con calificaciones doble y triple ‘A’ a cinco años plazo en promedio.

Pero el Seguro Social, principal comprador, busca mayores plazos. “No hay proyectos a largo plazo. Todos son titularizaciones de tres, cinco y siete años, pero no se consigue a más largo plazo”, dijo días atrás Ramiro González, titular del Directorio del Seguro Social.