Adilisa

La planta de Adilisa, ubicada en la vía a Daule, Guayaquil, tiene una capacidad de producción de 1 300 toneladas de aditivos para alimentos de animales de granja y mascotas. Foto: Mario Faustos/LÍDERES

Evelyn Tapia (I)
Redacción Guayaquil
redaccion@revistalideres.ec
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 22
No 0

250 productos destinados a la nutrición animal

30 de agosto de 2015 12:56

Jorge Susá Talenti reconoce que el crecimiento de su negocio se apalanca en la demanda del mercado exterior. Luego de 15 años de trabajo, investigación y desarrollo, los productos de su empresa, Adilisa, se comercializan además de Ecuador, en unos 17 países de América, Europa y Asia.

Susá cuenta que el desarrollo y producción de aditivos para alimentos de animales, que se adaptan a la necesidad de cada cliente, es un negocio poco común en el país. Aun así, en mayo del 2010 él decidió incursionar en ello y creó la firma Aditivos & Alimentos (Adilisa), que funciona en la ciudadela Inmaconsa, en Guayaquil.

Antes de emprender el negocio, el empresario había laborado por 15 años en una transnacional dedicada a los aditivos, con sede en EE.UU. “Cuando la firma decidió dejar de operar en América Latina, yo salí y me dediqué a esto porque era lo mejor que sabía hacer”.

En el 2000, la empresa producía 240 toneladas mensuales de aditivos para la industria local, en una planta de 400 m²; pero desde el 2010, cuando se levantó la nueva planta de 5 000 metros, la capacidad de producción creció a 1 300 toneladas. Solo en máquinas se invirtieron USD 3 millones.

En ese año la empresa comenzó a exportar, lo que le ha permitido tener un crecimiento sostenido promedio en ventas de un 15%.

Con un departamento de investigación en el que laboran nutricionistas, ingenieros químicos y de alimentos, Adilisa saca al mercado unos 10 productos nuevos por año, aunque algunos son reformulaciones mejoradas de productos anteriores.

El portafolio alcanza unos 250 productos, como saborizantes, colorantes, nutrientes, probióticos, conservantes, entre otros, que son comercializados a unos 250 clientes, en promedio. Uno de ellos es Avícola del Pacífico, que compra aditivos hace 11 años.

“Destacamos la seriedad y puntualidad en el asesoramiento técnico que nos dan. Tenerlos como proveedor nos permite estar a la vanguardia del desarrollo nutricional y a la evolución del ave”, comenta Marcos Joniaux, gerente de la compañía.

Él añade que se han mantenido con este productor nacional, porque la calidad que ofrece les ha dado la posibilidad de garantizar el máximo rendimiento de las aves.

Lo que les ha permitido “ganar confianza” es la tecnología de la planta. En el área de producción trabajan 30 personas, porque es una planta automatizada. Sin embargo, la automatización no responde a ahorro en mano de obra, enfatiza el empresario. “Tenemos esta planta por la confiabilidad del proceso que queremos brindar”.

Emilce Bayona, del área de Ventas en la multinacional Disan, que provee de aminoácidos a Adilisa, reconoce que el compromiso que muestra esta firma ecuatoriana, se refleja en las exigencia de calidad que tienen. “Son una empresa muy comprometida, en cuanto a las especialidades de materia que demandan, son un cliente importante para nosotros”, dice Bayona.

En el mercado nacional, los principales competidores son productos importados de Estados Unidos y Europa. “Ha sido un reto ganar la confianza de los clientes, porque a veces creen que solo el producto de afuera es mejor”, comenta el Gerente de Adilisa.

De ahí que los esfuerzos de la firma están concentrados en mejoramiento de calidad. Para ello ha obtenido certificaciones de calidad de Buenas Prácticas de Manufactura (BPM), Alianza para Comercio Seguro (BASC), ISO 9001, entre otras. Este año, además, se implementó una nueva línea de recubrimiento, en la que Adilisa invirtió USD 1 millón.

Se trata de maquinaria para dar cobertura a los aditivos que permiten soportar calor, debido a que en la producción de alimentos hay procesos hidrotérmicos con los que se corre el riesgo de que el aditivo pierda propiedades.

Actualmente, el 45% de la producción se exporta. La mejora en la calidad los fortalece para seguir su expansión. En el corto plazo, la firma aspira fortalecer su presencia en los países del Cono Sur.

Jorge Susá. Gerente General 

Tenemos un compromiso social importante. La mayoría de nuestros aditivos son en
polvo para no contaminar el medioambiente, la planta tiene sistemas de extracción y colección de polvo. Además, nos preocupamos para que nuestro personal esté bien entrenado para fabricar los productos, por eso les damos la oportunidad de recibir capacitaciones, que obtengan certificaciones en elaboración de aditivos y así pueden incluso mejorar sus ingresos.