placeholder
Mariana Criollo, gerenta de Producción de Textiles Merac, exhibe uno de los uniformes que confecciona la firma. La empresa nació en el 2011. Foto: Armando Prado/ LÍDERES

Mariana Criollo, gerenta de Producción de Textiles Merac, exhibe uno de los uniformes que confecciona la firma. La empresa nació en el 2011. Foto: Armando Prado/ LÍDERES

Su idea: el uniforme corporativo

23 de enero de 2017 16:53

Uniformes para oficina, escolares y para fábricas; hechos a la medida y con diseños y patrones de acuerdo al usuario. Ese es el trabajo que realiza Textiles Merac. La empresa hace seis años se encarga de la confección y bordado de estos insumos.

Isabel Mera, de 30 años, es la gerenta general de la firma. La quiteña, quien está estudiando un masterado en Dirección de Empresas de Moda en España, detalla que la empresa familiar se creó al ver una oportunidad de negocio: la confección de uniformes para el sector empresarial.

Mariana Criollo es una pieza clave: ella es mamá de Mera y la gerenta de Producción: Su tarea se concentra en la supervisión del manejo de la firma en Quito, mientras su hija termina sus estudios de especialización.

Mera cuenta que antes de graduarse de la carrera de Ingeniería en Comercio Exterior -de la Universidad Católica de Quito- profundizó conocimientos acerca de la industria textil. La información le ayudó a detectar una nueva oportunidad de negocio: la obligación del uso de uniformes en empresas privadas y estatales.

Por eso fundó Textiles Merac. Sin embargo, la quiteña detalla que para la confección de uniformes quería darle un valor adicional: elaborar los diseños a través de patrones.
En diseño, el patrón es una plantilla elaborada en papel; esta se dibuja sobre el tejido para luego armarlo y confeccionarlo.

Esta característica explica Mera le da un toque especial a sus productos: “con los uniformes también se posiciona la imagen corporativa”, asegura la empresaria.

Para reunir el capital inicial de Textiles Merac, la mujer acudió a sus padres para el primer préstamo. Con el dinero compró máquinas bordadoras, de confección y materia prima.
La primera producción -en el 2011- se enfocó en atender la necesidad de una entidad bancaria privada.

En el 2012 además de implementar nuevas máquinas la iniciativa lanzó la línea de lencería hospitalaria y hotelera. Además, incursionó en la confección de sábanas, disfraces y artículos promocionales como gorras, banderas y otros.

La primera planta de la empresa está ubicada en el norte de Quito. Ahí se elaboran las muestras de los diseños de uniformes. Y en la segunda planta, localizada al sur de la capital, se confecciona a escala industrial, los uniformes. Los espacios donde se produce son arrendados.

A la fecha, Textiles Merac elabora uniformes industriales, corporativos, ejecutivos, hospitalarios y para restaurantes.

Los procesos incluyen insumos nacionales y materia prima que resulta de procesos de reciclaje, como el ‘denim’, que es un tejido que resulta de botellas recicladas explica Mera.
El Almacén Puebla, ubicado en el norte de Quito, es proveedor de Textiles Merac hace cinco años. El almacén le vende hilos, agujas, elásticos entre otros insumos dice Fernanda Vázquez.

Con esta materia prima, la empresa empezó a captar clientes en sectores como telecomunicaciones, restaurantes, entre otros.

Desde el 2013, DirecTV es cliente de Textiles Merac. Leonardo Cisneros, analista de Compras de la empresa indica que Merac aplicó a los procesos de compra y ganó algunos proyectos para elaborar desde los uniformes para el personal técnico y de ventas, hasta elaborar productos promocionales como gorras y pulseras.

Cisneros afirma que el tallaje de Textiles Merac es el valor agregado, además de la calidad en el producto y confección.

Para este año, la empresa se prepara para montar una planta propia. También, está en negociaciones para exportar a países como Bolivia, en la línea de lencería hospitalaria ; además se alista para nuevas líneas de producción.

La gerente Isabel Mera 

Queremos ganar nuevos clientes. Por eso es importante cumplir procesos de calidad. Para eso hemos trabajado arduamente y el año pasado obtuvimos una calificación del 100% durante la evaluación de procesos y fabricación emitida por la SGS. También hemos trabajado con el sector público y somos proveedores reconocidos del Servicio de Compras Públicas. Este año nos fijamos nuevas metas, como la creación de una nueva sublínea de moda.