Los emprendedores Ángel Ordóñez, Cristian León y  David Aguirre durante la Feria Internacional de Loja, que se realizó en septiembre del 2015. Foto: Cortesía de Ingeniería Verde

Los emprendedores Ángel Ordóñez, Cristian León y David Aguirre durante la Feria Internacional de Loja, que se realizó en septiembre del 2015. Foto: Cortesía de Ingeniería Verde

Giovanni Astudillo (I) Editor redaccion@revistalideres.ec
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 10
No 0

La energía solar impulsa sus productos

30 de abril de 2016 09:14

La empresa lojana Ingeniería Verde se especializa en soluciones tecnológicas vinculadas con la energía renovable. Sus más recientes proyectos son la iluminación de dos urbanizaciones privadas de Montecristi y Puerto Cayo, en Manabí. Allí se instalaron 60 luminarias que se alimentan de energía solar y faltan otras 40.

“Pese al terremoto (pasado 16 de abril), estas luminarias siguieron funcionando, porque no están conectadas a la red eléctrica… Allí, nos damos cuenta sobre la importancia de esta tecnología”, señala el socio de la empresa, David Aguirre. Cada una cuesta entre USD 1 000 y 2 500, dependiendo de la altura y el área iluminada.

Ingeniería Verde fue creada en el 2010 por los emprendedores Cristian León, Ángel Ordóñez y David Aguirre, quienes fueron compañeros en la carrera de Ingeniería de Electrónica en la Universidad Técnica Particular de Loja. El otro socio es el ingeniero comercial, Leonel Vázquez, quien es una suerte de mentor y tiene experiencia con otras empresas.

Vázquez asesoró en cómo reinvertir los ingresos, porque al inicio no se deben buscar ganancias sino una consolidación del proyecto. Desde entonces realizaron aportaciones mensuales, que se mantienen hasta la actualidad. Su objetivo es tener recursos para tecnología, publicidad o cualquier emergencia. Al inicio fueron USD 25 al mes y, en la actualidad, son 75.

El objetivo de crear la empresa, dice Aguirre, fue mejorar la calidad de vida de las personas y contribuir al buen uso de la tecnología y el ambiente. “Estábamos conscientes que los primeros 24 meses no existirían ganancias y si habían debían ser reinvertidas para tener unas buenas bases”.

En el 2011, esta empresa se vinculó al Centro de Emprendimiento Prendho de la Universidad Técnica Particular de Loja y recibió el apoyo de infraestructura, equipamiento e Internet, cuenta Aguirre. Además, fueron asesorados en los ámbitos técnico y administrativo, modelo de negocios, acercamiento con instituciones públicas y entidades financieras. “Prendho fue fundamental para surgir y ser una empresa”.

Ingeniería Verde salió de las instalaciones de Prendho hace más de un mes y ahora tiene una oficina en la capital lojana. A más de las luminarias oferta paradas de buses, mobiliario urbano y sistemas de energía renovable para viviendas, hoteles y hosterías.

“Son soluciones que crean armonía entre la tecnología, naturaleza y el ser humano”. Antes, también realizaban proyectos de domótica, pero este negocio se frenó por la competencia.
Según Aguirre, todos sus productos generan energía limpia, que se utiliza inteligentemente. Es el caso de las paradas de buses, que tienen paneles solares que alimentan a la iluminación LED, que se prenden automáticamente en las noches, y a los conectores para cargar teléfonos móviles, computadoras, etcétera.

Estas paradas también cuentan con una pantalla que indica las rutas de los buses y se pueden agregar el servicio de Internet, wifi y publicidad, “para que los gobiernos seccionales puedan recibir beneficios económicos”.En Loja, concretamente en la calle Mercadillo y avenida Universitaria, se instaló una parada prototipo que está a prueba de funcionamiento.

Desde su creación, Ingeniería Verde ha instalado más de 80 proyectos o soluciones en Loja, Azuay, Manabí y Pichincha. Según Aguirre, la mayoría de sus clientes es extranjero porque valora esa tecnología y la considera una inversión. También, han tenido proyectos con los municipios de Quito y Loja.

Robin Ruiz instaló hace un año un sistema en su vivienda en la parroquia lojana de Malacatos. “Mi casa está en una montaña y fue más fácil y económico, que llevar un red eléctrica convencional”. Invirtió USD 8 000 en el sistema y le sirve para conectar electrodomésticos, computadora e iluminar siete focos.

Esta firma prevé facturar entre USD 20 000 y 30 000 al mes en el 2016, para seguir creciendo con respecto a años anteriores. En el 2014, por ejemplo, la facturación alcanzó los USD 150 000. Aguirre quiere ampliar su trabajo en Manabí, Quito, Ibarra y Riobamba.

Ingeniería Verde

Esta firma lojana oferta luminarias, sistemas para viviendas, paradas de buses...

Oferta y demanda

Los clientes. Los extranjeros, dice el empresario David Aguirre, buscan soluciones de energía renovable porque son independientes de las redes públicas y para colaborar con el ambiente.

La opción. Ingeniería Verde ofrece paneles solares para viviendas, urbanizaciones, hosterías... El kit económico cuesta USD 499 y tiene paneles, baterías y otros equipos para alimentar a cuatro focos, dispositivos electrónicos como tablets y celulares.

Otras ofertas. La opción más costosa asciende a USD 50 000 y sirve para dotar de energía a bombas de agua, grandes refrigeradores, hornos, aire acondicionado… También, hay sistemas de calentamiento de agua.