Gonzalo Vivero

Gonzalo Vivero, gerente general de la Cooperativa de Ahorro y Crédito 29 de Octubre. Foto: Pavel Calahorrano / LÍDERES

Pedro Maldonado
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 3
No 0

Gonzalo Vivero: 'Mientras más controles existan, mejor'

30 de agosto de 2015 12:20

El gerente general de la Cooperativa de Ahorro y Crédito 29 de Octubre, Gonzalo Vivero, analiza el escenario que atraviesa el sector cooperativo, en medio de la liquidación de dos entidades y la recesión que atraviesa el país. Para el futuro, señala, hay que ser innovadores.

La reciente liquidación de las cooperativas Acción Rural y Cacpet, en Chimborazo y en Tungurahua, respectivamente, llamó la atención y generó inquietud. ¿Qué lectura tiene sobre lo sucedido?

Por lo que he leído se nota que hubo una mala gestión y un mal control en cuanto a la administración de esas dos cooperativas, abusos que probablemente no fueron controlados en su debido momento y que originaron inconvenientes en la parte financiera de las dos entidades. Por esto considero que es básico e importante que las cooperativas de ahorro seamos reguladas de manera que siempre estemos proyectando tranquilidad y confianza al público. Los controles deben divulgarse con la debida oportunidad, para que los socios y los clientes conozcan la situación y sientan tranquilidad.

¿Han conversado entre las cooperativas sobre estas liquidaciones?

Cuando ocurren estas situaciones se desprestigia el sector y eso es lo que debemos cuidar. No hemos tenido alguna reunión al respecto con otras entidades, pero como actor y Gerente de la 29 de Octubre hago conciencia de que siempre debemos estar reforzando los controles internos, los procesos e incrementando la seguridad para generar tranquilidad. En la cooperativa que administro mejoramos la estructura y estamos efectuando muy fuertes controles de riesgos. Estamos cambiando el modelo del negocio mediante tecnología de punta para lograr procesos automáticos, cero concentración de crédito, diversificación del crédito, entre otros objetivos.

La normativa actual establece la conformación de Consejos de Administración y de Vigilancia que se reúnen periódicamente. ¿Esto se cumple?

Así es. En nuestro caso, el Consejo de Administración se reúne cada dos semanas y el de Vigilancia una vez al mes. Es normativo y lo que allí se registra, lo reportamos a la Superintendencia de la Economía Popular y Solidaria. Los consejos administrativos son responsables de las divisiones de riesgos, de finanzas, del área comercial, etc. Por otro lado, el Consejo de Vigilancia revisa las actividades que se realizan en cada cooperativa, como el ingreso de personal, el trabajo con proveedores, entre otros puntos. Mientras más controles existan es mejor para nosotros. Además, hay auditorías internas y externas. Todo esto se hace para mejorar y tranquilizar al público.

Las cooperativas surgen como pequeñas organizaciones, pero algunas han crecido de manera visible. ¿Los controles son más sencillos cuando una entidad es pequeña?

Como ocurre en toda organización el control es más complejo a medida que se crece. Nosotros, por ejemplo, estamos en 20 provincias y esa cobertura hay que tenerla muy controlada. Por eso es fundamental que la administración esté preparada y maneje con cuidado la liquidez, la solvencia, la morosidad, que tenga una amplia gama de servicios para competir con el sector financiero. Eso amerita control, cuidado y una división de riesgos muy fuerte.

La actual situación económica del Ecuador es complicada. ¿En el sector cooperativo hay algún efecto?

Ha habido una desaceleración, pero seguimos colocando créditos. Hace pocos días lanzamos un producto para crédito de vivienda y lo hicimos, porque en las crisis hay oportunidades. La crisis no es para huir, sino para sacarle provecho. El cooperativismo no ha sido tan afectado como la banca privada por la inquietud y los rumores que surgen con mala fe. Esos comentarios en lugar de favorecer al sistema generan intranquilidad en el público que malinterpreta los mensajes.

A inicios del 2015 se proyectaba un año difícil para el sector cooperativo con varios desafíos. ¿Ustedes cómo han evolucionado?

Seguimos con microcrédito, crédito de consumo, vivienda, pymes, comercial... No tenemos inconvenientes, nos gusta diversificar y tenemos una democratización de los créditos, que van desde USD 500 hasta préstamos para vivienda de hasta USD 150 000 con garantía hipotecaria. La idea del cooperativismo es diversificar los productos. No queremos que la gente acuda al sector informal y nos sentimos contentos con la gama de productos que tiene esta actividad.

¿Entonces, por lo que dice, el impacto de la situación económica es menor en el sector de las cooperativas que en la banca privada?

No hay un impacto grande y si hay una desaceleración, pero por prudencia financiera, debido a una afectación al sistema financiero en general. Las cooperativas que estamos reguladas estamos fuertes, sólidas, avanzando y ganando mercado. El crecimiento frente al sistema bancario fue mejor. El año pasado el sistema bancario creció 7% y las cooperativas crecimos casi 17%, en relación con el monto que se maneja en cada segmento. Eso es interesante, porque puede haber migración de clientes al ver la confianza y las reglas de juego claras en nuestro sector. Las autoridades tienen que cuidar que los directivos de las cooperativas sean gente proba y que realmente pueda respaldar a los socios y clientes, para no cometer errores que se han dado en ciertas cooperativas.

La situación del volcán Cotopaxi también inquieta a los sectores productivos. ¿En las cooperativas tiene planes de apoyo para los socios?

Hemos levantado información de aquellos clientes que puedan tener afectación con una posible erupción. En nuestra operación, no hemos encontrado mayor inconveniente, no registramos un riesgo crítico. Si hubiese una emergencia mayor nosotros tenemos que respaldar a los socios y clientes si perdiesen su trabajo, su negocio. Analizaremos, evaluaremos y ayudaremos, porque esa es nuestra obligación.

¿Hay alguna cifra de posibles socios afectados?

Es mínima, no tengo el dato exacto. En el levantamiento de información casi no tenemos incidencia, porque son muchos créditos para consumo, es decir ya están solventados. No hemos dirigido créditos a microempresas o empresas, sino a temas de orden personal como educación, vivienda, vehículos.

¿Qué perspectivas tienen en el sector para lo que queda del 2015 y cómo viene el 2016?

Por la situación que estamos viviendo como país pueden ser años un tanto complicados o restrictivos. Pero creo, y vuelvo a repetir, que en situaciones de esta naturaleza hay que buscar las oportunidades y esa es la visión que con el equipo de trabajo estamos visualizando; estamos mirando qué podemos hacer nosotros en favor del país. No nos podemos echar a morir, tenemos que buscar alternativas y soluciones para seguir apoyando a la gente, ser positivos, más innovadores y buscar por donde podemos ayudar a los socios que tenemos.

SU TRAYECTORIA

Estudios
. Tiene una ingeniería comercial con especialidad en Finanzas, de la Pontificia Universidad Católica de Quito.

Experiencia. Entre 1987 y 2014 se desempeñó en Banco del Pacífico. Ocupó cargos como Vicepresidente Ejecutivo de Negocios, Vicepresidente Nacional Banca de Consumo, Vicepresidente Nacional de Negocios, entre otros. También ocupó cargos en el Banco Popular y en el Banco de la Producción.

En el cooperativismo
. Desde febrero de este año es el Gerente general de la Cooperativa de Ahorro y Crédito 29 de Octubre, entidad financiera que opera en 20 provincias del país.