placeholder
Sánchez es Country Manager de Coface en Ecuador desde junio del 2015. Esta multinacional de los seguros de crédito tiene presencia directa en 67 países y atiende a una cartera de clientes con 37 000 empresas, en 200 países. Foto: Paúl Rivas/ LÍDERES.

Pedro Sánchez es Country Manager de Coface en Ecuador desde junio del 2015. Esta multinacional de los seguros de crédito tiene presencia directa en 67 países y atiende a una cartera de clientes con 37 000 empresas, en 200 países. Foto: Paúl Rivas/ LÍDERES.

Pedro Sánchez: ‘Ecuador, en el grupo de mayor riesgo’

7 de febrero de 2016 13:53

El Gerente de Coface en Ecuador, Pedro Sánchez, describe la visión de esta multinacional de los seguros corporativos sobre la situación económica del país y la región. Además, analiza cómo se perfila el escenario de corto y mediano plazos para el desempeño empresarial.

¿Cuál es la apreciación que tiene Coface sobre el desempeño económico en el mundo y en América Latina (AL)?

En Coface tenemos nuestro propio índice de medición de riesgo con siete escalas, que van de la A hasta la D, en donde calificamos a los países, según su riesgo país. Es decir, analizamos en dónde hay condiciones favorables o desfavorables para hacer negocios, la situación macroeconómica obviamente, y vemos que hay una reversión de lo que pasaba hasta hace unos años, en donde los países de Europa ahora tienen una mejor calificación de riesgo país. La mayor parte está en una situación mejor: Portugal y España, en una zona como de ‘alerta’ y el área de Grecia y el sur de Europa, con una situación complicada.

¿Qué pasa en la región?

Hace algunos años, los países de AL estaban mejor -con el ‘boom’ de los commodities e incrementos de precios-, y la situación de riesgo había bajado considerablemente. Ahora, con la caída de los precios de las materias primas, nuevamente AL está en la lupa con un incremento del riesgo país.

¿Cómo está Ecuador?

Ecuador, de lo que tenía una calificación de ‘B’ ahora está en una calificación de ‘C’. Es decir, ha sido degradada. En la última revisión de riesgo país que hizo Coface ha tenido una baja en su calificación.

¿Cuándo se dio esa baja?

Se produjo en el último trimestre del 2015. Desde octubre, Ecuador ya tiene la calificación de ‘C’.

¿Qué significa tener ‘C’?

Significa que es una nación de ‘riesgo sensitivo’. Aún no está en una situación de riesgo extremo. Esta medición se da cuando analizamos los factores macroeconómicos y a los sectores productivos. Como tenemos clientes de diferentes sectores, medimos en dónde hay demoras y problemas de liquidez por parte de las empresas. En Ecuador empezamos a detectar que hay empresas impagas y están quedando mal con los clientes. Todo eso se analiza y se tiene una calificación de riesgo.

Además de Ecuador, ¿qué otros países están en ese nivel de ‘riesgo sensitivo’?

Brasil tiene una baja de calificación en sus niveles de riesgo, por todo lo que sucede en ese país: devaluación, caída de los precios de los commodities, situación política complicada que ha agravado todo, y eso también ha ido afectando a toda la región. Eso también ha complicado a Argentina.

¿Solo Brasil están en ese nivel de ‘riesgo sensitivo’?

Argentina también está en ese nivel. En donde Coface tiene presencia, los ‘más riesgosos’ ahora son Ecuador, Brasil y Argentina. Con niveles de riesgo importantes, pero menores que estos países están México, Colombia, Perú. Chile es el que mejor calificación tiene en la región actualmente.

¿Qué pasa con Bolivia?

Allí no tenemos operaciones. Pero Bolivia es una economía que tiene un desempeño interesante, a pesar de lo que ha pasado con los commodities. Bolivia ha tenido un crecimiento importante en los niveles del PIB per cápita y un crecimiento sostenido de los más altos de la región. No le golpea tanto la situación actual, por las decisiones de política económica.

¿Qué ha ocurrido con los sectores productivos en AL?

En Coface vemos que en el sector del acero y metal, entre marzo del 2014 y octubre del 2015, se agravó y complicó en toda AL. Una de las causas fue la afectación del sector automotriz y de la construcción. Este sector de la construcción, que en Colombia y Ecuador tenía en el 2014 niveles buenos de riesgo, en el 2015 llegó al ‘riesgo sensitivo’.

¿Qué sucede en Ecuador?

A este sector de la construcción lo estamos monitoreando en Ecuador, porque se está complicando aún más. Esto tiene que ver mucho con las deudas que tiene el Estado con sus proveedores. Este ha sido un efecto dominó, que ha llevado a las empresas constructoras a quedar mal con sus proveedores de materia prima. En fin.

¿Cuál es la situación en otros sectores productivos?

En el de alimentos y agronegocios, salvo Brasil y Ecuador, que en el 2014 estuvo complicado, en el resto de AL se ha complicado considerablemente. Ahí por ejemplo, la devaluación en diferentes países y que pueden resultar conveniente para exportar, juega en contra de otros países que demandan esos productos.

En químicos, Ecuador y Perú están en un nivel de riesgo intermedio, pero el resto de AL se ha complicado. Este es un efecto de la caída del precio del petróleo, porque ha bajado la demanda de insumos químicos, además, en el sector agroexportador, que ha bajado sus exportaciones. Por ejemplo, en el florícola, ante la caída de la demanda de Rusia, bajó la demanda de fertilizantes. En Ecuador también se han encarecido los productos tecnológicos, en donde ha habido un impacto por la aplicación de salvaguardias.

¿Hay algún sector productivo que no esté afectado?

Por el momento, el sector del retail (supermercados), pero nuestra evaluación fue hasta octubre del 2015. Aunque, por la caída de la demanda en el último trimestre, ya se sienten los efectos. En enero se sintieron muchos descuentos.

Con base en este diagnóstico, ¿qué se puede esperar en el desempeño durante el 2016?

En AL vemos, a lo largo del 2016 y hasta mediados del 2017, una situación de riesgo sensitivo general. A mediados del 2017 esperamos ir saliendo de esta situación y alcanzar ciertos niveles de estabilidad económica. La recuperación de China no será tan rápida; el precio del petróleo va a seguir bajo y se espera que siga cayendo, por la presencia de Irán en el mercado.

¿Cuáles son las expectativas para la industria en Ecuador?

Las oportunidades para Ecuador pueden venir si se concreta el acuerdo con la Unión Europea y abrir mercados en otras regiones. Allí deberían estar los esfuerzos públicos y privados, para armar rápidamente una estrategia comercial. No estamos en el mejor escenario, no es que con un dólar revalorizado nuestras exportaciones sean más competitivas, pero es una opción. Además, el mercado interno está deprimido.