Entrevista de trabajo

Foto: Archivo Líderes

Evelyn Tapia
(I) Redactora
redaccion@revistalideres.ec
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 45
No 5

La entrevista laboral: los errores y aciertos

15 de noviembre de 2015 16:48

La entrevista laboral es similar a la primera cita. Los nervios, la incertidumbre por el futuro y la emoción por un nuevo comienzo se mezclan en el encuentro, de cuyo éxito dependerá que comience o no una relación.

De acuerdo con expertos en recursos humanos consultados, la vestimenta, la actitud que se proyecte, la calidad del diálogo que se entable entre el postulante y el reclutador e incluso la postura corporal, envían un mensaje positivo o negativo.

Para Ximena Cabezas, encargada de selección de personal en la empresa Security Data, dos errores comunes de los postulantes son: hablar mal de la empresa en la que se laboró anteriormente o no entablar contacto visual durante la conversación. “Es importante nunca hablar mal de la empresa anterior, porque da la impresión de que a donde quiera que vaya, esa persona repetirá la misma conducta. También, una vez entrevisté a una persona que miró a todos lados menos a mí; perdí interés porque con esa actitud parecía desinteresado”.

Patricia León, directora de Desarrollo Institucional del IDE Business School, explica que cuando el reclutador percibe este tipo de mensajes negativos, no necesariamente obviará al postulante en el proceso. “Pero sí predispondrá al entrevistador a ahondar en otros aspectos que le ayuden a confirmar su primera impresión. Además, en la mente del entrevistador esa persona ya no ocupará la mejor posición, inconscientemente la ubicará en lista de espera, en lugar de colocarla en la categoría de candidatos idóneos”, puntualiza la especialista.

León indica que la primera impresión que se genera en la entrevista tiene el 90% del peso de la decisión del reclutador.

En el primer encuentro con el aspirante, el reclutador evaluará su forma de vestir, el saludo, la sonrisa, la mirada, el tono de voz, la forma de sentarse y otros detalles, como incluso el perfume, cuenta León. “Todo ello es lenguaje no verbal y todos sabemos que más del 60% de la comunicación es no verbal. Antes de empezar la entrevista, ya he dicho mucho de mí solo con el lenguaje no verbal”.

En lo relacionado con el lenguaje verbal, en cambio, los expertos dicen que en una entrevista, restan puntos las respuestas falsas que el interesado en el trabajo pudiera dar durante la conversación, para impresionar o convencer.

Carlos Rossi, gerente de RealMind, una empresa dedicada a la capacitación y el asesoramiento en talento humano, señala que la transparencia del entrevistado es primordial en una época en que las empresas utilizan herramientas tecnificadas para cerciorarse de que el candidato es honesto.

Él, por ejemplo, usa técnicas de psiquiatría criminal para seleccionar, pues es neurocientífico y fue entrenado por el FBI. “Lo primero que sugiero a los postulantes es que sean auténticos. Hay herramientas avanzadas en procesos de selección que detectan incoherencias. A veces, las empresas seleccionan por perfil y competencias, pero se olvidan de lo principal que son los valores”, comenta Rossi.

Una de las preguntas que genera nervios en el entrevistado es la de aspiración salarial, coinciden los analistas. Rossi sugiere que la persona investigue cuál es el salario promedio que se paga en el mercado por el puesto al que se aspira, para no dar cifras más altas que pudieran afectarlo en el proceso.

Los principales aciertos que un postulante tiene durante una entrevista son la actitud positiva y proactiva, dice Cabezas. En las entrevistas que ha realizado, ella cuenta que los candidatos que muestran entusiasmo en el cargo y que han investigado previamente sobre la empresa, transmiten una mejor impresión.