placeholder

Los envíos de dinero crecieron 6% en el 2011

Los migrantes de América Latina y el Caribe enviaron unos USD 61 000 millones a sus países de origen el año pasado. La cifra representa un incremento del 6% de los envíos efectuados en el 2010, cuando las remesas llegaron a USD 57 600 millones.

Los datos se desprenden de un informe divulgado en marzo por el Fondo Multilateral de Inversiones (Fomin) del Banco Interamericano de Desarrollo. Según el documento, “para el mercado de remesas de América Latina y el Caribe, el 2011 fue un año de renovado crecimiento, luego del período 2008-2010”. El crecimiento se dio a pesar de la persistente incertidumbre económica en Europa, agrega el informe. Para este año, el Fomin anticipa que las remesas a esta región crecerán a una tasa similar a la del año pasado.

México fue el país que más remesas recibió en América Latina en el 2011. Fueron USD 22 731 millones los que llegaron ese país. Le siguen Guatemala y Colombia con 4 377 millones y 4 168 millones, en su orden (revisar mapa).

La investigación del Fomin añade que la mayoría del dinero provino de tradicionales destinos de migrantes latinoamericanos y caribeños como EE.UU. y España. En el primer país, fuente de casi tres cuartas partes de las remesas recibidas en esta región, “los trabajadores extranjeros hallaron mejores niveles de empleo y remuneración durante el 2011. Como consecuencia, realizaron más transferencias por mayores montos”.

Algo distinto ocurrió con los recursos que llegaron desde España. Las perspectivas inciertas en Europa resultaron en una reducción en las remesas a América Latina, en especial durante el último trimestre del año anterior. En España, la población de migrantes se redujo en casi 2% por la partida de extranjeros, en particular obreros de la construcción.

El informe del Fondo Multilateral de Inversiones asegura que “sin esta fuente de ingresos que reciben periódicamente estas familias de parientes en el exterior, muchos hogares caerían bajo la línea de pobreza”.

La importancia de estos envíos también es reconocida por la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac). Según este organismo los migrantes se han convertido en actores claves en el panorama económico de sus naciones, porque con las remesas que envían colaboran con el sostenimiento de sus familias y con ello, a la estabilidad social.

Igualmente, sostiene la Celac, las remesas son claves en la estabilidad monetaria y cambiaria, ya que los dólares o euros enviados sirven a los bancos centrales para financiar las importaciones.

Otro dato del Fomin señala que en años recientes, a medida que algunas economías han mejorado, las remesas se han convertido en una porción más reducida del Producto Interno Bruto. Sin embargo, en varios países de la región representan más de 10 % del PIB.

[[OBJECT]]