placeholder
Andrés Gómez de la Torre (derecha), subgerente de Desarrollo Sustentable Corporación Favorita. Foto: Cortesía Corporación Favorita

Andrés Gómez de la Torre (derecha), subgerente de Desarrollo Sustentable Corporación Favorita. Foto: Cortesía Corporación Favorita

El equilibrio productivo es el objetivo

18 de octubre de 2017 15:22

La gestión ambiental de Corporación Favorita se maneja con un programa estratégico. Este grupo económico, que maneja cadenas como Megamaxi, Supermaxi, Akí, Juguetón, entre otras, implementa un plan con un enfoque de desarrollo sustentable.

En este programa la meta es lograr el equilibrio entre el desarrollo económico, productivo y ambiental. La clave, según Corporación Favorita, es el manejo adecuado de los recursos naturales y la prevención y control de posibles impactos de las actividades en el entorno natural y social.

Es una tarea retadora y para lograrlo el grupo desarrolla cuatro ejes: el primero es una política ambiental, en la que se enmarcan principios y acciones, el cumplimiento de la normativa y el apoyo a la construcción de políticas públicas. El segundo eje es el del manejo de residuos, reduciendo cantidad y aumentando la recuperación de desechos.

El tercer lineamiento es la gestión de recursos, como agua y energía, “buscando alternativas para su optimización en las actividades productivas”. Y el último eje es el manejo de la huella ecológica, que implica acciones permanentes y sistemáticas para reducir la demanda e impacto de las actividades de la empresa.

El programa de gestión ambiental se aplica a escala nacional en locales de supermercados y Juguetón. También se brinda apoyo a las filiales del grupo, como Agropesa, Enermax, en la certificación de puntos verdes, el reconocimiento otorgado por el Ministerio del Ambiente.

Los beneficiados de este programa, según Corporación Favorita, son los ciudadanos en general ya que los ejes estratégicos se enmarcan en políticas nacionales e internacionales, como los Objetivos de Desarrollo Sostenible que se enfocan en puntos como educación de calidad, salud y bienestar, saneamiento, energías no contaminantes, entre otros.

Como casos puntuales del programa de gestión ambiental, la empresa menciona la implementación de fundas oxo-biodegradables, en el 2008; una campaña de uso de fundas reusables, que se cumplió en 2013 y 2015; la utilización de iluminación LED y sistemas de refrigeración y aire acondicionado ecológico en sus locales desde el 2013; la implementación, un año después, de estaciones de reciclaje en locales para reciclar envases de Tetra Pak, papel, cartón, fundas plásticas y botellas pet.

Todas las acciones se han desarrollado con el objetivo de minimizar el impacto ambiental.
¿Cuánto se ha invertido en el programa? “Una suma importante, siempre pensando en el beneficio de nuestros colaboradores, clientes, comunidad en general y país”, dice este grupo empresarial ecuatoriano.