placeholder
El equipo de trabajo de almacenes El Ahorro junto  a Juan Almeida (centro) , el gerente de la empresa. Foto: Diego Pallero / LÍDERES

El equipo de trabajo de almacenes El Ahorro junto a Juan Almeida (centro) , el gerente de la empresa. Foto: Diego Pallero / LÍDERES

Este equipo superó una crisis y ya suma cinco locales

8 de diciembre de 2016 13:26

“En momentos de crisis también hay oportunidad para crecer”, afirma Juan Almeida. Este guayaquileño de 50 años -pero que vive en Quito desde los 11- es gerente de la cadena de almacenes El Ahorro.

Su negocio actualmente tiene cinco tiendas: cuatro ubicadas en el norte de Quito, y otra en el sur de la capital. Sus locales ofertan jeans, camisetas, blusas, ropa interior y otro tipo de vestimenta de producción nacional.

Sobre las perchas de la tienda central, ubicada en el bulevar de Cotocollao, en el norte de Quito ya se ven las colecciones de pantalones jeans, blusas e incluso ropas deportivas con ofertas para la temporada navideña.

Los inicios de este negocio de la moda fueron en 1998 cuando se llamaba Las Chompas. En en esa época, la tienda ubicada en el sector de la Kennedy -al norte de la capital- solo comercializaba chompas de cuero, a crédito. En 1999 el negocio se formalizó ante las entidades competentes y tuvo su primer gran obstáculo: la crisis financiera que vivió el país.

En el 2000, con la implementación de la dolarización en el Ecuador, el establecimiento perdió USD 23 000 debido al cambio entre el sucre y el dólar. Además, el desempleo y la ola migratoria que desató la crisis hizo que el local perdiera clientes que tenían deudas con el almacén, cuenta el emprendedor.

No obstante, pese a la dificultad del momento, el almacén El Ahorro le dio un giro a su negocio: cambio de nombre y se dedicó a vender ropa ecuatoriana a precios asequibles y al contado: “quisimos cubrir el segmento económico medio bajo”, cuenta Almeida.
En el 2002, la cadena inició su expansión. Por ejemplo, en ese año se inauguró la segunda tienda en el norte de Quito.

La prioridad de los almacenes El Ahorro es trabajar con textileros artesanales y microempresarios locales. Carmen Morales, propietaria de Carmita Sport, es una de las 100 proveedores de almacenes El Ahorro.

Desde hace 10 años le entrega blusas y camisetas de mujer y niña. Ella afirma que la producción utiliza telas nacionales en la fábrica que está en el sur de Quito.
La relación con esta cadena de tiendas de ropa les ha permitido posicionarse en el mercado, cuenta la dueña de Carmita Sports.

Para este año, las expectativas de la cadena El Ahorro es mantenerse en ventas con el mismo nivel de ventas que el año pasado. Esto porque están conscientes de la coyuntura económica del país.

Además, Almeida indica que para el 2017 tienen algunos proyectos en mente como abrir nuevas sucursales en Sangolquí (valle de Los Chillos) y en la provincia de Santo Domingo de los Tsáchilas.

La idea de esta cadena quiteña no es perder su esencia: vender confecciones ecuatorianas de calidad y a bajos precios. Estas dos características son la clave para mantenerse como una vitrina de las pequeñas empresas textiles del país y como un generador de fuentes de empleo.