placeholder
Shadira Prócel, integrante del Centro de Asesoría y Servicios Educativos de la PUCE. Foto: Julio Estrella / LÌDERES

Shadira Prócel, integrante del Centro de Asesoría y Servicios Educativos de la PUCE. Foto: Julio Estrella / LÌDERES

Un espacio para dar apoyo en el desarrollo pedagógico 

5 de septiembre de 2017 16:27

La Facultad de Ciencias de la Educación de la Pontificia Universidad Católica del Ecuador (PUCE), en un intento de vincular los conocimientos que se generan en la institución con la comunidad, creó el Centro de Asesoría y Servicios Educativos (CASE).

Este espacio de estimulación y desarrollo pedagógico abrió sus puertas en enero del 2016, para atender a usuarios de 0 a 15 años de edad que presenten dificultades en el proceso de aprendizaje. Dentro del CASE, trabajan varios profesionales especializados en psicopedagogía, que ofrecen una planificación personalizada para atender las necesidades pedagógicas de los diferentes usuarios.

Además, existen varias áreas de trabajo dentro del centro: el área de estimulación temprana, detención y diagnóstico, que va de los 0 a los 6 años; el área de psicopedagogía, que atiende problemas como el de lecto-escritura y el área de evaluación psicopedagógica.

La coordinadora de CASE, Shadira Procel, explica que el centro busca, además, poder capacitar a docentes e instituciones para asistir a las necesidades de los estudiantes de una manera más eficiente y enfocada a la superación de las dificultades pedagógicas.

En el centro, los usuarios pueden desarrollar de mejor manera sus habilidades cognitivas y superar los obstáculos que se han presentado en su aprendizaje. Además, el plan de desarrollo es personalizado y direccionado a atender necesidades específicas.

Los profesionales del CASE se encargan de realizar evaluaciones y entrevistas para realizar un diagnóstico de cada caso y analizar las soluciones. Sin embargo, el trabajo de los profesionales en pedagogía no termina con las sesiones didácticas, sino que existe un acompañamiento en el proceso de educación de los usuarios.

“Las sesiones se trabajan dependiendo del caso, pero después de analizar el perfil, se visita a las instituciones educativas para socializar los resultados y se les da las directrices a los profesores para saber cómo trabajar con los niños que presentan estas dificultades”, explica Procel.

En la actualidad, el centro cuenta con 50 usuarios que llegan, principalmente, desde instituciones educativas fiscales. Además, son las mismas instituciones de enseñanza quienes remiten a los estudiantes con conflictos pedagógicos hasta el CASE, para que sean los especialistas quienes se encarguen de ayudar a superar los problemas.

El costo de las sesiones depende de las posibilidades de pago de las familias. Uno de los ideales principales de este centro, y la PUCE en general, es el poder vincularse con la comunidad y ayudar a los sectores de riesgo y de escasos recursos económicos.

Por este motivo, existen profesionales dedicados a hacer estudios económicos de las familias y determinar el costo de los servicios. El valor de las sesiones oscila entre USD 15 Y USD 10. Gracias a los fondos recaudados, el centro logra autofinanciarse .

Shadira Procel, comenta que el CASE tiene una visión de expansión bastante amplia y que se sigue trabajando en varios proyectos pedagógicos. Una de las principales proyecciones es poder convertirse en un centro de investigación donde se desarrollen nuevos planes educativos.

Asimismo, el CASE quiere integrar, en un futuro, a los estudiantes de la Facultad de Ciencias de la Educación, para que aporten con sus conocimientos al desarrollo pedagógico de los usuarios.

Por el momento, los estudiantes universitarios pueden acceder al centro para tener clases prácticas en materias como Didáctica. Otros espacios se aperturarán.

En la actualidad, el centro se encuentra trabajando en generar convenios con más instituciones y fundaciones para lograr expandir los servicios que se ofrecen hacia más usuarios que se encuentren en sectores de riesgo y de escasos recursos económicos. Adicionalmente, ha trabajado con unidades educativas en materia de adaptaciones curriculares.

Es importante mencionar que el apoyo de la PUCE ha sido fundamental para este proyecto, ya que la institución a aportado con sus servicios, instalaciones y, conjuntamente con la Dirección General de Vinculación, se ha logrado que el CASE ayude a la comunidad con este servicio que es muy costoso en otras instituciones privadas.