Édgar Tacuri y Jorge Piedra son dos de los tres socios de la marca La Garra, en Loja. Foto: Lilia Arias / LÍDERES
Redacción Loja
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 12
No 1

En España trabajaron; en Loja emprendieron

En la planta baja de una casa de tres pisos se instaló la fábrica de zapatos de tela de marca La Garra. Este emprendimiento está ubicado en la Ciudadela del Electricista, al sur de Loja.

Esta idea la tuvieron Édgar Tacuri, Jorge Piedra y Lenin Rogel, los dos primeros son migrantes que retornaron a Ecuador. El objetivo es generar fuentes de empleo en la ciudad de Loja.

Hasta el momento, la inversión alcanza los USD 130 000, de esta cifra el 30% es financiado por el Banco de Fomento y la Corporación Financiera Nacional.

Ocho máquinas se importaron desde España con los capitales de los migrantes. Estas no contaminan el ambiente, porque funcionan a electricidad con medidores de 220 voltios.

En el inmueble, también se instaló un espacio para exponer los modelos que se confeccionan. Variados colores matizan el espacio y las prendas, tanto para hombres como mujeres. Además, han aprovechado el desarrollo de la 185 Feria Internacional que se realiza en Loja, para exponer la mercadería. La meta es promocionarse y mejorar las ventas.

Actualmente, el producto se vende en almacenes de Loja, Zamora y Macas.

La instalación de la fábrica se la hizo hace un año y medio, y la producción arrancó hace cuatro meses. 100 pares de zapatos venden al mes en promedio, y en 'stock' mantienen otros 100.

Édgar Tacuri lo califica como un zapato urbano, porque es cómodo para caminar por la ciudad. En el caso de los modelos para caballeros, en la planta del calzado dispone de una base ortopédica para darle mayor comodidad.

Cada serie de zapatos tiene una particularidad. La firma elabora productos de acuerdo con la época o celebración. Por ejemplo, para el Mundial de Brasil, diseñó y confeccionó zapatos amarillos, azules y rojos. Y por las fiestas de Loja se pintaron flores y adornos en los de mujer.

En el negocio, por el momento trabajan cinco personas, todas migrantes. Cada una tiene una experiencia distinta en países europeos, para confeccionar zapatos en telas especiales.

Tacuri laboró durante una década en España, en una compañía de zapatos. Allí, aprendió las técnicas de la producción y estrategias de venta. Mientras que Consuelo Bravo, quien vivió en España durante 12 años, aprendió sobre el diseño de prendas de vestir y calzado. Ella recibió cursos impulsados por la Comunidad Europea, que se ofrece a los migrantes con el objetivo de que, al volver a sus países, sean productivos.

Confeccionan también calzado de acuerdo con las necesidades empresariales. La idea es dar comodidad a los pies para que el empleado o trabajador pueda rendir en las actividades asignadas.

El negocio en breve

El apoyo. Estos emprendedores han recibido apoyo del Mipro y la Prefectura de Loja para buscar mercados en donde exponer el calzado fabricado en Loja.

La materia prima. Un 80% es adquirida en Ecuador. Las telas traen desde Ambato; el caucho, de Guayaquil; el corcho, desde Brasil u otro país de la región.

La promoción. Hoy buscan estrategias de promoción. Se apuntalan en las redes sociales y con agentes de venta.