El 5 de junio se realizó un encuentro en el campus de la Espol (La Prosperina), para analizar la situación del país. Foto cortesía de la Espol
Redacción Guayaquil
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 3
No 0

La Espol afronta el reto de los transgénicos

Hablar de transgénicos levanta diferentes opiniones. No obstante, plantear su utilidad y las ventajas de desarrollar organismos que puedan resistir plagas o que mejoren la calidad de un producto, es el desafío que los centros de investigación toman en sus manos.

La Escuela Superior Politécnica del Litoral (Espol) desarrolló una sesión de trabajo en la que se trató el tema de los transgénicos, su legislación y los resultados de las investigaciones que sobre el tema realiza el Centro de Investigaciones Biotecnológicas del Ecuador (CIBE). La cita se llevó a cabo en el campus Prosperina (norte de Guayaquil).

Dejar de satanizar los transgénicos y aprovechar las oportunidades que ofrece es la posición que defiende Efrén Santos, investigador del CIBE. Este centro plantea entregar plantas de banano modificadas genéticamente y resistentes a enfermedades como la sigatoka negra, plaga que tanto afecta al sector bananero.

El CIBE empezó este proyecto en el 2008, antes de que se aprobara la nueva Constitución. El art. 401 declara al país libre de cultivos y semillas transgénicas. Solo se permite una excepción: si el Presidente y la Asamblea creen necesario el ingreso de este tipo de semillas al país.

Los miembros del CIBE proponen que el Estado revise este artículo, ya que en el proyecto no se importan semillas transgénicas como prohíbe la ley, sino que trabajan con cultivos autóctonos y experimentan con ellos. Otra variación que se trabaja es la inclusión de productos sisgénicos que, a diferencia de los transgénicos, son tratados con genes de la misma especie.

Un proyecto de esta naturaleza puede tomar entre 10 y 15 años en su ejecución, debido a que el banano es una planta difícil de tratar. La primera fase del proyecto está finalizada en un 100%; la segunda, que es la fase de tratamiento de la especie, se encuentra en un 30%. Aún hay mucho por recorrer.

Educar a la sociedad en estos temas es importante, ya que se busca abrir nuevos espacios en el país dentro de la rama de la ingeniería genética. El objetivo es utilizar estas técnicas, como una alternativa para mejorar los cultivos.

Este tema se tratará en el Congreso Internacional de Biotecnología, que se realizará desde el 9 hasta el 12 de junio en el Hotel Sheraton (Guayaquil). En el encuentro se discutirán procesos de adaptación al cambio climático, tratamiento amigable de la planta del cacao y resistencia a fungicidas, junto con productores y exportadores agrícolas.

Espol, además se reunirá en un congreso con otras universidades del país para difundir el sistema de acreditación internacional ABET, que certifica los niveles de competencia y calidad investigativa; en el caso de Espol, en las Ingenierías de Computación y Mecánica.401 es el art. de la Constitución que declara al país libre de semillas transgénicas