placeholder
La visita de Rousseff a Estados Unidos arrojó como resultado la suscripción de acuerdos en materia comercial y social. Foto: EFE

La visita de Rousseff a Estados Unidos arrojó como resultado la suscripción de acuerdos en materia comercial y social. Foto: EFE

Estados Unidos y Brasil sellan acuerdos sobre entrada de viajeros y seguridad social

30 de June de 2015 15:09

Estados Unidos y Brasil cerraron hoy un acuerdo que permitirá a los ciudadanos brasileños un ingreso más rápido en los puntos de entrada aérea al país norteamericano para mediados de 2016, y otro que elimina las contribuciones dobles a la seguridad social.

El presidente estadounidense, Barack Obama, y su homóloga brasileña, Dilma Rousseff, sellaron hoy 30 de junio del 2015 esos acuerdos y otros destinados a estrechar el comercio bilateral, permitir la importación a EE.UU. de carne fresca de vacuno brasileña y ampliar el uso de fuentes renovables en su producción de energía.

Después de su reunión en la Casa Blanca, Obama y Rousseff emitieron un comunicado conjunto en el que anunciaron la próxima participación de Brasil en el programa estadounidense 'Global Entry', que agiliza la entrada de viajeros en los aeropuertos de Estados Unidos, para el fin de la primera mitad de 2016.

El programa 'Global Entry' establece un sistema de aprobación previa de ciertos viajeros considerados de bajo riesgo, que tienen la opción de evitar los controles migratorios regulares y proceder en su lugar a unos quioscos automatizados, lo que puede reducir los tiempos de espera.

Hasta el momento, ese programa está disponible únicamente para ciudadanos de Estados Unidos, residentes permanentes en el país y ciudadanos de México, Panamá, Alemania, Holanda y Corea del Sur, según la página web de la Oficina de Protección de Fronteras de Aduanas de Estados Unidos (CBP, por su siglas en inglés).

Perú inició el pasado febrero los trámites para entrar en 'Global Entry', y confía en convertirse en el primer país suramericano en sumarse al programa, algo a lo que ahora aspira también Brasil.

Brasil sigue trabajando, además, para cumplir los requisitos para participar en el Programa de Exención de Visas (Visa Waiver Program, en inglés), que permitiría a los brasileños viajar a Estados Unidos sin necesidad de visado para visitas centradas en negocios o turismo por un periodo no superior a 90 días.

Seguridad social

En la reunión de hoy, los mandatarios también firmaron un acuerdo que permitirá a los ciudadanos brasileños que trabajen en EE.UU. y los estadounidenses en Brasil "que se reconozcan sus contribuciones a la seguridad social en ambos países", de acuerdo con el comunicado. El acuerdo "elimina las contribuciones dobles a la seguridad social, que ocurren cuando un trabajador de un país trabaja en el otro", añade la nota.

Al suprimir el doble pago de ciertos beneficios, la Casa Blanca estima que el acuerdo supondrá un ahorro para las compañías estadounidenses y brasileñas de más de USD 900 millones en los próximos seis años.

Otro de los acuerdos suscritos supone que el Departamento de Agricultura de EE.UU. enmendará sus reglas para permitir "la importación de carne fresca de res bajo condiciones específicas que mitigan el riesgo de fiebre aftosa", de acuerdo con otro comunicado.

En el área comercial, el Departamento de Comercio de EE.UU. y el Ministerio de Desarrollo, Industria y Comercio Extranjero de Brasil firmaron un memorando para ampliar su cooperación respecto a sus estándares de regulación.

Asimismo, Estados Unidos y Brasil iniciarán consultas antes de que acabe este año sobre su respectiva implementación de un sistema de "ventanilla única" para la importación de bienes que, en palabras de Rousseff, "facilitará y simplificará los plazos de tiempo requeridos en los procedimientos de aduanas".