placeholder

La estrategia principal se enfoca hacia el palmiste

La Fabril cerró el 2011 con una facturación de USD 416 millones y un crecimiento del 20% en la ventas en comparación con el año precedente. De esa cifra, USD 110 millones correspondieron a exportaciones. Su principal destino fue Colombia con el 30%.

Sobre las estrategias realizadas el año pasado, Mario Vernaza, gerente de Inteligencia de Negocios de La Fabril, comenta que se concentraron en el crecimiento del abastecimiento del aceite crudo de palma. Con una inversión de alrededor de USD 8 millones se ubicaron dos extractoras y centros de acopio en las zonas de Quinindé y La Concordia, para obtener alrededor de 300 000 toneladas del producto. Esto permitió un 55% de autosuficiencia en el requerimiento de aceite.

Para este año, La Fabril tiene una proyección de 60% de autosuficiencia ligado a una estrategia de negocios inclusivos, implementada desde el 2011, donde ofrecen pago inmediato, financiamiento de fertilizante, insumos agrícolas y maquinarias, asesoría técnica, la implementación de dispensarios médicos... a los palmicultores. Esto permitió mejorar la relación con los 2 000 agricultores.

También prevé invertir este año, unos USD 20 millones en la ampliación de la planta para la hidrogenación, interestificación y fraccionamiento de palmiste (grasa vegetal). De esta cifra, 10 millones irán a la adquisición de equipos importados desde Bélgica y lo restante para obras de infraestructura. La meta es producir 20 000 toneladas anuales de palmiste.

Un desarrollo que está relacionado al crecimiento de La Fabril en el exterior, para atender los pedidos de grasas. A esos mercados se ofrecerán “productos con valor agregado, hechos a la medida y necesidades de los clientes”.

Asimismo, la empresa va a mantener su participación en el mercado de valores con una emisión de papel comercial por USD 20 millones y una emisión de obligaciones por el mismo valor.