placeholder
Marco Yépez estudió contabilidad y auditoría en la Universidad Tecnológica Equinoccial, en Quito. Foto: Vicente Costales / LÍDERES

Marco Yépez estudió contabilidad y auditoría en la Universidad Tecnológica Equinoccial, en Quito. Foto: Vicente Costales / LÍDERES

El estudio a distancia es un modelo que se consolida

21 de marzo de 2017 11:51

Marco Yépez y Analy Luje estudiaron contabilidad y auditoría a distancia en la Universidad Tecnológica Equinoccial (UTE). Yépez había estudiado antes, de manera presencial, talento humano en la misma universidad, pero se vinculó con el mundo de la contabilidad y necesitaba sumar conocimientos en esa materia.

Así fue que Yépez estudió a distancia en el centro de educación superior. La carrera le tomó cuatro años, del 2012 al 2016. Fue una experiencia compleja porque ya trabajaba y su esposa fue un apoyo crucial para salir adelante con el estudio a distancia.

Luje, por su parte, cuenta que siempre quiso ser contadora. Pero antes de cumplir su sueño estudió ingeniería comercial, pero no le gustó. Decidió estudiar a distancia la carrera de contabilidad.

Ella también se demoró cuatro años en concluir los estudios. Pero tuvo que hacer sacrificios porque ya trabajaba y había formado una familia.

La UTE ofrece estudios a distancia desde el 2000. El perfil del estudiante en este centro es de hombres y mujeres de más de 25 años; en su mayoría tienen familia y trabajan en puestos medios, con experiencia laboral entre cinco y 10 años, que sienten la necesidad de mejorar sus capacidades.

Hasta diciembre del 2016 la UTE sumaba 1 410 mujeres estudiando a distancia y 511 hombres. Paúl Rodríguez, director del Departamento de Educación a Distancia de la UTE, cuenta que la evolución de los mercados y las nuevas tendencias motivaron a ofrecer esta modalidad. “La necesidad de progresar y que los estudiantes también progresen influyó para lanzar este sistema”.

La UTE tiene hoy en día cerca de 14 000 alumnos; de esa cifra unos 2 000 son estudiantes a distancia. Rodríguez indica que la evolución de las tecnologías de la información es impresionante. “Crecemos un 5% anual. Nuestra plataforma es un desarrollo propio, con actualizaciones permanentes”.

Otro centro superior que lleva casi 40 años con estudios a distancia es la Universidad Técnica particular de Loja. Rosario de Rivas, vicerrectora de Modalidad Abierta y a Distancia de la UTPL, indica que hasta el ciclo anterior -que terminó hace dos semanas- tenían más de 30 000 estudiantes en 19 carreras. “La cifra se mantiene en los último años. Hemos tenido picos por coyunturas, como en 2012 y 2013 cuando se cerraron 14 universidades por disposición de las autoridades”.

La UTPL tiene centros para sus estudiantes a distancia en Ecuador y en el extranjero; fuera del país tiene unos 600 alumnos.

Para competir en el mercado, la UTPL vela por la calidad de docentes, de la calidad de materiales y por la calidad de las plataformas. “Así los estudiantes se sienten satisfechos”, dice Rosario de Rivas.

En cuanto al perfil de los alumnos, la académica explica que el 90% son personas que trabajan. “Por eso, la clave de este modelo es la flexibilidad y avanzar al ritmo del estudiante”.

Más datos

La Universidad Técnica Particular de Loja creó, en 1998, un centro para estudios a distancia en Nueva York. En el 2000 repitió la experiencia en Roma y Madrid.

El objetivo fue  atender a los ecuatorianos que migraron por distintos motivos.

El total de  estudiantes en la UTPL desde el 2009 hasta la fecha es de 12 393 en grado y de 10 325 en posgrado.