Ivanna Zauzich
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 2
No 0

Su experiencia es un cimiento para levantar rascacielos

Mientras él recorre los pasillos de la Facultad de Ingeniería Civil de la Universidad de Cuenca, donde dicta clases, sus alumnos susurran. Entre ellos se preguntan si vieron uno de los capítulos de ‘Megaconstrucciones’ de Discovery Channel, en el que apareció el ‘profe’ Carrión.

Juan Carrión (1975) aclara que ese programa de TV no fue dedicado a él, sino al trabajo en equipo que realizó en la constructora Skidmore, Owings & Merrill (SOM), en Chicago (EE.UU.). Allí, construyó edificios de hasta 520 metros de altura en Tianjin (China), México DF, Ciudad de Panamá, Chicago (EE.UU.)...

El director del Departamento de Ingeniería Estructural de SOM, William Baker, indica que el aporte de este catedrático fue valioso para la firma.

En los tres años que trabajó allí, entre el 2007 y el 2010, colaboró con la edificación de construcciones, incluyendo el observatorio móvil de la Torre Willis (antigua Torre Sears en Chicago), dice Baker.

Igualmente, apoyó con tareas de investigación sobre topología estructural. “Con su colaboración patentamos unos paneles prefabricados en concreto y un método para construir rascacielos”.

Carrión, quien lleva 13 años casado, deja ver su incomodidad al hablar de sus logros. Prefiere ser reservado y no alardear. Tampoco vio el programa en el que apareció en Discovery y confiesa que no tiene tiempo para las redes sociales.

En cambio, cuando conversa sobre su vida como catedrático, se emociona. Le gusta enseñar todo lo que ha aprendido.

Su ex compañero en SOM, el peruano Fernando Torrealva, señala que este cuencano tiene la habilidad de enseñar y liderar equipos. Su aporte con la constructora no culminó en el 2010 cuando regresó a Ecuador, sino que aún es consultor externo para esta firma.

Mientras Carrión conversa sobre su trayectoria, revisa en la pantalla de su computadora una maqueta de un edificio en Nueva York (EE.UU.), en el que trabaja desde su oficina. “Es un proyecto con dos torres de 66 y 62 pisos”.

La experiencia laboral no estaría completa sin una formación académica. En el 2001, este padre de tres hijas, viajó a EE.UU., para estudiar una maestría en Estructuras en la Universidad de Illinois en Urbana-Champaign. También hizo un doctorado -entre el 2003 y el 2007- en Ingeniería Civil, en esa institución.

Uno de sus profesores mientras cursaba el PhD fue Bill Spencer. Lo recuerda como uno de los mejores alumnos. Era meticuloso y dedicado en las investigaciones. De hecho, la tesis de Carrión fue un aporte clave para la universidad, porque contribuyó con una investigación en tiempo real sobre los efectos de un sismo. También, desarrolló estructuras en carbono, para las construcciones de los edificios.

Al graduarse del doctorado, Carrión aplicó para ser Ingeniero Estructural en SOM. Luego de tres años de trabajar allí, más los seis años que estudió, sintió que era hora de regresar a Cuenca con su esposa, Rosanna Pérez, y sus hijas.

En esta nueva etapa se ha dedicado a la docencia. Para el rector de la Universidad de Cuenca, Fabián Carrasco, contar con este profesional en las aulas es importante para la formación de los alumnos. Lo describe como excelente investigador, serio, capaz y dinámico en sus clases.

Carrasco conoció a Carrión en 1994, cuando ingresó a la Universidad de Cuenca a estudiar Ingeniería Civil. Desde ese momento identificó que era emprendedor y con ganas de salir adelante.

Fuera de colaborar en las aulas y hacer consultoría para SOM, también trabaja en proyectos de construcción en Cuenca. Para el arquitecto de Surreal Estudio Arquitectura, Pedro Espinosa, este ingeniero cambiará la forma de edificar en la capital azuaya, por su experiencia. “En el Austro, las construcciones aún tienen componentes artesanales, pero Carrión contribuirá con el desarrollo del sector”. Esto, gracias a su experiencia en construcciones en EE.UU., China, México...

En su oficina se destaca una biblioteca con libros sobre temas de estructuras, puentes e ingeniería civil. En las paredes hay fotografías de los edificios más altos del mundo, construidos por SOM.

Mientras conversa, enfatiza que su éxito se lo debe a su esposa e hijas. Hoy vive en una casa en el norte de Cuenca, sin estructura sismorresistente. Reconoce que la ciudad es pequeña comparada con Chicago, pero le gusta la cercanía con la familia, ver a sus padres y a sus tres hermanos.

Aún recuerda su infancia cuando armaba torres de lego de 30 cm de alto. Hoy hace lo mismo a mayor escala.

La experiencia

En México. Colaboró en el edificio del BBVA que tiene 131 m por encima del nivel del terreno y 28 m de subsuelo. Este país es conocido por su constante movimiento sísmico.

En la Universidad de Illinois. Trabajó como instructor de Análisis Estructural y dictó conferencias.

Acerca de Juan Carrión: en la niñez y juventud se enfocó en el inglés

La primaria. Estudió en la Escuela Asunción.
La secundaria.  La cursó en el Colegio Asunción.
Un intercambio. En 1993, al graduarse de secundaria, estuvo un año en Munday (Texas). Allí estudio y perfeccionó el inglés