Redacción Guayaquil
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 3
No 0

La exportación empuja al sector camaronero

Acuicultura y pesca

Las actividades de acuicultura y pesca de camarón, como consta en la clasificación de la industria el Banco Central del Ecuador (BCE), representaron el 5% del PIB del país, en el 2012.

El segundo trimestre de este año ha sido uno de los mejores para la exportación de camarón. Se han abierto nuevos mercados y el precio internacional tiende a la alza. Las proyecciones del sector apuntan a que la 'buena racha' será hasta finales del año.

Sin embargo, la falta de convenios genera incertidumbre en el sector, pues es necesario fijar nuevos mercados. En junio de este año, un informe macroeconómico del BCE señala que este sector contribuye en 0,07% para el crecimiento del Producto Interno Bruto.

Según los dirigentes del sector acuacultor, estas cifras son importantes. Este segmento genera valor en zonas en donde no hay otras alternativas de producción; por ejemplo, en aquellas declaradas sin valor para la producción agrícola.

La industria camaronera genera alrededor de 168 000 plazas de empleo directo e indirecto, y en conjunto con la pesca generan el 5% de las plazas de empleo del país.

En el país existen unas 175 000 hectáreas dedicadas al cultivo de camarón y existen unas 277 embarcaciones dedicadas a la pesca. Desde el 2002, según un Decreto gubernamental, es prohibido ampliar las concesiones de cultivo de camarón (unas 68 000 hectáreas ubicadas en playas y bahías), que corresponden al 30% del territorio dedicado al cultivo.

Una de las principales deficiencias del sector radica en la tecnología. En las camaroneras, las máquinas usadas para los diferentes procesos tienen alrededor de 20 y 25 años de funcionamiento. El cambio es un reto.

La contribución de este sector al PIB es importante. Esta aseveración, según la Cámara Nacional de Acuacultura, se ve reflejada en que por cada dólar que se recibe por la exportación, en el país se generaron USD 0,91. Esto incluye mano de obra, laboratorios, materia prima generada en el país, entre otros.