placeholder
En la última década, América del Sur ha originado en promedio el 80% del valor de las exportaciones agropecuarias de la región, según la Cepal. En la foto el puerto de Callao, en Perú. Foto: archivo  / LÍDERES

En la última década, América del Sur ha originado en promedio el 80% del valor de las exportaciones agropecuarias de la región, según la Cepal. En la foto el puerto de Callao, en Perú. Foto: archivo / LÍDERES

Las exportaciones de la región crecerán tras dos años recesivos

5 de noviembre de 2017 09:40

El comercio exterior de los países de América Latina y el Caribe ofrece señales de recuperación tras cuatro años de números rojos y cerrará 2017 con un alza del 10% en el valor de las exportaciones y del 7% de las importaciones.

La información la dio a conocer la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), con base en el informe Perspectivas del Comercio Internacional de América Latina y el Caribe. El organismo precisó que el aumento de las ventas regionales se debe a un incremento de los precios del 6,5% y un alza del volumen exportado del 3,5%.

La secretaria ejecutiva de la Cepal, Alicia Bárcena, indicó que este año ha existido una importante mejora en el valor de las materias primas que se exportan.
Entre los productos que han tenido más éxito se encuentran el petróleo, el gas natural, el carbón y los metales, indicó la Cepal.

También ha incidido en esta recuperación el dinamismo económico de algunos de los socios y la recuperación del crecimiento de la región, que después de dos años de recesión se prevé que registre un desarrollo del 1,2% en 2017 y 2,2% en el próximo año.

El alza de las exportaciones está liderado por el aumento de los envíos a China, que registrarán en 2017 un alza interanual del 23% en valor, mientras que las exportaciones al resto de países asiáticos crecerán un 17%.

La vocera de la Cepal señaló que la región mantiene su patrón de especialización exportadora centrado en las materias primas. En la última década, América del Sur ha originado en promedio el 80% del valor de las exportaciones agropecuarias de la región, México el 11%, Centroamérica el 7% y el Caribe el 1%.

Pero sigue rezagada en el comercio de servicios modernos como telecomunicaciones, finanzas y propiedad intelectual.

Por ello se instó a establecer alianzas y desarrollar políticas para obtener una canasta exportadora que sea más sofisticada.

La participación regional en las exportaciones mundiales de servicios en 2016 fue del 3,1%, por debajo del 5,6% que acapara en los envíos de bienes. La cuota latinoamericana en la exportación mundial de servicios modernos fue apenas del 1,8%.

Para ello, explica el organismo, resulta indispensable desarrollar atributos diferenciadores tales como calidad, marca, trazabilidad, inocuidad y certificaciones internacionales (de producción orgánica, comercio justo o baja huella ambiental, entre otras), que permitan alcanzar precios más altos en los mercados mundiales.

Asimismo, se requiere generar condiciones más propicias para procesar en la región aquellos productos que hoy se exportan casi exclusivamente en forma bruta. Para todo ello resultan indispensables políticas industriales más activas, implementadas en el contexto del formato de alianzas público privadas (APP).

En cuanto al comercio al interior de la región, la Cepal espera que el valor de las exportaciones entre países latinoamericanos se incremente en un 10%.

Por países, los que registrarán este año los mayores aumentos en el valor de las exportaciones son Honduras (29,6%), Uruguay (23,8%), Nicaragua (23,5%), Brasil (18,0%) y Colombia (16,5%).

En cuanto a las importaciones, encabezarán la lista Argentina (21,3%), Ecuador (21,1%), Bahamas (20,1%), Paraguay (19,6%). En el otro extremo, las importaciones disminuirán en Venezuela un 21,8% después de retroceder un 35,7% en 2016, según el texto.

En el caso de México, las exportaciones aumentarán este año en 9% y las importaciones un 6,2%, cifras positivas que, advirtió la Cepal, podrían esfumarse por la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (Tlcan), que implica a Canadá, EE.UU. y México.

Si EE.UU. se retira del Tlcan, el impacto para México será grande, dijo Bárcena. Posiblemente afecte a la generación de empleo.

Las ventas del país subirán un 11% en este año

En 11%, un punto más que en la región, se prevé que crezcan las exportaciones del país este año frente al anterior, según la Federación Ecuatoriana de Exportadores (Fedexpor).

Según la Comisión Económica para América Latina y el Caribe, este es el primer año, luego de dos recesivos, en el que las exportaciones crecerán en todo el subcontinente. El factor precios y las mejoras de las economías de los compradores han influido.

Daniel Legarda, presidente de Fedexpor, concuerda con ello. Sin embargo, aclara que en el caso de Ecuador el incremento de los precios fue bajo y en la mayoría de los casos lo que en realidad pasó fue que los valores se estabilizaron.

“Los montos de exportación dejaron de caer. Los precios más altos los tuvimos en el 2014 y luego bajaron en 2015 y 2016. En este año el escenario fue más estable. El valor del banano subió marginalmente, el del aceite de palma se recuperó y lo mismo en el caso del camarón, atún y otros productos de la pesca”.

Sin embargo, las mejoras no fueron para todos los productos. El precio del café y el cacao bajó.

La razón de esto último es que existen diferentes realidades en cuanto a la demanda mundial de determinados productos ya sea por sobreoferta, costo, etc.

El problema para el país, además, no son solo precios bajos para determinados ítems a escala internacional. El sector privado cree que los empresarios enfrentan altos costos de producción, falta de competitividad, inestabilidad tributaria, etc., en el país.

A pesar de ello, durante los ocho primeros meses del año se han logrado resultados positivos frente al mismo período del año pasado. El Banco Central del Ecuador (BCE) revela un crecimiento de las ventas del país a EE.UU., la Unión Europea (UE), Asia, la Asociación Latinoamericana de Integración (Aladi), la Comunidad Andina (CAN), etc.

El caso de los envíos a la UE es particular como consecuencia del acuerdo comercial, vigente desde el pasado 1 de enero. Entre enero y agosto pasados las ventas aumentaron en 13,6% y según Fedexpor, se prevé que el año termine con un 17% más.

Para el catedrático en comercio exterior de la Universidad de las Américas, Raúl Luna, existe este momento una dinamización de los mercados en el mundo. “En el caso de nuestro país, el cambio de modelo ha generado cierta confianza en el sector productivo. Si bien es cierto es que aun no hay total claridad si existe más estabilidad. Además, comenzamos a reactivar ciertas relaciones comerciales”, dijo.

El analista también considera que la eliminación de las salvaguardias permitió que los compradores vuelvan a acercarse al país. Quedaron atrás los mecanismo de retorsión comercial.

Sin embargo, sí pudiera generar cierto nerviosismo en los importadores de productos ecuatorianos el hecho de que se apliquen nuevas medidas restrictivas entre las que están el incremento de aranceles hasta el tope máximo establecido por la Organización Mundial de Comercio (OMC) y la aplicación de tasas aduaneras.

Ecuador debe aprovechar importantes ventajas que se vienen para los productos locales el año que viene. Un informe del Banco Mundial (BM) establece que se espera que los precios de los productos agrícolas aumenten marginalmente en 2018.

“La mayoría de los mercados de alimentos están bien abastecidos y se pronostica que la relación entre las existencias y el uso de algunos cereales alcanzará máximos”, indica el estudio del BM.