placeholder
La metodología de los docentes consiste en enseñar con la práctica a los alumnos. Foto: Cortesía PUCE SD

La metodología de los docentes consiste en enseñar con la práctica a los alumnos. Foto: Cortesía PUCE SD

Sus ferias conectan a los estudiantes con la sociedad

23 de agosto de 2017 15:44


Las ferias de emprendimiento que realiza la Escuela de Ciencias Administrativas y Contables de la Pontificia Universidad Católica del Ecuador - Sede Santo Domingo, son una oportunidad para que los estudiantes pongan a prueba los conocimientos aprendidos en las aulas.

Estas exposiciones, que se realizan cada semestre, son una vitrina para que los jóvenes intercambien conocimientos y experiencias con los emprendedores de Santo Domingo de los Tsáchilas. También sirven para motivar a los colegiales a que empiecen a crear ideas que a futuro pueden convertirse en un negocio rentable.

Jean Pierre Garrido, estudiante del séptimo nivel de Contabilidad y Auditoría, señaló que la preparación de los proyectos es ardua y que dura alrededor de cinco meses. “La idea es que a futuro ese proyecto se convierta en un emprendimiento que aporte a Santo Domingo”.

Ese fue el caso del estudiante Andrés Granda. Él presentó, hace más de dos años un proyecto en la Expo emprendimiento, que consistía en crear una fábrica de estructuras de aluminio.

La idea nació luego de que hicieran un estudio que determinó que en el país no había suficientes empresas que se dedicaran a trabajar con aluminio.

Luego de la expoferia, los docentes verificaron la factibilidad del proyecto y le aconsejaron a Granda que los ejecutara.

El estudiante empezó a gestionar el financiamiento y logró que la Corporación Ecuatoriana de Aluminio SA (Cedal) y la Importadora de Aluminio y Vidrio (Impalvid) financiaran el proyecto con USD 10 000. Sus maestros contribuyeron en el asesoramiento del plan de marketing, por ejemplo.

La fábrica se constituyó legalmente hace un año y distribuyen estructuras como escaleras en Pichincha, Manabí, Guayas y Santo Domingo de los Tsáchilas.

El resultado de ese proyecto fue un incentivo para que la Universidad continúe con las ferias. Ahora, los estudiantes las organizan como parte de las asignaturas denominadas Proyecto Integrador I y II.

Este semestre, la feria se realizó a finales de julio y participaron 130 estudiantes del primer, tercer y séptimo semestres de la carrera de Comercio y Contabilidad y Auditoría.

Ellos organizaron 22 estands en los que ofrecieron productos como alimentos, prendas de vestir para bebé, deportes extremos, entre otros.

El docente David Arias señaló estas actividades son calificadas. “Dentro de las pautas de calificación se consideraron: la idea (que sea innovadora) presentación y exposición del proyecto”, señaló.

Granda señaló que las ferias han generado interés entre sus compañeros, porque esas actividades permiten que los jóvenes aprendan a exponer y a defender sus ideas y en la práctica eso es necesario para conseguir ya sea el financiamiento del proyecto y los negocios a largo plazo.

Los estudiantes de la Escuela de Diseño también realizan exposiciones de sus trabajos. A mediados de agosto se desarrolló la feria Nace Una Nueva Imagen. Esa actividad buscó impulsar la construcción de propuestas gráficas correctamente fundamentadas, que contribuyan a los problemas de comunicación visual de Santo Domingo de los Tsáchilas.

Entre las actividades realizadas se presentó la nueva identidad visual corporativa, que fue elaborada y desarrollada por Romina Heredia, estudiante de Diseño, para el Centro Regional de Desarrollo Social (Credes).

La representante de esa entidad, Celina Macías, señaló que la estudiante logró captar la proyección que la institución quería mostrar al público. “Me parece que los jóvenes ya están capacitados para enfrentarse a la vida laboral”.

En esta actividad también se desarrollaron dos propuestas para renovar la imagen de la ciudad a través de una marca. Los dos proyectos, de estudiantes de sexto nivel de Diseño, fueron presentados a los representantes del Municipio.

Uno de los proyectos, elaborado por los alumnos Fabio Andrade, Miguel Moreira, Milton Pazos y Darwin Pajuña, tuvo como eslogan: “Santo Domingo Inolvidable” y el concepto generador fue creado con base en tres elementos característicos de la localidad: la caña guadúa, el colibrí y los Tsáchilas.

La segunda idea la desarrollaron los alumnos Andrés Sangucho, Mayra Poma y Andrés Naranjo, quienes crearon el eslogan: “Santo Domingo, Crisol de Biodiversidad” y la mascota Achi, que representa el achiote característico de los tsáchilas.