Redacción Quito
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 10
No 1

Esta firma va más allá del chocolate

El cacao fino es un aroma que se expande por el mundo bajo el sello de la empresa República del Cacao. Pero este emprendimiento quiere convertirse en una marca "bandera" del país.

El proyecto nació como una división de la firma de alimentos Confiteca, pero la visión siempre fue convertirla en una iniciativa individual, meta que se concretó hace cuatro años. "El chocolate fino es un nicho especializado que requiere su propio desarrollo", dice Gonzalo Chiriboga, gerente corporativo de la empresa.

La idea surgió tras la visita a varias ferias internacionales donde se dieron cuenta de que el chocolate fino de aroma ocupaba un espacio cada vez más importante. Considerado un producto de "lujo", el precio del cacao fino también era superior al de otros productos.

Inicialmente se aprovechó la experiencia de Confiteca. Para desarrollar el proyecto se conformó un equipo multidisciplinario integrado por desarrolladores, expertos en mercadeo, finanzas, entre otros. "Queríamos un producto que sorprenda a cualquier paladar", dice Chiriboga.

En el 2007 se lanzaron las primeras barras de chocolate en la principal feria de 'snacks' en Alemania. Impresionó al equipo la reputación del chocolate ecuatoriano entre potencias de este producto como Suiza, Francia y otros países. Por eso, desde el inicio estaba seguro de que el éxito del producto dependía del control que hiciera República del Cacao a toda la cadena de valor.

Para ello establecieron alianzas con unos 1 800 finqueros de las provincias de Los Ríos, Manabí, entre otras.

De hecho, actualmente, un porcentaje de la utilidad que dejan las barras de chocolate se destina para proyectos que ayuden a mejorar la productividad de los agricultores. "Queríamos integrarnos verticalmente a la cadena agrícola y creamos nuestros propios centros de acopio, se crearon viveros, entregamos herramientas...", explica Andrés Viteri, gerente general de la firma.

La aceptación del producto en el 2009 los llevó a abrir su primera tienda.

La empresa siempre supo que no quería vender solo cacao, sino también valor agregado. Por eso sus barras fueron integrando frutas tropicales como uvillas e insumos tan tradicionales como ají, chifles e incluso pétalos de rosa. "Queríamos un producto de lujo, con aromas y sabores realmente diferentes", comenta Chiriboga. Las tiendas explotan todo el concepto de productos de origen, por eso a estas barras se sumaron sombreros de paja toquilla, dulces de guayaba, etc.

Andrés Astudillo, Jefe Comercial Dufry Ecuador, explica que trabaja con los productos de República del Cacao desde 2007. "Se le apostó al producto en sí, por ser netamente ecuatoriano, contando con una imagen fuerte". Comenta que también llamó la atención el empaque que evidenciaba "mucho trabajo detrás de la marca". República del Cacao representa 30% del rubro de comestibles y está dentro del top 10 en ventas por marca de 200 con las que trabaja Dufry.

El mercado del chocolate fino de aroma es cada vez más competitivo. Para ganar mercado participaron en el 2009 en una licitación de la empresa chocolatera francesa Valrhona, la cual buscaba tener un socio en América Latina.

República del Cacao ganó el concurso. Hoy la compañía francesa comparte el 50% del negocio y se está levantando una planta propia al sur de Quito con una capacidad de 1000 toneladas al año. Se espera abrir en el 2016 una segunda de 7 000 toneladas adicionales/año. La inversión total es de USD 18 millones.

Datos Producción. 
El 50% se vende en tiendas propias, 10% en otros locales en el país y 40% se exporta, en especial a EE.UU.

Inversión.  
El proyecto aprovechó la maquinaria de la línea de chocolate que había adquirido Confiteca en el 2003. Además de ello, se invirtieron USD 500 000.

Tiendas.  
El 2013 cerrarán con 16 puntos de venta.

El insignia

Al principio le dimos un giro a la marca porque realmente empezó solo como una empresa de exportación. Pero cambiamos el modelo de negocio al "travel retail". La idea de la marca es ser el emblema del país. En el boom de la pepa de oro, había mucho movimiento de este mercado, luego bajó. Y ahora está nuevamente en una especie de auge del cacao ecuatoriano. La pepa del cacao, los chocolates hoy ganan premios. Nosotros queremos tomar este tesoro, que es el cacao, y trasladarlo a un chocolate. Creemos que hay otros productos emblema como los sombreros de paja toquilla, licor de chocolate, cacao en polvo, café de la zona de Loja y de Galápagos. También hemos tratado de fusionar el cacao con productos de exportación del país y de origen. Por eso, tenemos chocolate con trozos de orito, de café, en fin con productos de "origen Ecuador". Todo esto para que llame la atención de los turistas y vivan el viaje hacia el origen del cacao.

Nosotros queremos tomar  este tesoro (el cacao) y trasladarlo a un chocolate.