Redacción Quito
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 1
No 0

La firmeza y elasticidad son vitales en el negocio

Corría 1983 y una película referente a las travesías en altamar de aquellos guerreros medievales motivó el nombre de este emprendimiento.

Orlando Fuentes, en aquel año, pensó que el nombre de ‘vikingo’ daría una impresión de dureza a sus productos: cauchos para la industria y la construcción. Por eso, con 150 000 sucres que obtuvo de un préstamo, en ese año adquirió dos prensas y construyó un taller de trabajo.

Tres décadas más tarde, Grupo Vikingo es un negocio que procesó 36 toneladas de caucho en el 2011. Por aquello, alcanzó los USD 420 000 en facturación promedio, durante aquel período.

José Fuentes, quien está en el cargo de gerente general desde el 2010, explica que sus principales clientes son firmas del sector industrial y de la construcción. Actualmente, la empresa cuenta con una cartera de 1 500 clientes y en su catálogo de productos suman 5 000 ítems.

Patricia Yépez, jefa de Proyectos de la constructora Diego Olmedo, cuenta que Grupo Vikingo les provee -desde hace seis años- de placas de apoyo para los pilares en puentes y ‘juntas de dilatación’.

Aquellas son estructuras elásticas que reemplazan a los espacios que se producen en los materiales utilizados, ya que se contraen por factores climáticos. “Para la edificación del nuevo puente de Guayllabamba, al norte de Quito, ellos (Grupo Vikingo) nos entregaron 80 metros lineales de ‘juntas”, explica Yépez.

En la planta del negocio, ubicada en el sur de Quito, laboran 20 personas. En ese lugar, el incesante sonido de las prensas y los tornos es a ratos ensordecedor.

El caucho natural es procesado con ácido esteárico, azufre y colorante ‘negro de humo’. Tras fundirse a 140 grados ingresa a las prensas para que tome forma.

Patricia Medina, funcionaria de Agicom, industria ubicada en Santo Domingo de los Tsáchilas, comenta que la firma entrega al Grupo 1 050 kg de caucho natural al mes. Esta empresa les provee de materias primas desde el año anterior.

“Cumplieron con el contrato antes del tiempo establecido”, manifiesta Patricio Oyervide, supervisor de Mantenimiento de Celec EP - Hidropaute. Para esta central hidroeléctrica, Grupo Vikingo desarrolló las empaquetaduras que sellan herméticamente las compuertas de agua; se usaron 3 toneladas de materia prima.

José Fuentes, tras asumir el cargo, dice que se ha invertido en nueva maquinaria y en la renovación de la imagen corporativa. El año anterior destinó USD 60 000 para la compra de un torno y prensas.

Cifras

Los materiales. Trabajan con caucho natural y sintético; siliconas industriales, nitrilos, dependiendo de los pedidos.
El crecimiento. En el 2010 procesó 15 toneladas de caucho natural. En el 2011 duplicó su producción y facturación.