placeholder
Foto: Referencial

Foto: Referencial

Flexibilidad y desafíos, claves para retener a un trabajador

2 de marzo de 2017 16:18

La flexibilidad, el crecimiento y la independencia son las claves para mantener al talento humano dentro de una empresa. A la vez, también, son los grandes retos dentro de los sitios de trabajo.

Actualmente, la mayor preocupación de los empresarios es mantener al trabajador joven. Los denominados milenials prefieren el desarrollo y crecimiento laboral sobre la permanencia en un lugar de trabajo y esto se ha convertido un reto para las empresas.

Es un modelo de liderazgo que propicie el desarrollo, es decir, una cultura que genere oportunidades de desarrollo permanente de los talentos humanos. “Una cosa es aprender y otra crecer; el reto es lo último, porque la gente debe crecer a otros niveles”, explica Eddy Troya, experto en temas de recursos humanos.

Si bien es cierto el sueldo es importante, el empleador debe darse cuenta que no es el camino sino buscar un líder que apunte a desarrollar sus capacidades. Otra opción es apostar a un paquete de beneficios adecuados, que vele por la calidad de vida de los empleados de una organización.

En esto coincide Eugenia Medina, directora de PWC asesores empresariales. Él destaca que antes el atractivo para un trabajador era quedarse durante 30 años en una sola empresa. Ahora no por lo que las compañías deben apostarle a poner más retos y desafíos al joven, por ejemplo, no trabajar por horarios encuadrados, sino buscar jornadas flexibles.

Otra opción es buscar espacios de trabajo como viajes a otras provincias o al exterior. “Esos son los retos que buscan los jóvenes en la actualidad para quedarse unos tres o cuatro años”.

Adicionalmente, Medina señala que, por ejemplo, si un grupo de trabajadores trabaja hasta altas horas de la noche se debe compensar con una mañana libre, con el objetivo de que haga sus trámites, pase con su familia o descanse por el trabajo realizado. Es lo que se llama el ‘flex day’, que es un día libre. “Si una persona siente que no tiene una vida lejos de su trabajo no hay ningún beneficio para él, por lo que la empresa tampoco”.

En Wanda Tecnologías, firma que se encarga de la distribución de material tecnológico, optaron por desarrollar actividades internas para que los trabajadores se relajen del trajín del trabajo.

Juan Carlos Chávez, propietario de la empresa, desarrolló esta idea para fortalecer el equipo y su trabajo. La iniciativa en Wanda Tecnologías empezó en abril pasado con la formación de grupos, que dramatizan una vez por semana diferentes temáticas.
Este espacio fue creado como una oportunidad de mostrar su talento, creatividad, liderazgo y su habilidad para trabajar en equipo.

Los 18 trabajadores de esta empresa que desarrolla software tienen varias experiencias como vestirse de mimos, de la vecindad del Chavo, de muñecas y demás personajes. Su mensaje: la unidad.

PwC entregó una condecoración para las empresas que han realizado una estrategia de flexibilización de horarios, lugares de trabajo y demás estrategias para fortalecer la unidad y retener a los talentos. Una de las premiadas fue Schlumberger, que asegura que no es tan importante el factor monetario sino la posibilidad de crecer dentro de la empresa.

Cualquier persona puede llegar a ser un buen gerente. Para eso lo entrenan, asegura Nelson Baldeón, director de Comunicaciones de la firma. “Cuando contratas a un joven recién graduado no queremos que sea máster o PhD, lo que interesa es que tenga actitud y hambre de conocimiento el resto se encarga la empresa”.

Medina dice que, por ejemplo, el empleador puede decir: “necesito este resultado para fin de mes sin importarle el tiempo y el cómo lo haga, pero exige mucha madurez del empresario y del trabajador”.

La clave es que el empresario sea un líder que enseñe a empleados, que sean proactivos. El jefe que impone ya se quedó en el pasado, porque exige un horario no un resultado, explica.

Otro factor que influye en mantener un talento humano es el clima organizacional. Si se labora en medio de una jauría no funciona nada. La integración de equipo es importante para laborar en armonía, señala Troya.

La pregunta es: ¿qué tipo de empleado se debe retener? Para Medina, la respuesta es sencilla, ya que se busca retener a la persona que tenga una buena actitud para el trabajo. No se busca la experiencia o la hoja de vida, ya que lo importante es cómo enfrenta el trabajador los retos que se presentan. No se trata de personas perfectas, porque no existen; lo que se busca es la personalidad.