placeholder
Los diamantes son las gemas que genera más casos de fraude registran. Foto: Archivo

Los diamantes son las gemas que genera más casos de fraude registran. Foto: Archivo

Formación, la clave para acabar con engaños y pérdidas en la joyería 

6 de abril de 2016 10:25

Conocimiento y formación son las claves para evitar engaños que perjudican al sector de la joyería y que ocasionan pérdidas anuales de millones de dólares, según los organizadores de una de las más importantes citas de la industria de la joyería en Latinoamérica que se celebra esta semana en Miami.

Invertir en la mejora del conocimiento de rubíes o diamantes resulta imprescindible para afrontar los riesgos y las dudas en un sector en permanente evolución y crecimiento que en Latinoamérica supera los USD 8.000 millones de ventas anuales, según cifras de la empresa JIS (Jewelers International Showcase).

"Los joyeros de la región han solicitado durante mucho tiempo un mayor entrenamiento por parte de expertos", afirma Jordan Tuchband, vicepresidente de JIS con motivo de la feria de joyería internacional organizada por la empresa Reed Exhibitions que tendrá lugar en Miami Beach del 9 al 11 de abril.

Por ese motivo en esta feria, además de posibilidades de comprar y de información sobre los cambios que necesita el sector para adaptarse a los mercados multiculturales y las transacciones online, se ofrece a los profesionales asistentes charlas y cursos sobre cómo detectar practicas engañosas o materiales falsos que perjudican enormemente al sector.

Según Reed Exhibitions, cuya próxima conferencia JIS Exchange será en junio en Las Vegas (EE.UU.), la respuesta a esta nueva iniciativa educativa ha sido masiva, especialmente desde Latinoamérica.

Una de esas actividades tiene que ver específicamente con los diamantes, la gema que genera más casos de fraude, de los cuales pueden ser víctimas no solo los consumidores sino los profesionales de la joyería si no están bien formados.

"Si la transacción parece demasiado buena para ser verdadera, probablemente lo es", señala Cecilia Gardner, directora del Comité de Vigilancia de Joyería.

"Los compradores de diamantes que tienen graduación de calidad deben comprobar que el informe, además de incluir una descripción exacta del diamante que se está adquiriendo, haya sido realizado por una empresa reputada", agregó.

Uno de los seminarios de la feria mostrará a los joyeros cómo distinguir un diamante sintético de uno verdadero, ya que con el avance de la tecnología cada día resulta más complicado, incluso para el ojo del experto, distinguir entre los dos.

A menudo minerales sintéticos como la moissanite o circonita cúbica se asemejan enormemente a las gemas naturales, lo que supone un gran problema para los compradores.

Otra de las conferencias destinada a los joyeros centrará su atención en las maneras más seguras de exportar sus preciadas mercancías a otros países, una gran preocupación del sector en Latinoamérica, así como la seguridad online, cada día mas relevante dado el aumento de ventas por internet.

También se celebrará una sesión informativa online a cargo de CardNotPresent.com para analizar los retos y oportunidades de las ventas por internet.

En la feria los joyeros no solamente pueden encargar las piezas deseadas a fábrica sino que así mismo tienen la posibilidad de comprar mercancía durante el evento.

"Era nuestra obligación proporcionar a nuestros clientes con un foro en el que no sólo interactúen con expertos sino entre ellos", añadió Tuchband. "La positiva respuesta nos muestra que la educación es un punto central en la industria de la joyería y a partir de ahora, estaremos a la vanguardia".

Jewelers International Showcase (JIS) fue fundada en 1979 para proporcionar productos de joyería por anticipado a cada temporada de ventas para Latinoamérica, el Caribe, Florida y el sudeste de los EE.UU.

La feria JIS Miami se celebra tres veces al año (enero, abril y octubre) en South Beach (Miami Beach).