redacción quito
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 43
No 1

La fruta seca suma consumidores locales

La producción de frutas deshidratadas ecuatorianas en el país empezó hace más de diez años con el objetivo de alcanzar los mercados externos. Y desde hace tres años, estos productos están ganando mercado en el ámbito local.

Freddy Acosta, propietario de Especias Market, un pequeño local, ubicado en el sector de Santa Clara, en el centro-norte de Quito, cree que la demanda creciente se debe a la influencia europea.

"Los extranjeros son los que más solicitan estos productos, pero también los ecuatorianos que han vivido en el extranjero", comenta Acosta. Las ventas de frutos secos actualmente se concentran en delicatesen y tiendas gourmet, aunque poco a poco han ganado espacio en las perchas de los supermercados.

La cualidad de conservación de estas frutas, que pueden durar hasta un año siempre que se guarde en un lugar seco, es otra razón por la que este producto ha cautivado al paladar ecuatoriano.

Pese a ello, el mercado extranjero se lleva más del 80 y 90% de la producción local. Biolcom, que tiene 10 años en el mercado, por ejemplo, produce cinco toneladas al mes (t); una tonelada se destina al mercado local, explica Toscana Castellanos, presidenta de la compañía.

Las frutas deshidratadas de más consumo en el mercado extranjero y local son las llamadas tropicales, como uvilla, piña, banano y mango, dice.

Según datos del Banco Central del Ecuador, el país exportó en el 2012 229,4 toneladas de frutas deshidratadas, lo que en dólares significaron USD 1,6 millones. De esas, 172,53 t; es decir, el 75% se destinó al mercado europeo (Alemania, Francia, España y otros).

Hace 6 años, las exportaciones de este ítem apenas representaron USD 37 000 y sumaron unas 26 t.

No obstante, el país aún es un exportador pequeño, comparado con otros países como Filipinas, Costa Rica, Tailandia o Colombia.

Para fortalecer al sector, en junio pasado seis pequeñas y medianas empresas que trabajan en este segmento se unieron para crear el consorcio de exportación de frutas y alimentos deshidratados, denominado Ecua-Dehyd.

Fruvesol, Agroapoyo, Cevera Fruits, Sumak Mikuy, Biolcom y Álvaro Miño conforman esta asociación, que tiene como objetivo abrir mercados y garantizar un mayor volumen de exportación.

Para María del Carmen Narváez, de la empresa Agroapoyo, la poca capacidad de producción de frutas deshidratadas que existe en el país fue la razón para buscar aliados. "Hay clientes que piden, por ejemplo, cinco toneladas de piña, cantidad que es difícil de cumplir por una sola empresa. Si nos unimos podemos consolidar más volumen".

Diego Cevallos, gerente de Cevera Fruits, que está en el mercado dos años, cree que otro reto es la tecnificación y por eso es parte de Ecua-Dehyd. La expectativa de esta firma es que el consorcio pueda invertir en maquinaria de alta tecnología. Todo ello permitirá aprovechar la tendencia de creciente de productos exóticos como las frutas tropicales y 'light', pues los deshidratados conservan la mayoría de nutrientes de la frutas, comenta la representante de esta firma que produjo el año pasado 50 toneladas, de las cuales entre un 10 y 15% fueron al mercado local.

Narváez cree que la principal fortaleza del país es que la producción es orgánica. "Tailandia y otros países asiáticos no pueden competir en este aspecto. La fruta ecuatoriana es un poco más cara, pero ofrece mayor calidad, por eso tiene gran acogida en países europeos".