placeholder
Guillermo Tomoyose La Nación de Argentina, GDA
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 0
No 0

El futuro será con sensores

Durante décadas, el teclado y el ratón han sido los aliados indispensables para utilizar una computadora. Un reinado que ahora está en disputa, en primera instancia, ante la llegada del iPhone, y posteriormente la del iPad, que incorporan interfaces sensibles al tacto.

La tecnología no es nueva, pero tomó impulso en el mercado tras su mayor presencia en los dispositivos móviles, que cada vez tienen menos botones físicos y apuestan al movimiento realizado con la punta de los dedos.

Sin embargo, nuevas formas de interactuar con la tecnología buscan ir más allá de la pantalla de un monitor, el dispositivo de salida por excelencia utilizado en la industria, sea con teclados y ratones en las computadoras, o con una interfaz táctil en las tabletas y móviles.

Gran parte de la inspiración surge, de forma inevitable, en la interacción reflejada en los sistemas utilizados en 'Minority Report' ( Sentencia previa), la película protagonizada por Tom Cruise y dirigida por Steven Spielberg.

Estrenado en 2002, cuando aún faltaban cinco años para que el iPhone llegara al mercado, el filme hace gala de todos los recursos que en la actualidad son usados por los teléfonos inteligentes y tabletas: detección de distancia, movimientos gestuales y tareas realizadas de forma simultánea.

Uno de los intentos concretos por ir más allá de las actuales formas de controlar las computadoras se reflejó en Leap Motion, un pequeño dispositivo que permite interactuar de una forma natural mediante gestos o usando un dispositivo similar a un lápiz en tareas más precisas. El desarrollo ya cuenta con el apoyo de la firma Asus, y ya tiene una fecha de salida para mayo de este año, a un precio estimado de unos USD 80.

Leap Motion retoma el uso de los movimientos del cuerpo, un concepto desarrollado en la industria de los videojuegos con el mando de la consola Wii de Nintendo, y que evolucionó a las cámaras y sensores utilizados en el dispositivo Kinect de Microsoft, para su consola Xbox 360.

En este caso, el clásico mando físico busca dar paso a las nuevas tecnologías que cada vez se asemejan más a la película de Spielberg, que se estrenó hace aproximadamente una década atrás.

Las referencias de películas de ficción son inevitables al momento de describir las nuevas formas de interacción con los sistemas informáticos. Menos aparatoso que los dispositivos que utilizaban los protagonistas de Soldado Universal, la película dirigida por Roland Emmerich, el cofundador de Google, Sergey Brin, no deja de lucir y promocionar las bondades de sus anteojos equipados con una pequeña pantalla y una cámara que realiza registros en primera persona en imágenes o video.

Denominado Google Glass, el dispositivo quiere alejarse de los aparatosos modelos y prototipos previos, más cercanos a convertir al usuario en una especie de robot o cyborg.

Entre sus características técnicas más recientes , el modelo permitiría acceder a las mismas tareas y funciones que ofrece un teléfono inteligente, tales como la lectura de un mensaje, el estado del tiempo, el tránsito vehicular o la ruta más conveniente para llegar a un destino.

Esta es, para Brin, la solución ideal para una interacción útil y natural mediante el uso de los dispositivos móviles, sin tener que desviar la mirada a la pantalla táctil de un smartphone y aislarse del entorno. "¿Es esta la forma de interactuar entre las personas? Lo siento frustrante", dijo el ejecutivo durante su reciente presentación en el evento TED .

Mientas que de los laboratorios de Microsoft Research, Jinha Lee exploró las diferentes alternativas para llevar el uso de un sistema operativo a una profundidad que fuera más allá de la bidimensionalidad de una pantalla convencional. El proyecto, denominado Space Top 3D, está considerado como la primera interfaz tridimensional de un escritorio de una computadora.

Combina el uso tradicional de un teclado físico con la posibilidad de interactuar con los objetos virtuales que aparecen en la pantalla 3D. A su vez, los sensores de un dispositivo registran los gestos y el movimiento de los ojos del usuario para complementar las acciones y lograr un uso intuitivo de los sistemas.

Los dispositivos El proyecto de Microsoft. A inicios del año pasado, Microsoft lanzó al mercado una nueva versión de Kinect, un sistema de reconocimiento de movimientos y voz para trabajar con el programa Windows en PC.

La competencia de Microsoft.  El DephtSense, una cámara fabricada por la firma SoftKinetic es otra propuesta en el mercado. Este aparato puede rastrear movimientos a una distancia de 15 cm.

Las ventas. Kinect ostenta el récord mundial histórico, por ser el que vende más rápido aparatos de consumo, con más de ocho millones de unidades entre noviembre de 2010 y enero de 2011.