placeholder
Experto en E-Learning Educación e Investigación Virtual, diplomado en Gestión de Políticas Públicas de la Universidad Nacional del Litoral de Argentina, maestría de derecho administrativo en la Universidad Técnica Particular de Loja (UTPL). Foto: Pavel Ca

Experto en E-Learning Educación e Investigación Virtual, diplomado en Gestión de Políticas Públicas de la Universidad Nacional del Litoral de Argentina, maestría de derecho administrativo en la Universidad Técnica Particular de Loja (UTPL). Foto: Pavel Calahorrano / LÍDERES

Gabriel Recalde: 'Un ajuste al Código laboral es clave'

29 de julio de 2017 12:27

El titular del Centro de Estudios de la Política Laboral cree que se debe volver al contrato a plazo fijo, pero estableciendo porcentajes de trabajadores con base en cada sector productivo. Considera que se necesita un sindicalismo moderno en Ecuador.

En un momento económicoen el que crece el subempleo y no se crean empleos plenos, el Gobierno busca reducir los trámites laborales y dar facilidades para la contratación de trabajadores en las empresas. ¿Cómo ve esto?

Es una decisión importante porque al generar dinamismo en los procesos se incentiva a las empresas a que contraten. La generación de empleo deja de ser un proceso engorroso y brinda alternativas a problemas que han enfrentado las compañías en materia laboral.

¿Qué más hace falta para impulsar la contratación?

Como Centro de Estudios hemos elaborado una propuesta que, entre otras cosas, incluye el tema de retomar el contrato indefinido. Este permitía que los empleos duraran máximo dos años.

¿Qué plantea el Centro?

El haber eliminado el contrato a plazo fijo y establecer el indefinido luego del tiempo de prueba ha generado problemas en la contratación. La idea del Centro es hacer que existan contratos a plazo fijo en porcentajes, de acuerdo con las actividades económicas.

¿Ya le han propuesto eso al Ministerio del Trabajo?


Lo hemos hecho. El informe de la Organización Mundial de Trabajo (OIT) 2015-2016 establece que se pueden mantener contratos a plazo fijo o determinado, que puedan tener un porcentaje por cada sector productivo.

¿Para lograr esto sería necesario una reforma legal?

Es clave una reforma al Código del Trabajo. Con eso creo que pudiera haber un equilibrio entre las reformas del Gobierno anterior y las que busca realizar el actual.

¿En qué sectores pudiera aplicarse este mecanismo?

El Ministerio tiene definidas 22 comisiones sectoriales en las que se tratan temas diferentes como el salario. En este marco podría revisarse el porcentaje de acuerdo con las diversas comisiones.

¿Qué factores deberían tomarse en cuenta para fijar estos porcentajes?

Debemos fijarnos en un ejercicio similar que se aplicó en el Gobierno anterior, con relación al contrato juvenil. Se establecieron porcentajes por cada comisión sectorial. Se hizo un análisis macroeconómico en el que se tomaron en cuenta factores como productividad, volatilidad del mercado laboral, número de trabajadores por sectores, variables externas que impactan y otros.

¿Qué pasaría en el caso de que las empresas decidieran tener a la persona más allá de los dos años trabajando?

Si pasa ese tiempo se convertiría en un trabajador con estabilidad, con contrato indefinido.

¿Esta es la única reforma que plantean al Código?

No. Otro gran tema que el Gobierno debe analizar es una reforma sobre los contratos colectivos por rama de actividad. A través de eso se podría alcanzar un sindicalismo moderno, diferente.

¿Qué implicaría el ajuste?

Que se establezcan normas para regular la sindicalización de los trabajadores en las empresas que tengan menos de 30 empleados. Ahora solo cuentan con este beneficio las personas que laboran en firmas con más de 30. Sería una oportunidad para universalizar el sindicalismo en el país.

¿Qué beneficios le traería esto a los trabajadores?

Que se apliquen sobre ellos los derechos laborales, compartir con los empresarios el manejo de la compañía al ser parte de los comités empresariales. Pudieran sugerir temas, tener parte del capital accionario, etc. Se trata de sindicatos más dinámicos y de afrontar con los empresarios las situaciones alrededor de las firmas.

El número de sindicatos en el sector privado es muy bajo ahora. ¿Cuál es la razón?

Una de las razones es que se estableció un mínimo de 30 personas en una empresa para conformar sindicatos. Sin embargo, hay obstáculos no formales que dentro de las mismas empresas impiden que se conformen organizaciones sindicales.

¿Cómo cataloga usted a un sindicato moderno?


Uno en el que las partes entiendan que habrá cooperación. En todo el mundo hay sindicatos, los países más capitalistas lo tienen. Pero, acá, los empresarios creen que se crean para demandas, huelgas remuneradas, etc. Los trabajadores, por otro lado, consideran que es para exigencias. Es necesario que se renueve la organización sindical en el Ecuador, tanto a escala pública como privada.

Ahora que nombra a ambos sectores, el Gobierno ha hablado de la posibilidad de unificar las leyes sobre trabajadores públicos y privados en un solo cuerpo. ¿Qué tan positivo es eso?


Se puede hacer pero si solo se tomara una ley; agregarla a otra no sirve. Son básicos los ajustes tanto para el sector público como privado. Hay que analizar las figuras jurídicas laborales en Ecuador.

El Ministerio, a través de acuerdos, ha realizado ajustes en la normativa sobre temas como pasantías. ¿Cree que podría regularse este tema dentro de una reforma al Código del Trabajo?

Considero que es necesario que exista una ley sobre pasantías. Pero la contratación de este personal se puede analizar dentro de las comisiones sectoriales porque ahí se conoce la realidad.

¿Qué se debería aplicar para incentivar a las empresas a contratar pasantes?


Podrían aplicarse incentivos, por ejemplo, tributarios. Una medida interesante que ya existe para los jóvenes secundarios y universitarios es la formación dual. Se desarrolla en institutos y compañías en los que se va aprendiendo, pero también se trabaja y se gana experiencia

Otro de los ajustes hechos vía acuerdo es la posibilidad de que las empresas puedan contratar sustitutos , que deben ser familiares, para las personas con discapacidad severa. ¿La medida ayuda a mejorar la contratación?

En la actualidad las empresas casi que buscan personas discapacitadas para evitar las sanciones del Ministerio. El problema de fijar cuotas es que generan camisas de fuerza. Hay que cumplir porque se tiene una sanción detrás. Al aplicar el tema de los sustitutos se crea una buena idea, pero insisto hay que poner incentivos.

¿Qué tipo de incentivos tributarios podrían ser?


Variables para el pago del anticipo al Impuesto a la Renta (IR), en el propio IR, entre otros. Es importante, además, que haya el acompañamiento para las contrataciones de entes del Estado.