placeholder

Gates y slim, en un proyecto

Los magnates Bill Gates y Carlos Slim, que atesoran las dos mayores fortunas del mundo, inauguraron un nuevo centro de biociencias en México desde el cual se impulsará la investigación en mejoramiento de semillas de trigo y maíz para combatir el hambre.

“De las tres principales cosechas con las que nos alimentamos, arroz, trigo y maíz, en dos, el trabajo clave se hace aquí y es fantástico ver la renovación que ha tenido lugar aquí”, dijo Bill Gates.

Con una inversión de USD 25 millones, donados por la Fundación Carlos Slim, el Centro Internacional de Mejoramiento del Maíz y el Trigo (Cimmyt) fue ampliado y renovado por primera vez desde que en la década de los sesenta se impulsó la Revolución Verde.

Las nuevas instalaciones permitirán acelerar la reproducción de las semillas mediante una caracterización más precisa de sus rasgos genéticos.

El magnate estadounidense, cuya Fundación Bill y Melinda Gates ha invertido en el centro USD 90 millones en proyectos, el último lustro, dijo que se utilizarán “nuevas técnicas que beneficiarán la genética humana y de las plantas, que son básicamente las mismas”.

Por su parte, Carlos Slim indicó que con las inversiones crecía la esperanza de acelerar “la productividad del campo” en México y reducir la necesidad de importar alimentos en un país que solo produce el 58% de los productos del campo que consume y que debería esforzarse en elevarla al 75%. La llamada Revolución Verde permitió enviar desde acá a India y Pakistán 18 000 toneladas de semillas cuando tuvieron “problemas de producción graves (...) y al cabo de cinco años estos países pudieron casi duplicar la producción”, recordó.

Además, desde el Cimmyt se mejorará la tolerancia de las semillas al calor y a las sequías, su resistencia a las plagas y enfermedades, sus propiedades nutricionales, así como la calidad industrial de los granos.   EFE