Lucía Guambo y su abuelo Gonzalo Guambo, en el local (sur de Guayaquil). Foto: Enrique Pesantes / LÍDERES
Redacción Guayaquil
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 1
No 0

Dos generaciones comparten su gusto por elaborar zapatos

Lulú es un emprendimiento que saltó al mercado de Guayaquil, en marzo pasado. Es una marca que nació con la renovación de un negocio familiar.

A la hora de elegir zapatos se toma en cuenta la practicidad y la comodidad que puede ofrecer el calzado, puesto que son compañeros habituales en las largas jornadas de trabajo. A estos elementos, la guayaquileña Lucía Guambo añadió un toque de creatividad para ofrecer diseños llamativos. Así muestra calzados 'Lulú', un emprendimiento que combina los negocios y su afición por la moda.

Ella es nieta del artesano Gonzalo Guambo, quien tiene 50 años de experiencia en la elaboración de zapatos en su local Calzado Mary (sur). Lucía recuerda que creció rodeada de cuero, telas y moldes. Ese gusto y conocimiento por el mundo del calzado la llevaron a dejar su antiguo trabajo en un banco, en septiembre del año pasado. El fin fue darle un nuevo enfoque al negocio familiar.

La vibra creativa de Guambo empezó en su adolescencia y sus primeras clientas fueron compañeras del colegio, para quienes elaboraba modelos en conjunto con su abuelo. Hasta hace poco, con el incentivo de sus amigas, ese proyecto dejó de ser un hobby y se convirtió en una marca propia bajo la tutela de su abuelo. Para iniciar, invirtió USD 3 000.

Guambo dice que empezó con tareas pequeñas, como la confección de zapatos de niña. Considera que su gran despegue fue la participación en la feria La Placita, que se desarrolló en mayo pasado por el Día de la Madre, en la Vía a la Costa. La fecha fue un motor y el resultado: 150 pares de zapatos vendidos.

El inicio empresarial de Lulú estuvo planificado desde noviembre del año pasado, época en la que se dedicó a plasmar su arte en diseños de zapatos, mientras un colaborador de la zapatería de su abuelo le ayudaba en la manufacturación. En marzo pasado, el producto se terminó de definir: se probaron modelos y sacó la producción para su primera feria.

El nicho de Lulú son mujeres entre 15 y 40 años de edad, pero también elabora modelos para niños de dos años, bajo pedido de sus madres. Guambo alista otra producción que venderá a Múa Boutique, en el centro comercial La Rotonda, en el norte de Guayaquil. La producción inicial para esta tienda fue de 80 pares.

Ammy Romero se considera clienta fija de zapatos Lulú, ya que desde que salieron al mercado -dice- ha adquirido cinco pares, y rescata la calidad, acabado, costura, textura, color y diseños.

El negocio

Los precios. Los modelos 'flats' tienen un costo de USD 37, mientras que los zapatos altos y las plataformas, 45. Su utilidad es del 60%.

La expansión. La microempresaria aspira incluir sus productos en otros centros comerciales de Guayaquil.