REDACCIÓN QUITO
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 36
No 27

'Durante la gestión de Eloy Alfaro se destacan tres hechos económicos'

El Gobierno incluyó en la agenda pública la recordación de los 100 años de la muerte del ex presidente Eloy Alfaro (EA). El historiador Wilson Miño analiza sus principales acciones económicas.

En el contexto de los 100 años de la muerte de EA, ¿cuál fue su legado económico en el país?

Sobre la gestión de EA y su impacto en la vida económica creo que hay tres grandes acciones. Indudablemente, la primera es la construcción del ferrocarril, porque tuvo una enorme trascendencia en la vida económica y unió a la Sierra norte con la Costa, influenciada por Guayaquil. Además, dinamizó la agricultura, el comercio y la industria textil serrana.

¿Cuál es la segunda acción destacada de EA?

El establecimiento del patrón oro. Era un sistema monetario que respaldaba al portador de la moneda, con las reservas de oro que estaban obligados a tener los bancos. Eso daba garantías al portador de la moneda, al libre cambio y al libre comercio de la época.

¿Y la tercera?

Fue la ley de ‘manos muertas’, que representó la nacionalización y la expropiación de los grandes latifundios de la Iglesia Católica.

¿El financiamiento del ferrocarril fue el inicio del endeudamiento externo agresivo del país?

No, porque ese momento las políticas de endeudamiento eran complejas y restrictivas. Para EA, establecer el ferrocarril con la creación de una empresa con domicilio en Nueva York (The Guayaquil & Quito Railway Company), significó la renegociación de la deuda inglesa que tenía Ecuador y que García Moreno se había negado a pagar y en un inicio, EA también había suspendido. Pero cuando trata de construir el ferrocarril se ve obligado a renegociar en el mercado internacional estos papeles. Esa fue una operación compleja y difícil que enfrentó el Gobierno de EA para conseguir el financiamiento.

¿La oligarquía guayaquileña -representada en los grandes exportadores de cacao- fue la más beneficiada con la construcción del ferrocarril?

Sobre la construcción del ferrocarril EA tenía una visión para promover la integración entre la Sierra y la Costa si no, no se hacía ‘país’. Y no había ‘país’, porque no había desarrollo y progreso. Él decía: ‘De nada nos va a servir una revolución si no integramos a estas dos regiones’. Pero en los hechos económicos había conflictos entre las élites de la Costa y de la Sierra, sobre todo por la disputa de la mano de obra. En la Costa se pagaba más a los trabajadores en las haciendas cacaoteras, que estaban concentradas en pocas manos; siete familias tenían el 70% de la producción.

¿Cómo se desarrolló el comercio exterior del país con las exportaciones de cacao, y qué pasó con la inversión extranjera que llegó a Ecuador?

Ecuador se vuelve más dependiente de las grandes potencias capitalistas de la época, a nivel del gran comercio, por la exportación de cacao. En cuanto a la inversión extranjera directa, no es tan fuerte la penetración del capital internacional, en la medida en que no hubo grandes inversiones en el país.

¿Cuáles fueron las características económicas que reflejaban la época del liberalismo?

Una fue el ‘boom’ cacaotero, que empezó por 1880 y que tuvo su crisis en 1920. Es una época de expansión, gracias a un sostenido crecimiento de las exportaciones. No olvidemos que el país llegó a ser el principal productor mundial de cacao. Lo paradójico es que durante el declive del gobierno de EA, Ecuador estaba en pleno crecimiento agroexportador.

Para la época, ¿el Gobierno de EA se financiaba exclusivamente con deuda e impuestos?

Los grandes ingresos se registraban en la aduana de Guayaquil por las exportaciones, sobre todo de cacao. Sobre el endeudamiento externo, obviamente el financiamiento del ferrocarril influyó.

Cien años después de la Revolución Liberal, ¿cuáles pudieran ser las similitudes económicas que encuentra con la ‘revolución ciudadana’?

Es una pregunta compleja de responder, si se trata de establecer comparaciones. EA era un gobernante general. Se lo ha criticado, porque por ejemplo, no entregó las tierras de los latifundios religiosos a los campesinos, pero en esa época no había la visión de mejorar la situación de los campesinos y es difícil criticar a EA por no haber hecho una reforma agraria.

La construcción de obra pública o una mayor presencia del estado en la Economía, ¿pueden ser rasgos comunes de ambas ‘revoluciones’?

Puede haber una similitud en la construcción de las grandes obras, como fue la del ferrocarril, y hoy la construcción de vías, escuelas y hospitales.

Si bien son épocas históricas distintas, ¿cómo se puede relacionar en lo económico, la Revolución Liberal con la actual revolución ciudadana?

El liberalismo acelera la penetración del capital en las economías, pero es evidente que en el ‘boom’ cacaotero ecuatoriano funcionaba más como enclave con el capital internacional. Pero después, por los años cincuenta, el capitalismo como tal presiona y penetra las estructuras productivas de los países. La visión del actual Gobierno tiene una posición bastante crítica con el capitalismo que vivimos en el mundo. En ese sentido, no sería liberal la visión que tiene el actual Gobierno en relación con la visión que tenía EA de la economía de aquella época.